El tes­ti­go pro­te­gi­do del caso Jimmy: «Sen­tí pá­ni­co por mi vi­da»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes -

El tes­ti­go pro­te­gi­do del caso del ase­si­na­to del ul­tra de los Ria­zor Blues Fran­cis­co Ja­vier Ro­me­ro, Jimmy, re­la­tó en el jui­cio que sin­tió «pá­ni­co por su vi­da» cuan­do fue ame­na­za­do de muer­te por uno de los dos ul­tras que acu­die­ron a su tra­ba­jo.

Lo hi­zo en la vis­ta oral ce­le­bra­da en Madrid con­tra Je­sús F.P., alias El Bú­fa­lo, de 41 años, y Pe­dro M.M., alias Pe­ter Par­ker, de 35, acu­sa­dos de un de­li­to de obs­truc­ción a la Jus­ti­cia por ame­na­zar y coac­cio­nar al tes­ti­go tres días an­tes de su de­cla­ra­ción en el Juz­ga­do de Me­no­res por el caso Jimmy.

El fis­cal pi­de tres años de pri­sión y mul­ta de 2.700 eu­ros pa­ra ca­da uno de los dos su­pues­tos in­te­gran­tes del gru­po ul­tra del Atlé­ti­co de Madrid, Fren­te Atlé­ti­co. A tra­vés de una vi­deo­con­fe­ren­cia, el tes­ti­go na­rró có­mo fue su en­cuen­tro con los acu­sa­dos su­ce­di­do el pa­sa­do 22 de enero, cuan­do Je­sús se acer­có al cen­tro co­mer­cial en el que tra­ba­ja pa­ra co­brar­le una deu­da por una ca­rre­ra de un ta­xi.

Le man­dó un men­sa­je y le pre­gun­tó que có­mo que­ría ha­cer pa­ra pa­gar, acom­pa­ña­do de una fo­to en el que se le veía en su tra­ba­jo. «Me pu­se ner­vio­sí­si­mo, te­nía mie­do y fui don­de es­ta­ba él. Sen­tía mie­do al ver co­mo iba a reac­cio­nar. Me sa­có un da­tá­fono, pa­sé la tar­je­ta y no te­nía di­ne­ro. Me di­jo que me fue­ra a bus­car el di­ne­ro, que de ahí no se iba sin ello», se­ña­ló. En­ton­ces le dio 15 eu­ros y le pre­gun­tó si le iba a pe­gar por no te­ner el res­to. El acu­sa­do le res­pon­dió: «¡Có­mo te voy a pe­gar por 25 eu­ros! Pe­ro por la de­cla­ra­ción del lu­nes te voy a ma­tar a ti y a tu fa­mi­lia, que eres un chi­va­to de la po­li­cía. Ya te pue­des por­tar bien por­que de­pen­de de lo que di­gas te va­mos a ha­cer una co­sa u otra». Fue en ese mo­men­to cuan­do apa­re­ció el otro pro­ce­sa­do, Pe­dro, quien, se­gún el tes­ti­go, le hi­zo un ges­to ame­na­zan­te con la mano y le mi­ró co­mo «per­do­nán­do­me la vi­da».

«Me sen­tí ame­na­za­do, jus­to te­nía el jui­cio y se me de­rrum­bó el mun­do en­ci­ma. Sen­tía pá­ni­co por lo que pu­die­ra ha­cer Je­sús», ase­gu­ró en su de­cla­ra­ción. Y aña­dió: «No he vuel­to a vi­vir bien des­de aquel día, pa­re­ce que es­to es una tor­tu­ra que nun­ca aca­ba y to­do por co­la­bo­rar con la Jus­ti­cia».

Su ver­sión de los he­chos con­tras­ta con la de los acu­sa­dos, quie­nes ase­gu­ra­ron que ja­más le ame­na­za­ron y que no sa­bían que era el tes­ti­go pro­te­gi­do. «To­do es una sar­ta de men­ti­ras, no tie­ne ni pies ni ca­be­za su de­cla­ra­ción», afir­mó Je­sús. La Fis­ca­lía ha da­do por pro­ba­da la re­la­ción de los acu­sa­dos con el Fren­te Atlé­ti­co y las ame­na­zas y ha pedido una pe­na de tres años de pri­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.