El Go­bierno in­sis­te en que ETA se di­suel­va an­tes de acer­car pre­sos

Ur­ku­llu pi­de a Ra­joy dis­cu­tir el fin de la dis­per­sión des­pués de que el gru­po acep­ta­se la vía le­gal pa­ra ac­ce­der a be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios

La Voz de Galicia (Lugo) - - Espana - NU­RIA VE­GA

El Go­bierno de Ma­riano Ra­joy si­gue a día de hoy vin­cu­lan­do el fin de la dis­per­sión de pre­sos a la di­so­lu­ción de­fi­ni­ti­va de ETA. Fuen­tes del Eje­cu­ti­vo ex­pli­can que el ale­ja­mien­to de re­clu­sos, con­ce­bi­do pa­ra im­pe­dir la re­or­ga­ni­za­ción en las pri­sio­nes es­tá in­te­gra­do, más que en la po­lí­ti­ca pe­ni­ten­cia­ria, en la es­tra­te­gia an­ti­te­rro­ris­ta e in­sis­ten en que, sien­do así, se­rá «el día des­pués» de la des­apa­ri­ción de la ban­da, nun­ca an­tes, cuan­do ese ins­tru­men­to de­je de te­ner sen­ti­do. En el en­torno de Ra­joy siem­pre han re­ce­la­do de cual­quier mo­vi­mien­to que pue­da ser en­ten­di­do co­mo una con­tra­par­ti­da a ETA.

«No ha­brá na­da a cam­bio de na­da por­que na­da pue­de ha­ber», an­ti­ci­pó el pre­si­den­te el 18 de mar­zo de es­te año, co­no­ci­do el anuncio de desar­me de la ban­da.

La po­si­ción po­lí­ti­ca no ha va­ria­do. Fuen­tes del Go­bierno cen­tral y el vas­co coin­ci­den en que no hay avan­ce al­guno en es­ta ma­te­ria, pe­se a que el Eje­cu­ti­vo de Iñi­go Ur­ku­llu de­fien­de co­mo «im­pos­ter­ga­ble» abor­dar el acer­ca­mien­to una vez el co­lec­ti­vo de pre­sos (73% ) ha de­ci­di­do acep­tar las vías le­ga­les pa­ra ac­ce­der a be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios de ma­ne­ra in­di­vi­dual.

To­dos los par­ti­dos con re­pre­sen­ta­ción el Par­la­men­to vas­co va­lo­ra­ron co­mo po­si­ti­va, «bue­na no­ti­cia», «un gran pa­so» esa de­ci­sión de los pre­sos por de­li­tos de terrorismo, aun­que tam­bién con­si­de­ra­ron de ma­ne­ra ma­yo­ri­ta­ria que lle­ga tar­de.

En los úl­ti­mos me­ses, en la Mon­cloa han es­gri­mi­do que huir de las ce­sio­nes es la ma­ne­ra de con­so­li­dar el re­la­to de la vic­to­ria del Es­ta­do fren­te al terrorismo y ha­cer jus­ti­cia con las fa­mi­lias de los ase­si­na­dos. Y, cuan­do se cum­plen 20 años de la li­be­ra­ción de Jo­sé Antonio Or­te­ga La­ra y del ase­si­na­to de Mi­guel Án­gel Blan­co, no pa­re­ce que ha­ya in­ten­ción de ha­cer «cam­bios en la po­lí­ti­ca an­ti­te­rro­ris­ta».

«Siem­pre ha­brá víc­ti­mas»

«Lle­ga­rá el mo­men­to en el que ETA no exis­ta y lle­ga­rá el mo­men­to en el que ya no ha­ya pre­sos de la or­ga­ni­za­ción, pe­ro siem­pre ha­brá víc­ti­mas de aque­lla bar­ba­rie», re­cor­da­ban a fi­na­les de mar­zo fuen­tes del Eje­cu­ti­vo.

Lo que sí se asu­me es que el tras­pa­so de la com­pe­ten­cia de pri­sio­nes, his­tó­ri­ca­men­te pendiente, for­ma­rá par­te de las con­ver­sa­cio­nes con el Go­bierno vas­co. Es­ta reivin­di­ca­ción, sub­ra­yan, na­da tie­ne que ver con la del fi­nal de la dis­per­sión de los pre­sos. Aun así, es evi­den­te que si­gue ha­bien­do re­sis­ten­cias en el Eje­cu­ti­vo cen­tral. Tam­bién el pa­sa­do mes de mar­zo, el se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad, Jo­sé Antonio Nie­to, tras­la­dó al PNV en el Con­gre­so que ca­da vez veía más cer­ca «el cli­ma ade­cua­do» pa­ra afron­tar ese de­ba­te. Tan­to el Mi­nis­te­rio del In­te­rior co­mo el PP se apre­su­ra­ron a des­men­tir­lo. Pe­ro fuen­tes gu­ber­na­men­ta­les con­fir­man que aun­que se­rá di­fí­cil, es­ta re­cla­ma­ción ha de­ja­do de ser un te­ma ta­bú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.