La UE pro­rro­ga 18 me­ses el uso del po­lé­mi­co her­bi­ci­da de las ca­rre­te­ras

Aprue­ba una mo­ra­to­ria li­mi­ta­da del gli­fo­sa­to pa­ra es­tu­diar a fon­do su efec­to en la sa­lud

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - PA­BLO GON­ZÁ­LEZ

Co­mo era pre­vi­si­ble, la Co­mi­sión Eu­ro­pea apro­bó ayer una pró­rro­ga de 18 me­ses pa­ra que agri­cul­to­res y dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes eu­ro­peas pue­dan se­guir uti­li­zan­do el gli­fo­sa­to, al ter­mi­nar­se hoy el pla­zo de 15 años que de ofi­cio dis­fru­tan los prin­ci­pios ac­ti­vos au­to­ri­za­dos por Bru­se­las. En es­te caso se tra­ta de un con­tro­ver­ti­do com­pues­to pre­sen­te en la in­men­sa ma­yo­ría de her­bi­ci­das de uso co­mún en la agricultura y en el con­trol de la ve­ge­ta­ción no desea­da en vías de co­mu­ni­ca­ción y par­ques pú­bli­cos.

An­te las re­ti­cen­cias de dis­tin­tos paí­ses de gran pe­so en la UE co­mo Ale­ma­nia —que se abs­tu­vo en las vo­ta­cio­nes pre­vias— y Francia —que vo­tó en con­tra—, los res­pon­sa­bles co­mu­ni­ta­rios de Sa­lud y Se­gu­ri­dad Ali­men­ta­ria de­ci­die­ron ha­bi­li­tar una mo­ra­to­ria li­mi­ta­da, mien­tras que en pa­ra­le­lo se en­car­ga­rán nue­vos es­tu­dios cien­tí­fi­cos pa­ra ana­li­zar el efec­to del gli­fo­sa­to en la sa­lud.

Por el mo­men­to no exis­te un con­sen­so cien­tí­fi­co so­bre es­tos efec­tos. Un in­for­me de mar­zo del 2015 de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal pa­ra la In­ves­ti­ga­ción del Cán­cer, de­pen­dien­te de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), dic­ta­mi­nó que el gli­fo­sa­to es «pro­ba­ble­men­te can­ce­rí­geno pa­ra los se­res hu­ma­nos». Es­te es el in­for­me al que otor­gan más va­lor los eco­lo­gis­tas y los re­pre­sen­tan­tes de la agricultura eco­ló­gi­ca, mien­tras que la Co­mi­sión, los paí­ses que vo­ta­ron a fa­vor —en­tre ellos Es­pa­ña— y la in­dus­tria pro­duc­to­ra dan cré­di­to al dic­ta­men de la Agen­cia Eu­ro­pea de Se­gu­ri­dad Ali­men­ta­ria (AESA), que con­clu­yó que era po­co pro­ba­ble que es­te prin­ci­pio ac­ti­vo pro­vo­ca­ra cán­cer.

Ma­les­tar en la Co­mi­sión

A fal­ta de una ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da en­tre los es­ta­dos miem­bros, el co­mi­sa­rio de Sa­lud y Se­gu­ri­dad Ali­men­ta­ria, Vy­te­nis An­driu­kai­tis, ex­pli­có en Bru­se­las que se de­ci­dió pro­lon­gar la au­to­ri­za­ción «has­ta que la Agen­cia Eu­ro­pea de Sus­tan­cias y Mez­clas Quí­mi­cas pu­bli­que su dic­ta­men, co­mo muy tar­de a fi­na­les de 2017». «He­mos abor­da­do el asun­to con los Es­ta­dos miem­bros en el co­mi­té per­ma­nen­te, en el co­mi­té de ape­la­ción y en los bi­la­te­ra­les. Es­toy sor­pren­di­do por las po­si­cio­nes de al­gu­nos de ellos, que no han que­ri­do es­cu­char nues­tras pro­pues­tas», la­men­tó An­driu­kai­tis. La Co­mi­sión se vio obli­ga­da a to­mar una de­ci­sión en so­li­ta­rio en ple­na cri­sis del Bre­xit.

«Es­toy se­gu­ro que mu­chos ca­li­fi­ca­rán [la de­ci­sión] co­mo una vic­to­ria pa­ra nues­tra in­dus­tria», co­men­tó a Fran­ce Pres­se Grae­me Tay­lor, por­ta­voz de la aso­cia­ción de pro­duc­to­res eu­ro­peos de pro­duc­tos fi­to­sa­ni­ta­rios, de la que for­man par­te com­pa­ñías co­mo Mon­san­to, Ba­yer, Dow, BASF o Syn­gen­ta. Sin em­bar­go la in­dus­tria no es­tá tan sa­tis­fe­cha con la de­ci­sión de la Co­mi­sión, ya que pre­ten­dían re­no­var la li­cen­cia por los 15 años ha­bi­tua­les o, al me­nos, por un pe­río­do de nue­ve. Aho­ra uno de sus ne­go­cios más flo­re­cien­tes se en­fren­ta a un pe­río­do de in­cer­ti­dum­bre.

Los eco­lo­gis­tas es­tán al me­nos con­for­mes con una mo­ra­to­ria li­mi­ta­da, aun­que or­ga­ni­za­cio­nes co­mo Green­pea­ce so­li­ci­ta­ron ayer a la Co­mi­sión que ela­bo­re un plan de sa­li­da del gli­fo­sa­to, pues­to que el fin de la pró­rro­ga «es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na» y es evi­den­te que es ne­ce­sa­rio im­ple­men­tar dis­tin­tas al­ter­na­ti­vas. Ade­más, pi­de a los Es­ta­dos miem­bros que du­ran­te es­te pla­zo pon­gan en mar­cha «res­tric­cio­nes pa­ra evi­tar la ex­po­si­ción a ciu­da­da­nos y tra­ba­ja­do­res a es­te her­bi­ci­da», que es el más uti­li­za­do del mun­do. La or­ga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta tam­bién exi­gen prohi­bir los usos no pro­fe­sio­na­les den­tro o cer­ca de par­ques pú­bli­cos, zo­nas de jue­gos in­fan­ti­les, jar­di­nes y en el uso de prác­ti­cas de deseca­ción pa­ra ade­lan­tar las co­se­chas.

JO­SÉ MA­NUEL CA­SAL

El gli­fo­sa­to es muy uti­li­za­do en Ga­li­cia pa­ra lim­piar las malas hier­bas en las cu­ne­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.