Ed Mi­li­band se une al ase­dio a su je­fe de fi­las

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional -

In­sos­te­ni­ble. Así ve el an­te­rior lí­der la­bo­ris­ta Ed Mi­li­band la po­si­ción de Je­remy Corbyn una vez que ha per­di­do el res­pal­do del 80 por cien­to de sus dipu­tados tras la vo­ta­ción de la mo­ción de con­fian­za, por lo que hi­zo un nue­vo lla­ma­mien­to pa­ra que re­nun­cie. «No­so­tros en el Par­ti­do La­bo­ris­ta te­ne­mos que pen­sar en el país. He apo­ya­do a Je­remy Corbyn des­de el mo­men­to en que fue ele­gi­do. Era lo que ha­bía que ha­cer», de­cla­ró a la BBC. «Creo que mu­cho de lo que él re­pre­sen­ta es muy im­por­tan­te pa­ra no­so­tros en el fu­tu­ro, pe­ro he lle­ga­do a la con­clu­sión a re­ga­ña­dien­tes de que su po­si­ción es in­sos­te­ni­ble».

El co­mu­ni­ca­do de Mi­li­band sor­pren­dió a mu­chos en su par­ti­do pues, co­mo él mis­mo di­ce, ha­bía apo­ya­do pre­via­men­te a Corbyn y fue ade­más el que lo in­tro­du­jo el pa­sa­do sep­tiem­bre en el pro­ce­so de elec­ción de nue­vo lí­der tras su aban­dono. Aho­ra, re­cla­ma que el la­bo­ris­mo se una en torno a un can­di­da­to al­ter­na­ti­vo.

Mi­li­band se su­ma así a una lar­ga lis­ta de dipu­tados y po­lí­ti­cos la­bo­ris­tas que exi­gen a Corbyn que arro­je la toa­lla. A los dipu­tados re­bel­des se les unie­ron ayer 20 eu­ro­dipu­tados, 77 con­ce­ja­les re­par­ti­dos por to­do el te­rri­to­rio bri­tá­ni­co y la re­cién nom­bra­da mi­nis­tra en la som­bra de la car­te­ra de Edu­ca­ción, quien ape­nas du­ró dos días en su car­go.

Du­ran­te la jor­na­da de ayer, la ru­mo­ro­lo­gía fue una cons­tan­te que gi­ró en torno a po­si­bles co­mu­ni­ca­dos de res­pal­do o ruptura del apo­yo de los sin­di­ca­tos, los prin­ci­pa­les alia­dos de Corbyn. No obs­tan­te, es­te se ha pa­ra­pe­ta­do de­trás del apo­yo que le brin­da un gru­po de fie­les en­tre los que des­ta­ca el je­fe ad­jun­to del gru­po, Tom Wat­son. «To­do el mun­do ne­ce­si­ta cal­mar­se y tra­tar de evi­tar una gue­rra ci­vil en el par­ti­do. No hay que pre­ci­pi­tar­se en una de­ci­sión so­bre la di­rec­ción que se­ría irre­ver­si­ble», ex­pli­ca­ban ayer fuen­tes pró­xi­mas a Wat­son, quien se con­ver­ti­ría en lí­der si fi­nal­men­te Corbyn di­mi­te.

Los alia­dos de es­te si­guen te­nien­do co­mo prin­ci­pal va­le­dor al má­xi­mo res­pon­sa­ble eco­nó­mi­co, John McDon­nell, quien pi­dió a sus com­pa­ñe­ros que acep­ten su li­de­raz­go y que se pon­ga fin a la ac­tual «mal­dad». «Pa­re­ce que aho­ra va­mos a te­ner una elec­ción de la di­rec­ción. To­do lo que de­ci­mos a los par­la­men­ta­rios es que si­gan las re­glas la­bo­ris­tas y que, si ha de ha­ber una elec­ción, res­pe­ten los de­seos de nues­tros mi­li­tan­tes», di­jo a la pren­sa a las puer­tas de su ca­sa.

Más de 230.000 per­so­nas han fir­ma­do una pe­ti­ción en lí­nea en la que ex­pre­san su con­fian­za en el lí­der de la opo­si­ción. Pe­ro su si­tua­ción es de­ses­pe­ra­da. La pri­me­ra fi­la de la opo­si­ción tie­ne seis va­can­tes y de­be nom­brar a otros cua­ren­ta car­gos par­la­men­ta­rios, pe­ro no los tie­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.