¿«Bre­xit» pa­ra el in­glés?

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - JUAN CAR­LOS MAR­TÍ­NEZ

La sa­li­da del Reino Uni­do de la UE po­dría te­ner un efec­to in­sos­pe­cha­do: que el idio­ma de Sha­kes­pea­re de­je de ser len­gua fran­ca en las ins­ti­tu­cio­nes co­mu­ni­ta­rias. Po­lí­ti­cos fran­ce­ses re­cla­ma­ron es­te cam­bio, y ayer lo pu­so en prác­ti­ca, no se sa­be si por cues­tión de flui­dez o pa­ra ha­cer vi­si­ble su dis­gus­to a los par­ti­da­rios del bre­xit, el pre­si­den­te de la Co­mi­sión, Jean-Clau­de Junc­ker, que en sus in­ter­ven­cio­nes en el Par­la­men­to eu­ro­peo, uti­li­zó ca­si ex­clu­si­va­men­te el fran­cés y el ale­mán.

Dos po­lí­ti­cos ga­los de muy dis­tin­tas ideo­lo­gías re­cla­ma­ron, a tra­vés de Twitter, que si el Reino Uni­do se va de la Unión se lle­ve tam­bién su idio­ma. Uno fue Ro­bert Mé­nard, pró­xi­mo al Fren­te Na­cio­nal, eu­ro­es­cép­ti­co y al­cal­de de Bé­ziers, una pe­que­ña ciudad de Lan­gue­doc. Pa­ra él, el in­glés ya no tie­ne le­gi­ti­mi­dad pa­ra ser la len­gua co­mún de las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas. A es­te tuit, col­ga­do el día 24, aña­día ayer otro: «El bre­xit es una opor­tu­ni­dad úni­ca pa­ra la len­gua fran­ce­sa, que de­be re­cu­pe­rar su an­ti­guo es­ta­tus en la UE».

El otro po­lí­ti­co es Jean-Luc Mé­len­chon, eu­ro­dipu­tado, ex mi­nis­tro y can­di­da­to del Fren­te de Iz­quier­das a la pre­si­den­cia. Sin lle­gar a ha­blar de le­gi­ti­mi­dad, afir­mó, tam­bién en Twitter, que el in­glés ya no pue­de ser «la ter­ce­ra len­gua» del Par­la­men­to eu­ro­peo.

Mé­nard se ex­pre­sa con pro­pie­dad cuan­do di­ce que el fran­cés de­be re­cu­pe­rar su es­ta­tus. Los pri­me­ros idio­mas-puen­te de la CEE fue­ron el fran­cés y el ale­mán. So­lo cuan­do se in­cor­po­ró Gran Bre­ta­ña se aña­dió el in­glés co­mo idio­ma de uso co­ti­diano. Con el pa­so de los años se ha con­ver­ti­do en el más uti­li­za­do, so­bre to­do con la ad­he­sión de paí­ses del Es­te sin con­tac­to con las áreas lin­güís­ti­cas ger­ma­na ni ga­la.

Tam­po­co ye­rra ple­na­men­te el po­lí­ti­co de­re­chis­ta al in­vo­car la le­gi­ti­mi­dad. Hay 24 idio­mas ofi­cia­les en la UE, que ad­qui­rie­ron tal ca­rác­ter cuan­do lo re­cla­ma­ron las na­cio­nes que se fue­ron in­cor­po­ran­do. Si Gran Bre­ta­ña fi­nal­men­te se va, que­dan dos paí­ses an­gló­fo­nos: Ir­lan­da y Mal­ta, pe­ro es­tos re­cla­ma­ron en su día que se re­co­no­cie­sen sus idio­mas pro­pios, de uso muy mi­no­ri­ta­rio: el gaé­li­co y el mal­tés.

The Ti­mes se pre­gun­ta­ba ayer so­bre el fu­tu­ro «de nues­tro prin­ci­pal pro­duc­to de ex­por­ta­ción», el idio­ma. La ofi­ci­na de la Co­mi­sión Eu­ro­pea en Ir­lan­da se apre­su­ró a tran­qui­li­zar a la po­bla­ción de la is­la, al ase­gu­rar que «cual­quier cam­bio en el ré­gi­men de idio­mas de la UE de­be ser apro­ba­do por una­ni­mi­dad de los miem­bros, in­clui­da Ir­lan­da». Pe­ro si fi­nal­men­te el Reino Uni­do aban­do­na, la po­bla­ción an­glo­par­lan­te de la Unión se­rá ape­nas un 1 %, y fran­ce­ses y ale­ma­nes po­drían re­cla­mar «su an­ti­guo es­ta­tus» lin­güís­ti­co..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.