Aten­ción in­te­gral pa­ra los ni­ños con pa­rá­li­sis ce­re­bral

La Obra So­cial ‘la Cai­xa’ res­pal­da una ini­cia­ti­va pio­ne­ra

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - R. R. GAR­CÍA

Es­cue­la, ca­sa y co­mu­ni­dad. Es el trián­gu­lo de la in­te­gra­ción, los tres pi­la­res so­bre los que se sus­ten­ta el pro­yec­to CAI-Cen­tro de Aten­ción In­fan­til de la Aso­cia­ción de Fa­mi­lias de Per­so­nas con Pa­rá­li­sis Ce­re­bral (Apamp) pa­ra el abor­da­je in­te­gral a ni­ños de 0 a 16 años con pa­rá­li­sis ce­re­bral, una ini­cia­ti­va res­pal­da­da por la Obra So­cial ‘la Cai­xa’, que ha apor­ta­do una ayu­da de 21.000 eu­ros.

Ca­da me­nor afec­ta­do por es­ta pa­to­lo­gía es un pe­que­ño uni­ver­so. Nin­guno es igual a otro y sus ne­ce­si­da­des di­ver­sas. En un tras­torno neu­ro­ló­gi­co de es­te ti­po lo más co­mún son las di­fi­cul­ta­des mo­to­ras, pe­ro, se­gún el gra­do de la le­sión, el aba­ni­co es muy am­plio, des­de una te­tra­ple­jia a una pe­que­ña di­fi­cul­tad pa­ra mo­ver­se. Tam­po­co es el úni­co con­tra­tiem­po al que se en­fren­tan, ya que pue­den pre­sen­tar dis­fun­cio­nes sen­so­ria­les (vis­ta u oí­do), cri­sis epi­lép­ti­cas, pro­ble­mas de sa­lud que van des­de los di­ges­ti­vos y res­pi­ra­to­rios a los car­dio­vas­cu­la­res y den­ta­les o di­fi­cul­ta­des en el apren­di­za­je. Ca­da afec­ta­do re­quie­re de una aten­ción es­pe­cí­fi­ca que en el ám­bi­to edu­ca­ti­vo no siem­pre pue­de ser aten­di­da por los es­ca­sos re­cur­sos que exis­ten, pe­se a que la in­te­gra­ción en la es­cue­la de los alum­nos con es­te ti­po de ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les em­pe­zó de for­ma pio­ne­ra en 1982 en el co­le­gio Seis do Na­dal de Vi­go y lue­go se ex­ten­dió al res­to de la red pú­bli­ca. Es­te dé­fi­cit fue ad­ver­ti­do por la Aso­cia­ción de Fa­mi­lias de Per­so­nas con Pa­rá­li­sis Ce­re­bral, una en­ti­dad sur­gi­da en Vi­go que lle­va 38 tra­ba­jan­do con adul­tos a tra­vés de un cen­tro de día y una re­si­den­cia y que tam­bién se ha vol­ca­do con los pe­que­ños. Era ne­ce­sa­rio un re­fuer­zo pa­ra con­tri­buir al desa­rro­llo in­te­gral del me­nor y me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da. Y así fue co­mo se fra­guó el pro­yec­to CAI-Cen­tro de Edu­ca­ción in­fan­til, una ini­cia­ti­va que sur­gió ha­ce tiem­po, pe­ro que no se pu­do ma­te­ria­li­zar has­ta no­viem­bre del pa­sa­do año gra­cias al apo­yo de la Obra So­cial ‘la Cai­xa’ y de la pro­pia Con­se­lle­ría de Edu­ca­ción.

Equi­po mul­ti­dis­ci­pli­nar

«Los ni­ños es­tán en los co­le­gios pú­bli­cos, pe­ro los re­cur­sos que hay no son su­fi­cien­tes pa­ra que su in­clu­sión sea real. No­so­tros les ofre­ce­mos un apo­yo pa­ra que su desa­rro­llo en el au­la sea lo más nor­ma­li­za­do po­si­ble y el me­nor pue­da al­can­zar los mis­mos objetivos de cual­quier otro alumno», ex­pli­ca Con­cha Lo­zano, ge­ren­te de la aso­cia­ción Apamp.

Pa­ra ello se cuen­ta con un equi­po for­ma­do por una fi­sio­te­ra­peu­ta, una te­ra­peu­ta, una psi­có­lo­ga, una lo­go­pe­da y una tra­ba­ja­do­ra so­cial, de tal for­ma que el es­pec­tro de ne­ce­si­da­des del pe­que­ño sea cu­bier­to al com­ple­to. To­dos tra­ba­jan en co­la­bo­ra­ción con los pro­fe­so­res de los on­ce co­le­gios ga­lle­gos in­vo­lu­cra­dos en el pro­yec­to, a los que tam­bién ase­so­ran y les ayu­dan a iden­ti­fi­car las ne­ce­si­da­des de los alum­nos con ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les.

La es­cue­la es un pilar bá­si­co pa­ra el desa­rro­llo del pro­yec­to, pe­ro no el úni­co. La in­te­gra­ción se com­ple­ta con el tra­ba­jo di­rec­to con las fa­mi­lias y cui­da­do­res ha­bi­tua­les pa­ra ga­ran­ti­zar la sa­tis­fac­ción de los pe­que­ños a ni­vel emo­cio­nal, per­so­nal y so­cio-fa­mi­liar, así co­mo en el pro­pio ambiente de ocio en el que se mue­ven los cha­va­les, en la co­mu­ni­dad. El dis­fru­te del ocio y las re­la­cio­nes per­so­na­les son as­pec­tos que no se des­cui­dan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.