Los Jue­gos Olím­pi­cos del zi­ka

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - HER­NÁN BAHOS RUIZ

El te­mor al con­ta­gio del zi­ka, en­fer­me­dad que ha en­cen­di­do las lu­ces de aler­ta sa­ni­ta­ria en el mun­do de­bi­do a su pro­pa­ga­ción a 36 paí­ses, prin­ci­pal­men­te de Amé­ri­ca La­ti­na, si­gue sa­can­do nom­bres ilus­tres a la lis­ta de 10.500 de­por­tis­tas es­pe­ra­dos en Río de Ja­nei­ro pa­ra los Jue­gos Olím­pi­cos. Sie­te gol­fis­tas, un sal­ta­dor y un ci­clis­ta han re­nun­cia­do al cer­ta­men que trans­cu­rri­rá en­tre el 5 y el 21 de agos­to.

Y en­tre el te­mor y la du­da per­ma­ne­ce la te­nis­ta es­ta­dou­ni­den­se Se­re­na Wi­lliams y su co­le­ga che­co To­mas Berdych, la na­da­do­ra es­pa­ño­la Mi­reia Belmonte o fi­gu­ras del fút­bol fe­me­nino y la lu­cha. Aun­que otros tie­nen po­si­cio­nes di­fe­ren­tes, lo cier­to es que el zi­ka, tam­bién co­no­ci­do co­mo ZIKAV o ZIKV, no es un asun­to que de­je a in­di­fe­ren­te a ca­si na­die en el mun­di­llo del de­por­te.

Des­pués de pen­sár­se­lo mu­cho, el pí­vot es­pa­ñol Pau Ga­sol anun­ció el 25 de ju­nio que acu­di­rá a Río por­que su com­pro­mi­so con la se­lec­ción «es más gran­de que el te­mor a lo que pue­da pa­sar».

Par­ti­ci­par en unos Olím­pi­cos «sin im­por­tar en qué lu­gar del mun­do se dis­pu­ten» y res­pe­tar «las ra­zo­nes per­so­na­les» de los que han re­nun­cia­do son las con­sig­nas del te­nis­ta sui­zo Ro­ger Fe­de­rer, que a los 34 años ate­so­ra 17 tí­tu­los de Grand Slam, un oro olím­pi­co en do­bles en Pe­kín 2008, y una pla­ta in­di­vi­dual en Lon­dres 2012.

Co­mo pien­sa fren­te al vi­rus Zi­ka el nú­me­ro tres del te­nis mun­dial, pien­sa el nú­me­ro dos, el bri­tá­ni­co Andy Mu­rray, quien tras con­sul­tar a su mé­di­co se ha ra­ti­fi­ca­do en «ir a Río y com­pe­tir».

El ve­lo­cis­ta ja­mai­cano Ke­mar Bai­ley-Co­le, cam­peón olím­pi­co en re­le­vos 4x100 en Lon­dres 2012 y mun­dial en Mos­cú 2013, en am­bos ca­sos jun­to a Usain Bolt, no ha ne­ce­si­ta­do plan­tear­se si va o no a Río de Ja­nei­ro, o si te­me o no al vi­rus Zi­ka.

Él lo pa­de­ce, se­gún anun­ció el 25 de ju­nio, y aún así no re­nun­cia a par­ti­ci­par. «No es fá­cil re­cu­pe­rar­se por­que todavía ten­go erup­cio­nes en el cuer­po. Me due­len los ojos, pe­ro lo bueno es que por el mo­men­to no sien­to nin­gu­na mo­les­tia mus­cu­lar», de­cla­ró el cam­peón de la Com­mon­wealth en 100 me­tros al dia­rio Ja­mai­ca Glea­ner.

Aun­que la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) ha ase­gu­ra­do que «es mí­ni­mo» el ries­go de con­ta­gio en el caso de de­por­tis­tas, de­le­ga­cio­nes y tu­ris­tas, es cla­ro que aún re­sue­na el eco del pedido de sus­pen­sión, can­ce­la­ción o tras­la­do de los Jue­gos he­cho por 150 cien­tí­fi­cos por con­si­de­rar ace­le­ra­rían la ex­pan­sión del vi­rus.

Es­te pedido fue re­cha­za­do en ma­yo por la mis­ma OMS pe­ro ¿Có­mo ig­no­rar ca­sos, aun­que po­cos, de adul­tos con­ta­gia­dos que han desa­rro­lla­do pro­ble­mas neu­ro­ló­gi­cos co­mo el sín­dro­me de Gui­llain-Ba­rre, que pro­vo­ca pa­rá­li­sis y has­ta la muer­te?

El vi­rus del Zi­ka, que se pue­de trans­mi­tir por vía se­xual y con­tra el que no exis­te va­cu­na o tra­ta­mien­to es­pe­cí­fi­co es la prin­ci­pal ame­na­za pa­ra las mu­je­res em­ba­ra­za­das, cu­yo fe­to pue­de su­frir mal­for­ma­cio­nes neu­ro­ló­gi­cas.

Y es es­ta la po­de­ro­sa ra­zón que ha cau­sa­do las prin­ci­pa­les ba­jas. La más sen­si­ble has­ta hoy se co­no­ció el 28 de ju­nio, cuan­do el aus­tra­liano Ja­son Day, nú­me­ro uno del golf, jus­ti­fi­có su re­nun­cia por el te­mor a «los ries­gos po­ten­cia­les» que po­dría pro­vo­car a su es­po­sa en fu­tu­ros em­ba­ra­zos.

El ma­za­zo sen­ti­do con la re­nun­cia de Day en la or­ga­ni­za­ción de los pri­me­ros Jue­gos Olím­pi­cos en Su­da­mé­ri­ca con­fir­mó que si­gue con fuer­za el efec­to do­mi­nó en­tre de­por­tis­tas que no quie­ren ser la pró­xi­ma víc­ti­ma del vi­rus trans­mi­ti­do por el mos­qui­to Ae­des aegy­pti, el mis­mo vec­tor del den­gue.

Has­ta el día que ha­bló Ja­son Day las re­nun­cias más la­men­ta­das pa­ra los Jue­gos de la XXXI Olim­pia­da co­rrían por cuen­ta de otros tres gol­fis­tas: el no­rir­lan­dés Rory Mcllory, el fi­yiano Vi­jay Singh y el aus­tra­liano Marc Leish­man.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.