Drag­hi ci­fra en me­dio pun­to del PIB el gol­pe a la eu­ro­zo­na en 3 años

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - M. M.

El pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo (BCE), el ita­lano Ma­rio Drag­hi, ade­lan­tó ano­che an­te los lí­de­res eu­ro­peos que el bre­xit pue­de res­tar en­tre 0,3 y 0,5 pun­tos de crecimiento a la eu­ro­zo­na en tres años, y les ad­vir­tió de que de­ben com­pro­me­ter­se a tra­ba­jar «jun­tos», se­gún fuen­tes co­mu­ni­ta­rias ci­ta­das por la agen­cia Efe. De­lan­te tam­bién de Da­vid Ca­me­ron, Drag­hi ex­pli­có que an­tes del re­fe­ren­do ce­le­bra­do el pa­sa­do día 23 en Reino Uni­do se es­pe­ra­ba que el crecimiento fue­ra «sos­te­ni­do», que la in­fla­ción se ele­va­ra a fi­na­les de año y el cré­di­to ex­pe­ri­men­ta­se un «crecimiento ro­bus­to». To­do ello pue­de des­ba­ra­tar­se. El BCE con­si­de­ra que ese re­cor­te de me­dio pun­to de PIB en tres años — en­tre el 2016 y el 2018— es una ci­fra co­rrec­ta, siem­pre se­gún es­tas fuen­tes, pe­ro que se que­da­ría cor­to pa­ra el Reino Uni­do, don­de se es­pe­ra que sea mu­cho ma­yor y que in­clu­so pue­da en­trar en re­ce­sión.

Drag­hi no se ha que­da­do so­lo en pa­la­bras. Los nú­me­ros han co­men­za­do a ha­blar del mu­ro de con­ten­ción le­van­ta­do pre­ci­sa­men­te por el BCE pa­ra evi­tar ma­les ma­yo­res. Con las ci­fras fa­ci­li­ta­das por la pro­pia en­ti­dad, aho­ra sa­be­mos que, des­de que es­ta­lló la tor­men­ta, el ita­liano se ha gas­ta­do 21.500 mi­llo­nes de eu­ros en con­te­ner la ira de los mer­ca­dos y evi­tar que las pri­mas de ries­go de los más dé­bi­les se dis­pa­ra­sen. De ese di­ne­ro, 17.100 mi­llo­nes de eu­ros co­rres­pon­den a deu­da so­be­ra­na y otros 2.600 mi­llo­nes a bo­nos de em­pre­sas.

Ya a pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na de la desas­tro­sa jor­na­da del 24 de ju­nio, cuan­do a los in­ver­so­res se les atra­gan­tó el desa­yuno con la no­ti­cia de la vic­to­ria del bre­xit, ha­bía de­ja­do cla­ro que no iba a per­ma­ne­cer de bra­zos cru­za­dos an­te el desas­tre. Su­man­do su voz, co­mo era de es­pe­rar, al de otros ban­cos cen­tra­les que anun­cia­ron su com­pro­mi­so pa­ra su­mi­nis­trar to­da la li­qui­dez que hi­cie­se fal­ta. En su mo­ne­da y en otras di­vi­sas in­ter­na­cio­na­les. El ob­je­ti­vo: evi­tar un co­lap­so de li­qui­dez y su­mi­nis­trar a las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras to­das las li­bras o eu­ros ne­ce­sa­rios pa­ra res­pon­der a las ope­ra­cio­nes de clien­tes e in­ver­so­res.

Y mien­tras en los mer­ca­dos, al ter­cer día es­cam­pó. Ce­só la tor­men­ta de ven­tas que sa­cu­día las me­sas de ope­ra­cio­nes des­de que se con­fir­mó el triun­fo del bre­xit, y las pla­zas del Vie­jo Con­ti­nen­te dis­fru­ta­ron de su pri­mer re­bo­te. In­su­fi­cien­te pa­ra res­ta­ñar las he­ri­das. En el caso del Ibex, la re­cu­pe­ra­ción fue del 2,48 %, has­ta los 7.835 pun­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.