To­do igual, pe­ro me­jor

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión -

El Par­ti­do Po­pu­lar no so­lo ga­nó, sino que fue el úni­co que subió en es­ca­ños. Es un buen re­sul­ta­do, aun­que siga te­nien­do com­pli­ca­do for­mar Go­bierno. El PSOE ba­ja, pe­ro con­si­gue al­go que to­do el mun­do da­ba por per­di­do: ser el prin­ci­pal par­ti­do de la opo­si­ción. Fra­ca­só Po­de­mos en su as­pi­ra­ción al sor­pas­so, y Pedro Sán­chez ob­tie­ne una pró­rro­ga, al me­nos teó­ri­ca. Su pér­di­da de es­ca­ños, en cam­bio, anun­cia ma­re­ja­da en esa fuer­za po­lí­ti­ca. A Ciu­da­da­nos no se le en­con­tró uti­li­dad po­lí­ti­ca, fue me­jo­ran­do a lo lar­go de la no­che, pe­ro pa­sa a ser un par­ti­do po­co tras­cen­den­te, aun­que siga sien­do la es­pe­ran­za de Rajoy pa­ra in­ten­tar la ma­yo­ría. Y Uni­dos Po­de­mos su­frió una de­cep­ción que sus lí­de­res no han po­di­do di­si­mu­lar. Que­da co­mo es­ta­ba, su pro­me­sa del pa­raí­so tie­ne que es­pe­rar y tam­po­co dio un gran re­sul­ta­do su alian­za con Iz­quier­da Uni­da.

Es­to es, en tra­zo muy grue­so, lo ocu­rri­do ayer. La pre­gun­ta es si pa­ra es­te via­je ha­cían fal­ta tan­tas al­for­jas. Mi opi­nión es que la si­tua­ción po­lí­ti­ca ha me­jo­ra­do. Muy le­ve­men­te, pe­ro ha me­jo­ra­do. Hoy es más fá­cil for­mar Go­bierno que ha­ce seis me­ses. Hoy, un pac­to en­tre PP, Ciu­da­da­nos, PNV y Coa­li­ción Ca­na­ria que­da­ría a dos es­ca­ños de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta. Y tam­bién pa­re­ce más po­si­ble al­gún ti­po de acuer­do con el Par­ti­do So­cia­lis­ta: de­pen­de del pro­pio par­ti­do, con una Su­sa­na Díaz de­va­lua­da.

¿Qué ha ocu­rri­do aquí? Mu­chas co­sas a un tiem­po. Ha ocu­rri­do que a Rajoy le fun­cio­nó la ape­la­ción al vo­to útil con­tra Ciu­da­da­nos. Ha ocu­rri­do que Uni­dos Po­de­mos to­da­vía no ins­pi­ra con­fian­za su­fi­cien­te pa­ra en­tre­gar­le la ma­yo­ría. Ha ocu­rri­do que la so­cie­dad es­pa­ño­la no es tan de iz­quier­da co­mo pa­re­cía en las en­cues­tas pre­vias. De he­cho, sal­vo error, la ma­yo­ría par­la­men­ta­ria es de cen­tro-de­re­cha. Y ha ocu­rri­do, co­mo es­ta­ba pre­vis­to, que hu­bo un vo­to de úl­ti­ma ho­ra, muy re­fle­xi­vo, que se­gu­ra­men­te se de­jó in­fluir por el bre­xit y por el mie­do que aún pro­du­ce un cam­bio co­mo el su­ge­ri­do por una alian­za de Po­de­mos y los co­mu­nis­tas. De he­cho, la gran ba­ta­lla ha si­do la man­te­ni­da por el PSOE con­tra es­ta coa­li­ción, ade­más de la ci­ta­da del PP con­tra Ciu­da­da­nos.

Hay otros fac­to­res po­si­ti­vos en es­tas elec­cio­nes. Qui­zá el más im­por­tan­te a efec­tos de la es­ta­bi­li­dad del Es­ta­do, y no so­lo del Go­bierno, es que se ale­ja el fan­tas­ma del re­fe­ren­do en Ca­ta­lu­ña, que Po­de­mos lle­va­ba en su pro­gra­ma. Lo peor que le po­día ocu­rrir a es­te país es que un Go­bierno com­ple­jo me­tie­ra a Es­pa­ña en una cri­sis te­rri­to­rial agra­va­da. Su­ma­do to­do, no sa­le un mal ba­lan­ce de es­tas elec­cio­nes. Pe­ro aho­ra to­ca ad­mi­nis­trar­lo. Y hay que pac­tar. Y hay fuer­zas po­lí­ti­cas que dan va­lor de oro a sus es­ca­ños. Se es­cri­bió un ca­pí­tu­lo de la his­to­ria. Aho­ra que­da lo más di­fí­cil, por no de­cir lo peor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.