Con­de­na­da por sa­car 1,4 mi­llo­nes de la cuen­ta de su tía pa­ra no re­par­tir la he­ren­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad -

El Tri­bu­nal Su­pre­mo ha con­de­na­do a una mu­jer a tres años de pri­sión por apro­piar­se in­de­bi­da­men­te de 1,4 mi­llo­nes de eu­ros de la cuen­ta ban­ca­ria de su tía, in­gre­sa­da en el hos­pi­tal por su dé­bil es­ta­do de sa­lud, a la que hi­zo fir­mar unos do­cu­men­tos en blan­co unos días an­tes de mo­rir.

El al­to tri­bu­nal ha es­ti­ma­do par­cial­men­te el re­cur­so de ca­sa­ción pre­sen­ta­do por Pa­lo­ma J.P. con­tra la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Pro­vin­cial de San­tan­der que la con­de­nó en abril de 2016 a cua­tro años de pri­sión y a una mul­ta de 3000 eu­ros, ade­más de res­ti­tuir en con­cep­to de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil a to­dos los he­re­di­ta­rios uni­ver­sa­les las can­ti­da­des apro­pia­das —1.147.000 eu­ros, 3.000 y 6.000 eu­ros que re­ti­ró de la cuen­ta de su tía— por el de­li­to con­ti­nua­do de apro­pia­ción in­de­bi­da.

El Tri­bu­nal Su­pre­mo re­ba­ja la con­de­na un año al en­ten­der que no exis­te una con­ti­nui­dad de­lic­ti­va por­que el «apo­de­ra­mien­to se pro­du­ce de una ma­ne­ra úni­ca», ya que aun­que hi­cie­se va­rias ope­ra­cio­nes ban­ca­rias pa­ra re­ti­rar el di­ne­ro de la cuen­ta de la fa­lle­ci­da, se efec­tuó de un «idén­ti­co mo­do». La re­so­lu­ción des­ta­ca que no se ha po­di­do co­rro­bo­rar «a dón­de fue a pa­rar el di­ne­ro», por­que la acu­sa­da se ne­gó en la vis­ta oral a res­pon­der a pre­gun­tas que no fue­sen for­mu­la­das por su abo­ga­do de­fen­sor.

In­da­le­cia P.R. fue in­gre­sa­da en un hos­pi­tal de San­tan­der en ju­lio del 2010, don­de mu­rió 12 días des­pués. Unos días an­tes de su in­gre­so ha­bía de­ja­do fir­ma­do ante no­ta­rio su tes­ta­men­to en el que fi­gu­ra­ban co­mo he­re­di­ta­rios uni­ver­sa­les de un «no­ta­ble pa­tri­mo­nio» a sus ocho so­bri­nos, en­tre ellas la acu­sa­da, Pa­lo­ma J.P. Los he­chos pro­ba­dos in­ci­den en que la acu­sa­da fue la fa­mi­lia que pa­só «la ma­yor par­te del tiem­po, cuan­do sus cir­cuns­tan­cias per­so­na­les y las nor­mas hos­pi­ta­la­rias so­bre vi­si­tas lo per­mi­tían», con la fa­lle­ci­da y que tan­to ella co­mo su her­ma­na es­ta­ban au­to­ri­za­das pa­ra ope­rar en sus cuen­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.