Un in­ge­nio­so cul­ti­vo de se­tas en la en­ci­me­ra de nues­tra ca­sa

La Voz de Galicia (Lugo) - - | | | 7 Terra - S. CA­BRE­RO

Con una sim­ple ca­ja, un cui­da­do mí­ni­mo y una fa­ci­li­dad real­men­te ex­tra­or­di­na­ria, cual­quier ciu­da­dano de a pie pue­de te­ner to­do un cul­ti­vo de se­tas en la co­ci­na de su ca­sa. Lis­tas pa­ra cor­tar y co­ci­nar en el mo­men­to que se deseen. Esa es la ge­nial idea que se es­con­de de­trás de la em­pre­sa es­pa­ño­la Se­ta’s Poc­ket, una ini­cia­ti­va que com­bi­na el au­to­cul­ti­vo de hon­gos con el re­ci­cla­je de po­sos de ca­fé.

Es­te cu­rio­so pro­duc­to es­tá for­ma­do por co­sas apa­ren­te­men­te muy sim­ples. Una ca­ja que in­clu­ye se­mi­llas y sus­tra­to for­man la ba­se del cul­ti­vo, que es com­ple­ta­do con un sim­ple pul­ve­ri­za­dor. Con es­tos ar­tícu­los de fá­cil ma­ne­jo, el pro­ce­der no po­día ser muy complicado. Se­gún ex­pli­can los in­ven­to­res de es­te sis­te­ma, pa­ra te­ner se­tas en ca­sa so­lo es ne­ce­sa­rio ha­cer una pe­que­ña aper­tu­ra pa­ra que en­tre la luz, re­gar con agua ca­da po­co tiem­po y es­pe­rar a que el mi­la­gro co­mience a apa­re­cer en for­ma de se­ta.

Pe­ro de­trás de es­ta ini­cia­ti­va exis­te un ob­je­ti­vo mu­cho ma­yor. Por­que de­trás de es­te pro­duc­to tan lla­ma­ti­vo se en­cuen­tra el con­cep­to de la eco­no­mía azul, que va in­clu­so un pa­so más allá de lo que hoy co­no­ce­mos co­mo eco­no­mía ver­de, y que pre­ten­de apro­ve­char el desecho de una ca­de­na de pro­duc­ción —en es­te ca­so la del ca­fé— co­mo ma­te­ria pri­ma de la si­guien­te. La tra­duc­ción es sim­ple. Las ca­jas de Se­ta’s Poc­ket re­uti­li­zan los res­tos del ca­fé co­mo com­ple­men­to ve­ge­tal de las se­tas.

Y en es­tas pe­que­ñas ca­jas to­do es­tá pen­sa­do. Por­que sus crea­do­res ase­gu­ran que las tres va­rie­da­des de se­tas que ac­tual­men­te co­mer­cia­li­zan no sa­ben a ca­fé ni en nin­gún ca­so po­seen ca­feí­na. Con una fia­bi­li­dad de cre­ci­mien­to que prác­ti­ca­men­te es del cien por cien, los usua­rios pue­den plan­tar en la en­ci­me­ra de su ca­sa se­ta de os­tra (pleu­ro­tus os­trea­tus), ac­tual­men­te la se­gun­da más ven­di­da en Es­pa­ña des­pués del tra­di­cio­nal cham­pi­ñón, y otras dos es­pe­cies al­go más ra­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.