Ad­ver­ten­cia so­bre las con­se­cuen­cias le­ga­les de or­ga­ni­zar el «procés»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - M. E. A.

El por­ta­voz del Go­bierno, Íñi­go Mén­dez de Vi­go, ad­vir­tió ayer al pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Car­les Puig­de­mont, que «in­cu­rri­rá en responsabilidad» an­te cual­quier ac­to pre­pa­ra­to­rio del re­fe­ren­do de au­to­de­ter­mi­na­ción, tal y co­mo han di­cho los tri­bu­na­les, en alu­sión a la sen­ten­cia del Cons­ti­tu­cio­nal al res­pec­to. «Más cla­ra no pue­de ser la po­si­ción», ar­gu­yó el mi­nis­tro un día an­tes de que Junts pel Sí y la CUP pre­sen­ten hoy la ley del re­fe­ren­do en el Par­la­men­to ca­ta­lán.

En la rue­da de pren­sa pos­te­rior al Con­se­jo de Mi­nis­tros, Mén­dez de Vi­go acu­só al Eje­cu­ti­vo de Puig­de­mont de pre­sio­nar a los al­cal­des, a los fun­cio­na­rios y a los mossos pa­ra que se su­men a sus pre­ten­sio­nes in­de­pen­den­tis­tas. Y ca­li­fi­có el plan so­be­ra­nis­ta tra­za­do a tra­vés de los tra­ba­jos de la lla­ma­da asam­blea cons­ti­tu­yen­te ca­ta­la­na co­mo una «fór­mu­la que ale­ja de Eu­ro­pa», más pro­pia de paí­ses «de otras la­ti­tu­des» que de na­cio­nes en­cla­va­das en la Unión Eu­ro­pea.

Mien­tras el PP in­sis­te en las con­se­cuen­cias, el PSOE tra­tó de res­tar im­por­tan­cia a la nue­va nor­ma­ti­va con la que Puig­de­mont pre­ten­de blin­dar­se an­te el re­fe­ren­do y ta­chó sus in­ten­cio­nes de me­ra «pro­pa­gan­da po­lí­ti­ca». «Es un po­co de­li­ran­te el plan­tea­mien­to. No re­sis­te nin­gu­na prue­ba de le­ga­li­dad», des­ta­có su se­cre­ta­rio de or­ga­ni­za­ción, Jo­sé Luis Ába­los. El di­ri­gen­te so­cia­lis­ta apre­ció in­tere­ses elec­to­ra­les y par­ti­dis­tas en la de­ri­va se­ce­sio­nis­ta e in­sis­tió en que su par­ti­do no va a es­tar en na­da que no en­tre den­tro de la le­ga­li­dad. En opi­nión del ex­pre­si­den­te del Go­bierno Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, la con­sul­ta no se lle­va­rá a ca­bo por­que «no tie­ne nin­gún fun­da­men­to le­gal». El ex­lí­der del PSOE de­fen­dió que el Es­ta­do tie­ne «la responsabilidad» y tam­bién «los me­ca­nis­mos» pa­ra evi­tar que su­ce­da.

Sin apo­yo so­cial

Po­de­mos cues­tio­nó la ho­ja de ruta del pre­si­den­te ca­ta­lán, que a su jui­cio no cuen­ta con el apo­yo so­cial su­fi­cien­te y que es un ejem­plo de «uni­la­te­ra­li­dad» que no com­par­ten. La for­ma­ción mo­ra­da, ex­pli­có Pa­blo Eche­ni­que, de­fien­de una con­sul­ta pac­ta­da y con ga­ran­tías. En esa lí­nea, el se­cre­ta­rio de or­ga­ni­za­ción de Po­de­mos res­pal­dó la ac­ti­tud de la al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na, Ada Co­lau, quien anun­ció que no pon­drá en pe­li­gro a sus fun­cio­na­rios con una con­sul­ta uni­la­te­ral.

Ciu­da­da­nos cri­ti­có que la Ge­ne­ra­li­tat si­ga ade­lan­te con su pro­ce­so «ha­cia nin­gu­na par­te» y que el bo­rra­dor de la ley de se­ce­sión se ase­me­je más «a los sue­ños» de al­guno que a la reali­dad de los ca­ta­la­nes y «sus pro­ble­mas». Pa­ra su se­cre­ta­rio ge­ne­ral, Jo­sé Ma­nuel Vi­lle­gas, la úni­ca sa­li­da po­si­ble es con­vo­car elec­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.