La li­mi­ta­da fia­bi­li­dad de las pan­ta­llas que mar­can el tiem­po de es­pe­ra por el bus

La in­for­ma­ción, fá­cil­men­te me­jo­ra­ble, es pie­za cla­ve pa­ra atraer via­je­ros a los au­to­bu­ses ur­ba­nos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Lugo - E. G. SOU­TO LU­GO / LA VOZ

Ba­jo la pan­ta­lla elec­tró­ni­ca que in­di­ca cuán­to tar­da­rá en lle­gar ca­da au­to­bús, la se­ño­ra pre­gun­ta­ba, po­co des­pués de me­da ma­ña­na del miér­co­les pa­sa­do, al con­duc­tor del bus que aca­ba de pa­rar ante la mar­que­si­na: «Tar­da moi­to o do ce­mi­te­rio». La res­pues­ta fue: «Ven de­trás». Eso mis­mo in­di­ca­ba la pan­ta­lla en ese mo­men­to, pe­ro la ve­te­ra­na usua­ria del ser­vi­cio de trans­por­te pú­bli­co ur­bano se fía más del con­duc­tor que de la pan­ta­lla elec­tró­ni­ca. Y qui­zá no le fal­ta ra­zón, a la vis­ta de las cu­rio­si­da­des que se pue­den com­pro­bar si se per­ma­ne­ce aten­to du­ran­te al­gún tiem­po a có­mo fun­cio­na es­ta pres­ta­ción que tan útil de­be­ría ser pa­ra los usua­rios del ser­vi­cio. Una nueva com­pro­ba­ción efec­tua­da en la ma­ña­na de ayer per­mi­tió ve­ri­fi­car que las pan­ta­llas son so­lo re­la­ti­va­men­te fia­bles. Hay al­go en el sis­te­ma que pre­ci­sa al­gu­nos ajus­tes.

En el con­jun­to de las pa­ra­das de la red de au­to­bu­ses ur­ba­nos, so­lo una mí­ni­ma par­te cuen­tan con equi­pa­mien­to elec­tró­ni­co que per­mi­te a los usua­rios sa­ber cuán­tos mi­nu­tos tar­da­rá en pa­sar el bus de la lí­nea que le in­tere­sa. Es­te sis­te­ma es­tu­vo fue­ra de ser­vi­cio lar­go tiem­po. Aho­ra es­tas pan­ta­llas fun­cio­nan, por lo me­nos la ma­yor par­te de ellas; por lo me­nos lo ha­cen to­das las ins­ta­la­das en la Ron­da da Mu­ra­lla. Otra co­sa es la ca­li­dad de la in­for­ma­ción que ofre­cen.

El sis­te­ma se ba­sa en GPS. En el ca­so de al­gu­nos bu­ses pa­re­ce fun­cio­nar bien, in­clu­so muy bien. Si di­ce que el vehícu­lo es­tá a un mi­nu­to es que es­tá a eso de lle­gar. Pe­ro, en otros ca­sos, pa­re­ce me­nos fia­ble; na­da fia­ble por mo­men­tos. Hay al­gu­nas ano­ma­lías, se­gún se­ña­lan al­gu­nos usua­rios, que ha­cen po­co fia­ble el sis­te­ma.

Una cues­tión que plan­tean al­gu­nos via­je­ros es­tá re­la­cio­na­da con la fal­ta de in­for­ma­ción cuan­do el tiem­po de es­pe­ra su­pera un de­ter­mi­na­do nú­me­ro de mi­nu­tos. Don­de de­be­rían de fi­gu­rar los mi­nu­tos, apa­re­cen unos as­te­ris­cos, con lo cual el via­je­ro no sa­be a qué ate­ner­se.

Hay vehícu­los que el sis­te­ma pa­re­ce no re­co­no­cer; lle­gan a la parada sin que se hu­bie­se fa­ci­li­ta­do in­for­ma­ción so­bre ellos. En otros ca­sos, cum­pli­do el tiem­po de des­cuen­to, el bus anun­cia­do no apa­re­ce y sí lo ha­ce otro.

Lo que que­da re­se­ña­do es fru­to de la in­for­ma­ción fa­ci­li­ta­da a La Voz por al­gu­nos usua­rios, en las pa­ra­das, así co­mo de la pro­pia com­pro­ba­ción.

Con­fu­sión

Hay as­pec­tos del fun­cio­na­mien­to de es­te ser­vi­cio de in­for­ma­ción cuan­do me­nos cu­rio­sos. En al­gún ca­so, la pan­ta­lla pa­sa de in­di­car que fal­ta un mi­nu­to a se­ña­lar que el vehícu­lo ya ha pa­sa­do, sin que ha­ya lle­ga­do aún a la parada. Esa fal­ta de tran­si­ción in­du­ce a error a más de un usua­rio: en al­gu­nos ca­sos, apa­re­ce un ce­ro: pa­re­ce más efi­caz in­for­ma­ti­va­men­te, por­que el es­pec­ta­dor no se arries­ga a mar­char­se cuan­do el bus es­tá a pun­to de lle­gar, aun­que, por el di­se­ño de las ca­lles, no sea vi­si­ble aún.

En al­gu­nos ca­sos la in­for­ma­ción es de­fi­cien­te. Por ejem­plo, en fin de se­ma­na, en el en­torno del cam­pus, hay mo­men­tos en los que no es­tá cla­ro si la pan­ta­lla fun­cio­na o no, pe­se a que es­tá ilu­mi­na­da. Ya sea por­que no cir­cu­lan bu­ses por allí por ser fes­ti­vo o por­que nin­guno de los que pa­sa, hay mo­men­tos en los que no hay in­di­ca­ción útil al­gu­na pa­ra quien quie­re sa­ber si pue­de o no con­tar con el ser­vi­cio.

Re­cien­te­men­te, la al­cal­de­sa, La­ra Mén­dez, in­di­có que uno de los ob­je­ti­vos de la re­for­ma del trans­por­te pú­bli­co ur­bano es me­jo­rar la in­for­ma­ción al usua­rio en tiem­po real. Una de las vías por las que se ha­rá es una APP pa­ra dis­po­si­ti­vos mó­vi­les. En cuan­to a las pan­ta­llas elec­tró­ni­cas co­mo las ya exis­ten­tes en al­gu­nas de las pa­ra­das, pa­re­ce que se quie­re am­pliar su nú­me­ro tan­to co­mo sea po­si­ble.

AL­BER­TO LÓPEZ

So­lo una par­te muy pe­que­ña de las pa­ra­das dis­po­nen de pan­ta­llas de im­for­ma­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.