La po­li­cía lo­cal co­men­za­rá el lu­nes a san­cio­nar a to­das las te­rra­zas que in­cum­plan la or­de­nan­za

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sarria - X. R. PENOUCOS

La Po­li­cía Lo­cal de Sa­rria co­men­za­rá el pró­xi­mo lu­nes a san­cio­nar las te­rra­zas que in­cum­plan la nor­ma­ti­va que en­tró en vi­gor ha­ce unas se­ma­nas.

La al­cal­de­sa, Pilar Ló­pez, la de­le­ga­da de Ur­ba­nis­mo, Sil­via Váz­quez, y téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les, man­tu­vie­ron una reunión con los agen­tes en la que les acla­ra­ron el pro­ce­di­mien­to que tie­nen que se­guir y les en­tre­ga­ron los co­rres­pon­dien­tes bo­le­ti­nes que tie­nen que cu­brir con las de­nun­cias que im­pon­gan.

Los pri­me­ros lo­ca­les so­bre los que ac­tua­rán se­rán los que no pre­sen­ta­ron nin­gu­na so­li­ci­tud pa­ra ocu­par la vía pú­bli­ca. A con­ti­nua­ción se­gui­rán con los que pre­sen­ta­ron pro­yec­to y los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les con­si­de­ra­ron que no se ajus­ta­ba a la nor­ma­ti­va y con­clui­rán con una ins­pec­ción a to­das las te­rra­zas.

La pri­me­ra de­ter­mi­na­ción que adop­ta­rán con­tra las ins­ta­la­cio­nes que in­cum­plan la nor­ma­ti­va se­rá una san­ción ad­mi­nis­tra­ti­va cu­ya cuan­tía eco­nó­mi­ca os­ci­la­rá en­tre los 500 y los 1.000 eu­ros. Las dos res­tan­tes, que po­drían lle­var­se a ca­bo en un es­pa­cio de dos días en­tre ca­da una, ya se­rán mul­tas coer­ci­ti­vas de un im­por­te que ron­da­ría los 1.000 eu­ros. La cuar­ta se­ría tam­bién una mul­ta coer­ci­ti­va de un im­por­te si­mi­lar a las dos an­te­rio­res, a la que se su­ma­ría que la si­tua­ción se pon­dría en co­no­ci­mien­to de la Fis­ca­lía.

El im­por­te de es­tas san­cio­nes se­ría el des­ti­na­do a to­dos aque­llos ne­go­cios que ocu­pen un es­pa­cio pú­bli­co sin au­to­ri­za­ción. La cuan­tía se­ría ma­yor pa­ra los ne­go­cios que usen co­mo te­rra­zas es­pa­cio pri­va­do.

Re­ti­ra­da de mo­bi­lia­rio

En el caso de que se lle­ga­ra a la cuar­ta mul­ta coer­ci­ti­va, el per­so­nal del Con­ce­llo tam­bién pro­ce­de­ría a re­ti­rar con me­dios pro­pios el mo­bi­lia­rio que es­tu­vie­ra ocu­pan­do es­pa­cio pú­bli­co sin au­to­ri­za­ción. El im­por­te de es­ta ac­tua­ción tam­bién co­rre­ría a car­go de los in­frac­to­res de la or­de­nan­za.

Las úl­ti­mas ad­ver­ten­cias del Con­ce­llo tra­je­ron co­mo con­se­cuen­cia que la ma­yo­ría de lo­ca­les de­ter­mi­na­ran aca­tar la or­de­nan­za. Los ca­sos más evi­den­tes fue­ron los de va­rios ne­go­cios de la ca­lle Cal­vo So­te­lo que re­ti­ra­ron los cie­rres fi­jos que lle­va­ban años co­lo­ca­dos so­bre la ace­ra y que pre­sen­ta­ron pro­yec­tos pa­ra ade­cuar las nue­vas te­rra­zas a la nor­ma­ti­va.

La in­ten­ción del equi­po de go­bierno, si los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les con­si­guen eva­luar to­dos los pro­yec­tos, es la de tra­tar­los en la jun­ta de go­bierno que se ce­le­bra­rá el pró­xi­mo miér­co­les.

Has­ta el mo­men­to so­lo 5 lo­ca­les pre­sen­ta­ron pro­yec­tos que fue­ron acep­ta­dos, de los res­tan­tes la gran ma­yo­ría ya pre­sen­ta­ron nue­vos do­cu­men­tos con los cam­bios que les exi­gían. So­lo una mi­no­ría no ela­bo­ró nin­gún pro­yec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.