De­tec­tan en ni­ños de 5 años ca­sos de hi­per­ten­sión cau­sa­da por obe­si­dad

En las mis­mas eda­des tam­bién apa­re­cen pe­que­ños con re­sis­ten­cia a la in­su­li­na

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - R. ROMAR

Los mé­di­cos ha­ce ya años que vie­nen ad­vir­tien­do de la apa­ri­ción de en­fer­me­da­des de adul­tos en ni­ños a cau­sa de la obe­si­dad. De­nun­cian que ca­da vez son más fre­cuen­tes ca­sos de chi­cos de 9, 10, 12 o 14 años diag­nos­ti­ca­dos de hi­per­ten­sión ar­te­rial, de dia­be­tes tipo II o de al­te­ra­ción de los lí­pi­dos, fun­da­men­tal­men­te co­les­te­rol. Pe­ro la si­tua­ción, le­jos de con­tro­lar­se, em­peo­ra y el pro­ble­ma em­pie­za a ma­ni­fes­tar­se a eda­des ca­da vez más tem­pra­nas, has­ta el pun­to de que em­pie­zan a apa­re­cer en ni­ños de 5 y 6 años con la pre­sión ar­te­rial al­ta o con re­sis­ten­cia a la in­su­li­na. «Son ca­sos que se iden­ti­fi­can con fre­cuen­cia a par­tir de la edad es­co­lar», des­ta­ca Luis Mo­reno Az­nar, coor­di­na­dor de las po­nen­cias so-

bre obe­si­dad in­fan­til en el sim­po­sio clau­su­ra­do es­ta se­ma­na en Ma­drid del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Bio­mé­di­ca en Red-Fi­sio­pa­to­lo­gía de la Obe­si­dad y la Nu­tri­ción, ads­cri­to al Ins­ti­tu­to de Sa­lud Car­los III.

Ante es­ta si­tua­ción, Mo­reno Az­nar in­sis­te en la im­por­tan­cia de las revisiones en los ni­ños con so­bre­pe­so pa­ra des­cu­brir si tie­nen hi­per­ten­sión o si es­tán en ries­go de te­ner­la. A fa­vor de los pe­que­ños jue­ga el he­cho de que, en es­tas eda­des, es­ta com­pli­ca­ción me­ta­bó­li­ca es re-

ver­si­ble. Es de­cir, des­apa­re­ce si los me­no­res ba­jan de pe­so. Pe­ro es, en cual­quier ca­so, un fac­tor de ries­go de fu­tu­ras en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res si no se con­tro­la a tiem­po.

Fa­llo en las cé­lu­las be­ta

La re­sis­ten­cia a la in­su­li­na tam­bién es re­ver­si­ble, aun­que en es­te ca­so el ver­da­de­ro pe­li­gro lle­ga en la ado­les­cen­cia. Va­rios es­tu­dios en Es­ta­dos Uni­dos han de­tec­ta­do en los pú­be­res obe­sos un fa­llo en las cé­lu­las be­ta, en­car­ga­das de la se­gre­ga­ción de in­su­li- na, por lo que se pro­du­ce un au­men­to de la glu­co­sa en los afec­ta­dos, el pa­so ha­cia la dia­be­tes tipo II. Y aquí ya no hay vuel­ta atrás. «Se ha ob­je­ti­vi­za­do que en ese sal­to de la in­fan­cia a la ado­les­cen­cia las cé­lu­las be­ta em­pie­zan a fa­llar. Si lo que es­tá pa­san­do en Es­ta­dos Uni­dos se re­pro­du­ce en Es­pa­ña, que no es­ta­mos muy le­jos, ten­dría­mos el mis­mo pro­ble­ma», ad­vier­te Mo­reno.

En el com­ba­te con­tra la obe­si­dad no to­do son malas no­ti­cias. Los úl­ti­mos da­tos ofi­cia­les del es­tu­dio Ala­dino in­di­can una li­ge­ra dis­mi­nu­ción del so­bre­pe­so en­tre la po­bla­ción in­fan­til. En ni­ños va­ro­nes es­te pro­ble­ma afec­ta al 42,8 % de los ni­ños va­ro­nes, ca­si cin­co pun­tos me­nos que en el an­te­rior tra­ba­jo, mien­tras que en ni­ñas el por­cen­ta­je se si­túa en el 39, 7 % al­go más de dos pun­tos por­cen­tua­les me­nos. Pe­ro aún que­da mu­cho por ha­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.