Vi­lla­res fra­ca­sa en su in­ten­to de sol­dar la frac­tu­ra de En Ma­rea

Su pro­pues­ta de am­pliar la di­rec­ción pa­ra su­mar a los crí­ti­cos fue re­cha­za­da, pe­ro man­tie­ne la mano ten­di­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - MA­RIO BERAMENDI

Las aguas de En Ma­rea si­guen ba­jan­do re­vuel­tas a ape­nas dos se­ma­nas de que se ce­le­bre su se­gun­do ple­na­rio, el nom­bre que uti­li­za la or­ga­ni­za­ción pa­ra re­fe­rir­se a su asam­blea. El por­ta­voz de la or­ga­ni­za­ción y lí­der en el Par­la­men­to ga­lle­go, Luís Vi­lla­res, in­ten­tó ayer sin éxi­to sol­dar la frac­tu­ra in­ter­na con la pro­pues­ta de in­te­grar a los crí­ti­cos en la di­rec­ción.

En la reunión ce­le­bra­da en San­tia­go del Con­se­llo das Ma­reas, el ór­gano en el que es­tán re­pre­sen­ta­das to­das las co­rrien- tes, Vi­lla­res lle­vó una pro­pues­ta pa­ra am­pliar de 11 a 15 miem­bros la ac­tual coor­di­na­do­ra, pe­ro fue re­cha­za­da por sie­te miem­bros per­te­ne­cien­tes al sec­tor crí­ti­co —Po­de­mos, Es­quer­da Uni­da, Ma­rea Atlán­ti­ca y un sec­tor de Ano­va li­de­ra­do por Rafael Do­pi­co— quie­nes en­tien­den que la cú­pu­la de la or­ga­ni­za­ción se ha con­fi­gu­ra­do de un mo­do si­mi­lar a la de los par­ti­dos clá­si­cos, de for­ma que no re­co­ge la plu­ra­li­dad con la que na­ció y que ha arrin­co­na­do, en cier­ta me­di­da, el prin­ci­pio de uni­dad po­pu­lar.

Es­to ha­ce pre­sa­giar un ple­na­rio in­ten­so en de­ba­tes den­tro de dos se­ma­nas. De he­cho, Ano­va, que ce­le­bró ayer una coor­di­na­do­ra, apos­tó por vol­ver a los con­sen­sos cons­ti­tu­yen­tes de En Ma­rea, lo que da a en­ten­der su re­cha­zo a que el de­ba­te se cen­tre en el re­par­to de po­der en la cú­pu­la de la or­ga­ni­za­ción, en lu­gar de po­ner el fo­co en los prin­ci­pios po­lí­ti­cos pa­ra ar­ti­cu­lar un proyecto que sea ca­paz de pre­sen­tar co­mo una al­ter­na­ti­va al PP. Pe­se a fra­ca­sar en su in­ten­to de cohe­sio­nar la or­ga­ni­za­ción, Vi­lla­res man­tu­vo ayer la mano ten­di­da a bus­car fór­mu­las que per­mi­tan in­te­grar a to­das las sen­si­bi­li­da­des pa­ra pi­lo­tar el timón de En Ma­rea. Y se mos­tró muy or­gu­llo­so del tra­ba­jo co­lec­ti­vo en po­nen­cias re­la­cio­na­das con las in­fra­es­truc­tu­ras, la cri­sis de­mo­grá­fi­ca y el mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca, lo que da en­ten­der, a su jui­cio, que pe­se a la di­ver­si­dad y el de­ba­te in­terno hay so­li­dez pa­ra ar­ti­cu­lar un proyecto po­lí­ti­co que sea una al­ter­na­ti­va real al PP.

En Ma­rea na­ció el pa­sa­do mes de agos­to co­mo un par­ti­do ins­tru­men­tal, ape­nas dos me­ses an­tes de las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas, en las que que­dó co­mo se­gun­da fuer­za. Sin em­bar­go, no eli­gió a su di­rec­ción has­ta mu­cho des­pués, en el mes de abril. Luís Vi­lla­res, que ha­bía en­ca­be- za­do la can­di­da­tu­ra a la Xun­ta, lo­gró ha­cer­se con la por­ta­vo­cía del par­ti­do en con­tra del cri­te­rio de quie­nes de­fen­dían que de­be­ría asu­mir so­lo el li­de­raz­go en el Par­la­men­to, pe­ro no el or­gá­ni­co. Vi­lla­res sa­lió ele­gi­do pa­ra es­tar al fren­te de una coor­di­na­do­ra de 11 miem­bros, que ge­ne­ró el re­cha­zo de un sec­tor ma­yo­ri­ta­rio de Ano­va, de Es­quer­da Uni­da, Po­de­mos y de la Ma­rea Atlán­ti­ca.

XOÁN A. SO­LER

Vi­lla­res, en el cen­tro, in­for­mó ayer acer­ca de los acuerdos del Con­se­llo das Ma­reas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.