La CDU y la CSU cie­rran fi­las en bus­ca del cuar­to man­da­to de Mer­kel

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - JUAN CAR­LOS BARRENA

Pleno em­pleo, re­duc­ción del IRPF sin otros au­men­tos fis­ca­les com­pen­sa­to­rios, más se­gu­ri­dad con la con­tra­ta­ción de 15.000 nue­vos po­li­cías, in­cre­men­to de las ayu­das a las fa­mi­lias con ni­ños o in­ver­sio­nes en vi­vien­da pú­bli­ca son al­gu­nas de las pro­me­sas que fi­gu­ran en el pro­gra­ma elec­to­ral de los con­ser­va­do­res ale­ma­nes que pre­sen­ta­ron ayer la can­ci­ller fe­de­ral y pre­si­den­ta de la CDU, An­ge­la Mer­kel, y el primer mi­nis­tro de Ba­vie­ra y lí­der de la CSU, Horst Seeho­fer. To­do con el ob­je­ti­vo de con­se- guir «una Alemania en la que vi­va­mos bien y a gus­to», se­gún fi­gu­ra en el tí­tu­lo del do­cu­men­to, y «bie­nes­tar y se­gu­ri­dad pa­ra to­dos», co­mo ex­pli­có Mer­kel a la pren­sa con su so­cio bá­va­ro.

Un pro­gra­ma que, a jui­cio del so­cial­de­mó­cra­ta Mar­tin Schulz, es «aso­cial, irres­pon­sa­ble y po­co se­rio». No es más que «un pro­gra­ma de mí­ni­mos pa­ra evi­tar con­flic­tos en el seno de la Unión», co­men­tó Schulz, que lo ca­li­fi­có de «co­bar­de» y «sin ideas de fu­tu­ro». Ade­más cri­ti­có que con­tie­ne re­ga­los fis­ca­les pa­ra los que más ga­nan, in­clu­ye un con­cep­to im­po­si­ti­vo im­prac­ti­ca­ble, no abor­da el pro­ble­ma de las pen­sio­nes y ol­vi­da la equi­pa­ra­ción sa­la­rial de las mu­je­res.

Tras la apro­ba­ción uná­ni­me del pro­gra­ma de los dos par­ti­dos her­ma­nos, Mer­kel y Seeho­fer sub­ra­ya­ron que el tra­ba­jo es la cla­ve pa­ra ma­yo­res in­ver­sio­nes y un au­men­to de las ayu­das a las fa­mi­lias. De ahí el ob­je­ti­vo de al­can­zar el pleno em­pleo has­ta el 2025, con la re­duc­ción del pa­ro ac­tual del 5,5 % (2,5 mi­llo­nes de per­so­nas) a la mi­tad. Una me­ta que no se al­can­za en Alemania des­de los años 70. Cons­cien­tes del pro­ble­ma de­mo­grá­fi­co del país y la fal­ta de per­so­nal cua­li­fi­ca­do en mu­chas em­pre­sas, los con­ser­va­do­res anun­cia­ron pa­ra la pró­xi­ma le­gis­la­tu­ra una ley pa­ra fa­ci­li­tar la in­mi­gra­ción de mano de obra es­pe­cia­li­za­da pa­ra que «nin­gún em­pleo que­de sin cu­brir». Una re­gu­la­ción ade­cua­da fa­ci­li­ta­rá la mi­gra­ción le­gal, sub­ra­yó Seeho­fer, mien­tras Mer­kel co­men­tó que no ha­brá, sin em­bar­go, un sis­te­ma de pun­tos si­guien­do el ejem­plo de Ca­na­dá.

Tras me­ses de po­lé­mi­ca y ata­ques, el lí­der bá­va­ro ase­gu­ró que exis­te aho­ra «un fuer­te co­mu­nión en­tre la CDU y la CSU». Sin em­bar­go, si­gue ha­bien­do di­sen­so en el te­ma de los so­li­ci­tan­tes de asi­lo. Mer­kel de­jó cla­ro que si­gue re­cha­zan­do cuo­tas anua­les de re­fu­gia­dos co­mo exi­ge Seeho­fer, mien­tras es­te co­men­tó que esa ini­cia­ti­va fi­gu­ra­rá en el plan de Ba­vie­ra que quie­re apro­bar.

ODD AN­DER­SEN AFP

An­ge­la Mer­kel pre­sen­tó con su so­cio bá­va­ro Horst Seeho­fer (CSU) la pla­ta­for­ma de pro­pues­tas con las que con­cu­rren con­jun­ta­men­te los par­ti­dos her­ma­nos a las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas ale­ma­nas de sep­tiem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.