Ma­tar al pa­dre

La Voz de Galicia (Lugo) - - El Tiempo - Fer­nan­da Ta­ba­rés

Na­die ha eje­cu­ta­do a un pa­dre de for­ma tan in­ne­ce­sa­ria co­mo la es­cri­to­ra Har­per Lee. De su ca­be­za ha­bía bro­ta­do el pro­ge­ni­tor to­tal, aquel At­ti­cus Finch en el que to­do pa­re­cía su­bli­me, in­clui­da la be­lle­za re­fi­na­da que le apor­tó Gregory Peck en la ver­sión ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de Ma­tar

a un rui­se­ñor. Pa­ra­dig­ma del res­pe­to al di­fe­ren­te, de la dig­ni­dad y el sen­ti­do de la jus­ti­cia, aquel su­per­pa­dre de­fi­ni­do co­mo per­so­na­je en 1960 de­cía co­sas co­mo: «Uno no com­pren­de real­men­te a una per­so­na has­ta que no se me­te den­tro de su piel y ca­mi­na den­tro de ella». Con es­te abo­ga­do su­re­ño fa­bu­la­mos du­ran­te dé­ca­das has­ta que una re­vi­sión sos­pe­cho­sa del per­so­na­je pu­bli­ca­da por Har­per Lee en el 2015 nos en­tre­gó a un pa­dre nue­vo, in­to­le­ran­te y con dis­po­si­cio­nes ra­cis­tas, un ver­da­de­ro sa­cri­fi­cio freu­diano de to­do aquel cau­dal pa­ter­nal que At­ti­cus ha­bía es­par­ci­do por Oc­ci­den­te du­ran­te tan­tos años.

Li­qui­da­do de for­ma tan bes­tial el pa­dre de Scout (la hi­ja que re­gre­sa a May­comb en la con­tro­ver­ti­da Ve

y pon un cen­ti­ne­la), de­be­ría­mos ha­ber es­ta­do pre­pa­ra­dos pa­ra to­das las ma­tan­zas de pa­dres que es­ta­ban por ve­nir. Una his­tó­ri­ca te­nía lu­gar es­tos días en Ma­drid, en el Con­gre­so, en el co­ra­zón de una ins­ti­tu­ción or­ga­ni­za­da pre­ci­sa­men­te en torno al he­cho de ser hi­jo, aun­que sea un hi­jo muy con­cre­to: el ma­yor y no el pe­que­ño, el hom­bre y no la mu­jer, el Bor­bón y no el Ro­drí­guez. La mo­nar­quía se sus­ten­ta en al­go cruel y es que el pro­gre­so del hi­jo de­pen­de de la muer­te del pa­dre y aun­que aquí se ha op­ta­do por un di­si­mu­lo ins­ti­tu­cio­nal que ha pro­vo­ca­do la ra­re­za de con­vi­vir con dos re­yes (y con dos pa­pas), en la prác­ti­ca un rey so­lo exis­te si no tie­ne pa­dre. La au­sen­cia de Juan Car­los I de­mues­tra que pa­ra los mo­nar­cas vi­gen­tes el an­te­rior es un ca­dá­ver ins­ti­tu­cio­nal y na­da me­jor que ex­pre­sar­lo cuan­do se cum­plen 40 años del fin de la dic­ta­du­ra, a la que in­creí­ble­men­te por vez pri­me­ra un rey, es­te rey, lla­mó por su nom­bre. Fue el miér­co­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.