¿Ha­brá pron­to «fu­ma­ta»?

La Voz de Galicia (Lugo) - - | -

La in­men­sa ma­yo­ría de los es­pa­ño­les nos pre­gun­ta­mos si se for­ma­rá Go­bierno de for­ma más o me­nos rá­pi­da o si, por el con­tra­rio, nues­tros lí­de­res po­lí­ti­cos se­gui­rán echan­do mano de sus en­fren­ta­mien­tos per­so­na­les sin im­por­tar­les la es­ta­bi­li­dad del país. Tras co­no­cer los re­sul­ta­dos del do­min­go, la co­sa parece cla­ra. A ver con qué ca­ra los tres per­de­do­res de los co­mi­cios le di­cen al úni­co ga­na­dor que des­alo­je la Mon­cloa. Sánchez, de no mar­char­se pa­ra ca­sa tras ob­te­ner tan desas­tro­sos re­sul­ta­dos, tie­ne que asu­mir su de­rro­ta, de­jan­do de con­si­de­rar­la una victoria por­que no se ha­ya pro­du­ci­do el sor­pas­so. El so­ber­bio Igle­sias, aun­que de­be­mos dar por se­gu­ro que se­gui­rá ma­rean­do la per­diz en bus­ca de pol­tro­na de en­jun­dia, to­có te­cho, y en es­tos mo­men­tos ya ha­brá re­pa­ra­do en que los es­pa­ño­les, a quien tan­to ha pro­me­ti­do, de ton­tos te­ne­mos lo jus­to. Ri­ve­ra vio pa­sar su opor­tu­ni­dad, des­pués de que los elec­to­res re­pa­ra­ran en que a su for­ma­ción le fal­ta to­da­vía un bar­niz pa­ra ac­ce­der a po­si­cio­nes de má­xi­ma res­pon­sa­bi­li­dad. La­men­to pro­fun­da­men­te el hun­di­mien­to del PSOE, de la mis­ma ma­ne­ra que me ale­gro in­fi­ni­to de que el ver­sá­til le­ni­nis­ta re­con­du­ci­do a so­cial­de­mó­cra­ta ha­ya su­fri­do se­me­jan­te ba­ta­ca­zo res­pec­to a sus pre­ten­sio­nes de ser el pró­xi­mo pre­si­den­te del Go­bierno. Su am­bi­ción es tan des­me­di­da co­mo pe­li­gro­sa. Per­so­nal­men­te de­fen­dí la te­sis de que Ra­joy no era el can­di­da­to más idó­neo con que de­bía pre­sen­tar­se el PP. Evi­den­te­men­te erré en mi apre­cia­ción. Por mu­cha eró­ti­ca del po­der que an­he­len los per­de­do­res no pue­den cues­tio­nar la le­gi­ti­mi­dad del au­tén­ti­co triun­fa­dor. Eso no se­ría ero­tis­mo. Se­ría por­no­gra­fía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.