Un Wim­ble­don de emo­ción in­fi­ni­ta

Arran­ca el ter­cer Grand Slam del año con Mu­rray, Na­dal, Djo­ko­vic y Waw­rin­ka lu­chan­do por el nú­me­ro uno del mun­do y con Fe­de­rer a la ca­za del oc­ta­vo tí­tu­lo so­bre la hier­ba de Lon­dres

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - IG­NA­CIO ENCABO

¿Ro­ger Fe­de­rer ga­nan­do su oc­ta­vo Wim­ble­don y su dé­ci­mo no­veno Grand Slam? ¿Na­dal vol­vien­do a triun­far en hier­ba? ¿Cam­bio en el nú­me­ro uno del rán­king? ¿ Mu­rray y Djo­ko­vic re­gre­san­do a su me­jor ni­vel? ¿ Waw­rin­ka com­ple­tan­do el ca­reer Grand Slam? Jun­ten to­das esas po­si­bi­li­da­des en una coc­te­le­ra y lo que sa­le es un Wim­ble­don de emo­ción ili­mi­ta­da que arran­ca hoy en Lon­dres.

La pri­me­ra mi­tad de la tem­po­ra­da tu­vo a Fe­de­rer y Na­dal co­mo ab­so­lu­tos pro­ta­go­nis­tas, mien­tras que Mu­rray y Djo­ko­vic mos­tra­ron más du­das de las que ca­bía es­pe­rar. Así arran­ca el ter­cer Grand Slam de la tem­po­ra­da, don­de hay mu­chas in­cóg­ni­tas y una cer­te­za: Fe­de­rer, a un mes de cum­plir los 36 años, vuel­ve a ser el prin­ci­pal fa­vo­ri­to. Sie­te ve­ces cam­peón so­bre la hier­ba lon­di­nen­se, el sui­zo re­gre­só en enero tras seis me­ses pa­ra­do por una le­sión y con­quis­tó en Aus­tra­lia su 18 Grand Slam y des­pués In­dian Wells y Mia­mi. Tras sal­tar­se la gi­ra de ar­ci­lla, vol­vió en el cés­ped en Stutt­gart, don­de per­dió en su de­but, y una se­ma­na des­pués le­van­tó su no­veno tí­tu­lo en Ha­lle con una ex­hi­bi­ción en la fi­nal. «Es­ta­ré fres­co, eso es lo po­si­ti­vo de no ha­ber ju­ga­do en pol­vo», se­ña­ló Fe­de­rer, que con un oc­ta­vo tí­tu­lo en Lon­dres su­pe­raría a Pe­te Sam­pras (1993-1995 y 1997-2000) y Wi­lliams Rens­haw (1881-1886 y 1889).

Al­gu­nos ya sue­ñan con otra fi­nal en­tre Fe­de­rer y Na­dal en Wim­ble­don, don­de se mi­die­ron por el tí­tu­lo del 2006 al 2008. La úl­ti­ma, con triun­fo de Na­dal, uno de los gran­des par­ti­dos de la his­to­ria: 6-4, 6-4, 6-7 (5-7), 6-7 (8-10) y 9-7 tras ca­si cin­co ho­ras.

Na­dal no ha ju­ga­do en hier­ba des­de el 2015, pe­ro se pre­sen­ta con una con­fian­za in­fi­ni­ta tras ga­nar en Mon­te­car­lo, Bar­ce­lo­na, Ma­drid y el dé­ci­mo tí­tu­lo en Pa­rís. Aun­que dis­pu­tó cin­co fi­na­les con­se­cu­ti­vas en Wim­ble­don, lle­va sin pa­sar de oc­ta­vos des­de el 2011 y sus ro­di­llas su­fren mu­cho en la su­per­fi­cie más rá­pi­da del cir­cui­to. «Si soy ca­paz de pa­sar las pri­me­ras ron­das, ga­na­ré con­fian­za», re­co­no­ce Na­dal, ac­tual nú­me­ro dos del rán­king, que tie­ne la po­si­bi­li­dad de sa­lir de Lon­dres en la ci­ma de la lis­ta, te­rreno que no pisa des­de el 23 de ju­nio de 2014. Lo ha­rá se­gu­ro si lle­ga a la fi­nal, pe­ro tam­bién tie­ne op­cio­nes in­clu­so per­dien­do en oc­ta­vos, aun­que ne­ce­si­ta­ría un des­ca­la­bro de Mu­rray, Djo­ko­vic y Waw­rin­ka. El es­pa­ñol de­bu­tar fren­te al aus­tra­liano John Mill­man, nú­me­ro 137 del rán­king.

El bri­tá­ni­co, de­fen­sor del tí­tu­lo y do­ble cam­peón, es el ac­tual nú­me­ro uno de la ATP y se ase­gu­ra­ría se­guir en ese pues­to lle­gan­do a la fi­nal. Waw­rin­ka, ter­ce­ro del es­ca­la­fón, ne­ce­si­ta ga­nar el úni­co Grand Slam que le fal­ta en su pal­ma­rés pa­ra su­bir por pri­me­ra vez en su ca­rre­ra al nú­me­ro uno, mien­tras que Djo­ko­vic es el úni­co que no de­pen­de de sí mis­mo: tie­ne que ga­nar y que ni Mu­rray ni Na­dal al­can­cen las se­mi­fi­na­les.

Aun­que no es­té en la lu­cha por el nú­me­ro uno, Fe­de­rer el que aca­pa­ra gran par­te de los fo­cos. De­bu­ta­rá an­te Alek­sandr Dol­go­po­lov y mos­tró un ni­vel asom­bro­so en la pri­me­ra mi­tad del 2017. Fe­de­rer ga­nó en Aus­tra­lia con­tra to­do pro­nós­ti­co y en Wim­ble­don, don­de acu­mu­la 84 vic­to­rias y 11 de­rro­tas, se­rá el ri­val a ba­tir.

Por su his­to­ria en el tor­neo y por su pre­sen­te. Su úl­ti­mo ri­val an­tes de lle­gar a Lon­dres fue el ale­mán Ale­xan­der Zve­rev, nú­me­ro 12 del rán­king pe­ro un tí­te­re en ma­nos de Fe­de­rer en la fi­nal de Ha­lle. «Ten­drías que ha­ber si­do un po­co más sim­pá­ti­co y ha­ber­me de­ja­do ga­nar al­gún pun­to más», fue lo pri­me­ro que se atre­vió a de­cir el ale­mán tras per­der 6-1 y 6-3 en 52 mi­nu­tos. Aho­ra que­da por ver si Fe­de­rer es ca­paz de mos­trar las dos pró­xi­mas se­ma­nas un ni­vel pa­re­ci­do al de Ha­lle, don­de hi­zo prác­ti­ca­men­te lo que qui­so en la pis­ta.

El es­pa­ñol li­de­ra­ría el rán­king si lle­ga a la fi­nal, pe­ro tie­ne op­cio­nes in­clu­so ca­yen­do en oc­ta­vos Fe­de­rer arro­lló a Ale­xan­der Zve­rev en la fi­nal de Ha­lle con una ex­hi­bi­ción es­pec­ta­cu­lar

NIC BOTHMA EFE

Mu­rray, de­fen­sor del tí­tu­lo.

ADRIAN DEN­NIS AFP

Na­dal, ac­tual nú­me­ro dos.

GERRY PENNY EFE

No­vak Djo­ko­vic.

NIC BOTHMA EFE

Fe­de­rer, el fa­vo­ri­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.