Qui­ró­fa­nos, Tac y ecó­gra­fos, a subas­ta

Lle­ga a Ga­li­cia la ven­ta de equi­pos mé­di­cos en desuso, aun­que lo ha­bi­tual es que el fabricante los re­co­ja

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - R. ROMAR

Un equi­po de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca del Chuac de A Co­ru­ña pa­ra un hos­pi­tal de Pakistán, un ecó­gra­fo del Ál­va­ro Cun­quei­ro de Vi­go pa­ra otro de Ho­lan­da o un qui­ró­fano del Chus de San­tia­go pa­ra la In­dia. ¿In­ter­cam­bio? No, sim­ple­men­te re­uti­li­za­ción del ins­tru­men­tal mé­di­co en desuso pre­via subas­ta al me­jor pos­tor. Es­ta prác­ti­ca to­da­vía no es del to­do real en Ga­li­cia, pe­ro po­dría lle­gar a ser­lo tras la re­cien­te in­tro­duc­ción en Es­pa­ña de la em­pre­sa Hil­ditch, que ha pues­to su ojo en la co­mu­ni­dad des­pués de más de 25 años de ac­ti­vi­dad en el Reino Uni­do, don­de el 95 % de los hos­pi­ta­les pú­bli­cos y pri­va­dos del país uti­li­zan sus ser­vi­cios pa­ra dar una se­gun­da opor­tu­ni­dad al ma­te­rial que es­tá a pun­to de ju­bi­lar­se por la in­tro­duc­ción de otro más mo­derno. Y exis­te un im­por­tan­te mer­ca­do dis­pues­to a aco­ger des­de má­qui­nas de diá­li­sis vie­jas a Pet, Tac, ace­le­ra­do­res pa­ra el tra­ta­mien­to de ra­dio­lo­gía, apa­ra­tos de ra­yos X, en­dos­co­pias, qui­ró­fa­nos o equi­pos de la­bo­ra­to­rio, que tie­nen una al­ta de­man­da en el mer­ca­do eu­ro­peo y nor­te­ame­ri­cano. En Gran Bre­ta­ña, su ven­ta a tra­vés de una subas­ta ge­ne­ra unos in­gre­sos de ocho mi­llo­nes de eu­ros anua­les, cu­yo be­ne­fi­cio se des­ti­na ma­yo­ri­ta­ria­men­te al sec­tor sa­ni­ta­rio.

«So­mos cons­cien­tes de que en Es­pa­ña se tra­ta de un ser­vi­cio nue­vo y no­ve­do­so, por lo que nos lle­va­rá un tiem­po in­tro­du­cir­nos. No es ex­tra­ño que los res­pon­sa­bles de los equi­pa­mien­tos mé­di­cos sean aún muy cau­te­lo­sos, pe­ro lo mis­mo ocu­rría en el Reino Uni­do ha­ce más de vein­te años y aho­ra es la prác­ti­ca ha­bi­tual», ex­pli­ca Ame­lia Mainer, di­rec­to­ra de la fi­lial en Es­pa­ña del gru­po Hil­ditch, que ca­da mes rea­li­za en los paí­ses eu­ro­peos don­de es­tá im­plan­tan­do una me­dia de vein­te subas­tas en In­ter­net de ins­tru­men­tal mé­di­co, que se di­ri­ge fun­da­men­tal­men­te a paí­ses co­mo Pakistán, In­dia, Ni­ge­ria, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá.

En Ga­li­cia, la com­pa­ñía ya ha fir­ma­do un acuer­do pa­ra la subas­ta de equi­pos con un cen­tro pri­va­do y es­tá en ne­go­cia­cio­nes con otros hos­pi­ta­les de Lu­go, Ou­ren­se y Vi­go. «Ven­de­mos cual­quier equi­po que se en­cuen­tre en el hos­pi­tal, des­de el pe­que­ño apa­ra­ta­je a los de al­ta tec­no­lo­gía», sub­ra­ya Ma­ri­ner.

En la ac­tua­li­dad, se­gún ex­pli­can des­de la Con­se­lle­ría de Sa­ni­da­de, lo ha­bi­tual es que sean los pro­pios fa­bri­can­tes los que se en­car­guen de re­ti­rar el ins­tru­men­tal que es­tá en desuso. De he­cho, en los con­cur­sos pú­bli­cos pa­ra la ad­qui­si­ción de nue­vas má­qui­nas se da más pun­tos a las em­pre­sas que asu­man la re­co­gi­da de las vie­jas. Del re­ci­cla­je de los dis­tin­tos com­po­nen­tes, en­tre los que se in­clu­ye la ges­tión de los lí­qui­dos de diá­li­sis o del ma­te­rial de con­tras­te que se em­plean pa­ra rea­li­zar un PET o in­clu­so de los equi­pos in­for­má­ti­cos, se en­car­gan so­cie­da­des es­pe­cia­li­za­das en la ges­tión de ca­da tipo de re­si­duo. «Ca­da uno de ellos tie­ne su pro­pio des­tino», apun­tan des­de Sa­ni­da­de.

En el ca­so de los equi­pos ra­dio­ló­gi­cos la ges­tión pre­sen­ta una ma­yor com­ple­ji­dad, ya que tie­nen que cum­plir con los re­qui­si­tos del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Nu­clear (CSN) y es­tar in­clui­dos en sus re­gis­tros. «Un equi­po de ra­yos x no se pue­de lle­var al des­gua­ce cuan­do ya no sirve. Hay que dar­lo de ba­ja y po­ner­lo en ma­nos de em­pre­sas es­pe­cia­li­za­das con­tro­la­das por el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Nu­clear», abun­da Gi­nés Ma­drid, de la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Ra­dio­lo­gía.

Re­co­gi­da de los apa­ra­tos

Es­ta ges­tión tam­bién es asu­mi­da por Hil­ditch. «No­so­tros nos en­car­ga­mos de to­da la do­cu­men­ta­ción y de la re­co­gi­da y ges­tión de los apa­ra­tos, por­que nos apo­ya­mos en una em­pre­sa EVAT», apun­ta Ame­lia Ma­ri­ner. Se re­fie­re a las fir­mas au­to­ri­za­das pa­ra el tra­ta­mien­to del equi­pa­mien­to ra­dio­ló­gi­co. «Des­de lue­go lo que no ha­ce­mos es ven­der los apa­ra­tos a par­ti­cu­la­res o a cual­quier per­so­na de la ca­lle, sino que nues­tros clien­tes son hos­pi­ta­les o cen­tros mé­di­cos y ve­te­ri­na­rios», des­ta­ca.

La re­pre­sen­tan­te del gru­po bri­tá­ni­co en Es­pa­ña ex­pli­ca que las subas­tas que rea­li­zan des­de su pla­ta­for­ma son «trans­pa­ren­tes», por lo que los res­pon­sa­bles de los hos­pi­ta­les que los ce­den pue­den ver en to­do mo­men­to el es­ta­do de la subas­ta, quién pu­ja y cuál es el va­lor real de mer­ca­do. «Pe­ro pa­ra nues­tros clien­tes no so­lo es im­por­tan­te el be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co, sino que tam­bién con­tri­bu­yen a la ges­tión de los re­si­duos», ase­gu­ra Ame­lia Ma­ri­ner.

Tras­la­do de un equi­po de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca que fue subas­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.