El con­cier­to de Fór­mu­la V en Ou­ren­se su­peró en 1.500 per­so­nas el afo­ro má­xi­mo fi­ja­do por la po­li­cía lo­cal

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - RU­BÉN NÓ­VOA

El ti­rón de los éxi­tos se­ten­te­ros de Fór­mu­la V tu­vo un éxi­to in­cues­tio­na­ble el pa­sa­do mar­tes en Ou­ren­se. Tan­to que su­peró con cre­ces las lí­neas ro­jas del plan de se­gu­ri­dad pre­vis­to con mo­ti­vo de las fies­tas de la ciudad de As Bur­gas. En ese do­cu­men­to, que cuen­ta con el aval de los in­for­mes de Bom­be­ros y Po­li­cía Lo­cal, se es­ta­ble­cía un afo­ro má­xi­mo de 2.500 per­so­nas du­ran­te los con­cier­tos en la pra­za Maior. Pe­se a ello, des­de el Con­ce­llo de Ou­ren­se se di­vul­ga­ba ayer una no­ta de pren­sa de ba­lan­ce con las asis­ten­cias a los con­cier­tos que has­ta aho­ra se han ce­le­bra­do y se apun­ta­ba a la pre­sen­cia de más de 4.000 asis­ten­tes en la ac­tua­ción de Fór­mu­la V. Es de­cir, que el nú­me­ro de per­so­nas que es­tu­vie­ron en la Pra­za Maior ou­ren­sa­na su­peró en 1.500 lo que es­ta­ble­cía el plan de se­gu­ri­dad. Y más que hu­bie­ran si­do, ya que fuen­tes mu­ni­ci­pa­les apun­ta­ron a que «por des­gra­za, hou­bo moi­ta xen­te que ti­vo que que­dar fó­ra do re­cin­to e es­coi­tar o con­cer­to den­de as rúas do re­dor».

El de Fór­mu­la V no fue el úni­co con­cier­to en que se su­peró el afo­ro má­xi­mo. Lo mis­mo su­ce­dió en el que abría las fies­tas, ya que la ac­tua­ción del sá­ba­do de Xoel Ló­pez —de for­ma pre­via se pro­du­jo la lec­tu­ra del pre­gón de Ale­jan­dro Blan­co, pre­si­den­te del Co­mi­té Olím­pi­co Es­pa­ñol— fue se­gui­da por unas 3.500 per­so­nas. En es­te caso, se­gún las mis­mas fuen­tes, sí que se ac­ti­vó el plan de se­gu­ri­dad es­ta­ble­ci­do y a par­tir de las on­ce de la no­che no se per­mi­tió la en­tra­da de más pú­bli­co. Me­nos ti­rón tu­vo la ac­tua­ción de Ma­ría do Ceo, que fue pre­sen­cia­da por 1.500 se­gui­do­res. Des­de el go­bierno mu­ni­ci­pal ase­gu­ran que en el ecua­dor de las fies­tas han par­ti­ci­pa­do más de 12.500 ve­ci­nos en los prin­ci­pa­les con­cier­tos y ac­tos cul­tu­ra­les pro­gra­ma­dos pa­ra es­tos días.

Mie­do por el lleno

Que en la pra­za Maior no ca­bía el pa­sa­do mar­tes «ni un al­fi­ler» fue una sen­sa­ción ge­ne­ra­li­za­da en­tre los asis­ten­tes al con­cier­to y tam­bién en­tre los que se que­da­ron en las ca­lles ale­da­ñas. Así que­dó re­fle­ja­do en las di­fe­ren­tes re­des so­cia­les por va­rios de los asis­ten­tes. Hay, sin em­bar­go, quien tam­bién tu­vo sen­sa­ción de ago­bio y pe­li­gro. Así lo re­fle­jó la can­tan­te ou­ren­sa­na Sil­via Alon­so quien a tra­vés de su pá­gi­na de Fa­ce­book de­ja­ba el si­guien­te men­sa­je: «Ni los Ro­lling Sto­ne tie­nen un sis­te­ma de se­gu­ri­dad co­mo el que aca­ba­mos de vi­vir. Fan­tás­ti­ca la idea del con­trol de afo­ro, pe­ro ma­la la eje­cu­ción por los em­plea­dos de la em­pre­sa. Por un mo­men­to creí que en cual­quier mo­men­to po­dría mo­rir aplas­ta­da con­tra una va­lla con mis so­bri­nas pe­que­ñas».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.