Un ar­coi­ris de ma­ni­fes­tan­tes cla­ma por los de­re­chos del co­lec­ti­vo LGTB

Mi­les de per­so­nas de to­do el mun­do con­vir­tie­ron el cen­tro de Ma­drid en una fies­ta

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - A.T.

Ma­drid es­ta­lló ayer de or­gu­llo. Cen­te­na­res de mi­les de per­so­nas —los or­ga­ni­za­do­res es­pe­ra­ban con­gre­gar has­ta dos mi­llo­nes— inun­da­ron el cen­tro de la ciu­dad, des­de la Pla­za de Es­pa­ña has­ta el Re­ti­ro, con el epi­cen­tro en Chue­ca, trans­for­ma­do du­ran­te unas ho­ras a Ma­drid en la ca­pi­tal mun­dial del mo­vi­mien­to de gais, les­bia­nas, bi­se­xua­les, tran­se­xua­les e in­ter­se­xua­les (LGTB), en la se­de cen­tral de la ma­ni­fes­ta­ción del World Pri­de. Los que no pu­die­ron ir sa­lie­ron a la ca­lle en otras par­tes del pla­ne­ta.

Una ma­rea hu­ma­na que, des­de el co­mien­zo de la tar­de has­ta la ma­dru­ga­da, hi­zo su­yo el le­ma del Or­gu­llo mun­dial 2017, Vi­va la vi­da, y fu­sio­nó con na­tu­ra­li­dad la reivin­di­ca­ción más ro­tun­da y la fies­ta. Ha­bía de­ce­nas de mi­les de ban­de­ras ar­co iris, una to­rre de Ba­bel de len­guas ha­bla­das por vi­si­tan­tes de los cin­co con­ti­nen­tes, dis­fra­ces, mú­si­ca, ta­co­nes, sel­fis, pe­ro tam­bién so­bre­vo­ló so­bre Ma­drid el eco de la reivin­di­ca­ción que blan­dían 60 pan­car­tas ofi­cia­les don­de pe­dían igual­dad de de­re­chos pa­ra el co­lec­ti­vo LGTBI en to­dos los lu­ga­res del mun­do. De he­cho, mos­trar en pú­bli­co la orien­ta­ción se­xual y rom­per los con­ven­cio­na­lis­mos he­te­ro­se­xua­les es de­li­to aún en 80 paí­ses, en nue­ve de los que es­tá cas­ti­ga­do con la pe­na de muer­te.

La ma­ni­fes­ta­ción, que coin­ci­dió con el 40 aniver­sa­rio de la pri­me­ra pro­tes­ta en Es­pa­ña con­tra la dis­cri­mi­na­ción de los co­lec­ti­vos LGTBI, en 1977, en Las Ram­blas de Bar­ce­lo­na, tar­dó más de dos ho­ras en cu­brir el re­co­rri­do en­tre la es­ta­ción de Ato­cha y la Pla­za de Co­lón. Tras la pan­car­ta «Por los de­re­chos LGTBI en to­do el mun­do» no fal­tó na­die. En la ca­be­ce­ra, por pri­me­ra vez, ha­bía re­pre­sen­tan­tes del PP y en el es­ce­na­rio de Co­lón don­de se le­yó el ma­ni­fies­to es­tu­vo tam­bién la pre­si­den­ta re­gio­nal, Cristina Ci­fuen­tes. Los con­vo­can­tes re­cla­ma­ron con ur­gen­cia una ley con­tra la dis­cri­mi­na­ción a los LGTBI en Es­pa­ña, el fin de la per­se­cu­ción del co­lec­ti­vo en to­do el mun­do, y de for­ma es­pe­cial exi­gie­ron que no se tra­te a los tran­se­xua­les co­mo «en­fer­mos».

Las pan­car­tas de­ja­ron pa­so a las 52 ca­rro­zas fes­ti­vas, que lle­na­ron de mú­si­ca y co­lor el eje Pra­do-Cas­te­lla­na has­ta la ma­dru­ga­da, en pa­ra­le­lo con los otros cin­co es­ce­na­rios re­par­ti­dos por el cen­tro. Des­fi­la­ron por vez pri­me­ra po­li­cías LGTBI, hu­bo bo­das te­le­vi­sa­das, y más de 2.000 agen­tes pa­tru­lla­ron una ciu­dad con el trá­fi­co cor­ta­do y blindada ante el te­mor a un aten­ta­do. Ma­drid pa­só el tes­ti­go a Nueva York que, en el 2019, en el 50 aniver­sa­rio del na­ci­mien­to del mo­vi­mien­to LGTBI, or­ga­ni­za­rá el World Pri­de.

J. ME­DI­NA REUTERS

El des­fi­le dis­cu­rrió por un cir­cui­to blin­da­do por la po­li­cía en­tre la fuen­te de Ci­be­les y Co­lón, ante el te­mor de un aten­ta­do.

VÍC­TOR LERENA, JUAN ME­DI­NA EFE / REUTERS

Ma­ni­fes­tan­tes de to­do el

mun­do. No hu­bo fron­te­ras ayer en Ma­drid. Des­de Es­ta­dos Uni­dos a Is­rael lle­ga­ron gru­pos de per­so­nas que no que­rían per­der­se la reunión ma­dri­le­ña don­de to­dos jun­tos cla­ma­ron por la igual­dad de de­re­chos en to­dos los paí­ses del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.