Glo­ria Fuer­tes o el en­tie­rro de la sar­di­na

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinion - TIE­RRA DE NA­DIE EDUARDO RIESTRA

Al­go de lo que di­ce Ja­vier Ma­rías so­bre Glo­ria Fuer­tes es­tá tam­bién en la men­te de mu­chas otras per­so­nas. Por ejem­plo, yo. No se tra­ta, por su­pues­to, de va­lo­rar la ca­li­dad hu­ma­na del per­so­na­je ni sus cir­cuns­tan­cias: se­xo, in­cli­na­ción se­xual, lu­gar de na­ci­mien­to; ni de la po­pu­la­ri­dad de su obra. Tam­po­co es una cues­tión de gus­tos. Glo­ria Fuer­tes era peor que Cer­van­tes. Sin em­bar­go, el cuar­to cen­te­na­rio de la muer­te de aquel, que se cum­plió ha­ce un año, pa­só mu­cho más inad­ver­ti­do que el pri­mer cen­te­na­rio de es­ta, que se ce­le­bra aho­ra. Ma­drid, por ejem­plo, es­tá lle­na de car­te­les que cuel­gan de las fa­ro­las, y to­da una ge­ne­ra­ción de cua­ren­to­nes can­ta Un

glo­bo, dos glo­bos, tres glo­bos con nos­tal­gia de su pro­pia ni­ñez. Pe­ro Glo­ria Fuer­tes pa­ra mí era, qué le va­mos a ha­cer, co­mo Ga­bi, Fo­fó y Mi­li­ki, per­so­nas, por otro la­do, muy dig­nas de ad­mi­ra­ción. En mis gus­tos poé­ti­cos, que son muy am­plios, es­tán des­de Jor­ge Man­ri­que y Antonio Ma­cha­do has­ta Blas de Ote­ro, Ele­na Me­del, Blan­ca Andreu, Yo­lan­da Cas­ta­ño o Luís Pou­sa, re­dac­tor de es­te periódico. Pe­ro Glo­ria Fuer­tes no. Tam­po­co su poe­sía pa­ra adul­tos. Pa­ra cual­quier otra con­si­de­ra­ción tie­ne mi sim­pa­tía.

En Es­pa­ña an­tes éra­mos muy bru­tos y atá­ba­mos la­tas a los ra­bos de los pe­rros. Aho­ra, en cam­bio, so­mos to­dos muy sen­si­bles y ca­da ma­ña­na los sen­si­bles se echan a la ca­lle, con la es­co­pe­ta car­ga­da y el es­cán­da­lo a flor de piel, ojean­do la lie­bre de la ofen­sa que sal­ta cuan­do uno me­nos se lo es­pe­ra. Y, mi­ra por dón­de, Ja­vier Ma­rías es una lie­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.