Re­tra­san el jui­cio de la plan­ti­lla del bal­nea­rio de Gui­ti­riz, que ya so­lo atien­de a los pro­pie­ta­rios

La fe­cha de la vis­ta por la de­man­da de ex­tin­ción de con­tra­tos se apla­zó al día 18

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - DO­LO­RES CE­LA

La plan­ti­lla lle­va sin co­brar sus sa­la­rios des­de el mes de enero de es­te año

Los tra­ba­ja­do­res del Bal­nea­rio de Gui­ti­riz ten­drán que per­ma­ne­cer un tiem­po más de bra­zos cru­za­dos. El jui­cio por la de­man­da co­lec­ti­va de ex­tin­ción de con­tra­tos, so­li­ci­ta­da por los 27 em­plea­dos, ya no se ce­le­bra­rá el pró­xi­mo jue­ves. Fue apla­za­do has­ta el día 18, por una cues­tión me­ra­men­te ad­mi­nis­tra­ti­va.

La plan­ti­lla per­dió la es­pe­ran­za de que apa­rez­ca un com­pra­dor an­tes de que sal­ga la sen­ten­cia que dic­ta­rá el Juz­ga­do So­cial nú­me­ro 2, que es el que se en­car­ga de es­te ca­so. Son cons­cien­tes de que en el mo­men­to en el que que­de li­bre de obli­ga­cio­nes de per­so­nal, po­si­ble­men­te apa­re­ce­rá un nue­vo due­ño.

Mien­tras es­pe­ran por el jui­cio y por la sen­ten­cia, los tra­ba­ja­do­res cum­plen su ho­ra­rio la­bo­ral y sus úni­cas ocu­pa­cio­nes son las de­ri­va­das de la aten­ción a los dos úni­cos hués­pe­des del ho­tel, el ma­tri­mo­nio pro­pie­ta­rio. Las ca­ma­re­ras de pi­sos si­guen rea­li­zan­do la lim­pie­za en sus ha­bi­ta­cio­nes, les pre­pa­ran la co­mi­da y les la­van y plan­chan la ro­pa. To­das es­tas ta­reas fi­gu­ran en un con­tra­to, co­mo tam­bién re­co­ge el de­re­cho del per­so­nal al co­me­dor.

Des­de ha­ce ya tiem­po se aca­ba­ron prác­ti­ca­men­te los ví­ve­res de la des­pen­sa y el per­so­nal ha te­ni­do que poner un fon­do pa­ra te­ner ma­te­ria pri­ma pa­ra ha­cer la co­mi­da. Ir a tra­ba­jar su­po­ne un gas­to, el de des­pla­za­mien­to, pa­ra es­tas 27 per­so­nas, que lle­van sin co­brar sus sa­la­rios des­de el mes de enero y sin ac­ti­vi­dad en la em­pre­sa des­de la se­gun­da se­ma­na de abril, en que se ago­tó el ga­soil y tu­vie­ron que ce­rrar la es­ta­ción ter­mal, con el con­si­guien­te va­cia­do de la pis­ci­na.

La no­ti­cia que re­ci­bió ayer la plan­ti­lla del apla­za­mien­to del jui­cio en unos días fue co­mo un ja­rro de agua fría, da­do que pro­lon­ga­rá lo que de­fi­nen co­mo una ago­nía, sin fe­cha, al me­nos de mo­men­to. La re­pre­sen­tan­te sin­di­cal le ha pe­di­do a los due­ños que les fir­men las va­ca­cio­nes pa­ra po­der au­sen­tar­se de los pues­tos de tra­ba­jo. No con­si­guió su pre­ten­sión.

Evi­tar el des­pi­do pro­ce­den­te

Mien­tras no ha­ya una sen­ten­cia so­bre la ex­tin­ción de con­tra­tos ten­drán que se­guir acu­dien­do pun­tual­men­te al cen­tro de tra­ba­jo. Tres ausencias in­jus­ti­fi­ca­das son causa pa­ra jus­ti­fi­car un des­pi­do pro­ce­den­te, con la con­si­guien­te pér­di­da de de­re­chos. Hay tra­ba­ja­do­res que em­pe­za­ron en el Bal­nea­rio de Gui­ti­riz ha­ce 14 años cuan­do el nue­vo pro­pie­ta­rio pu­so en mar­cha las ins­ta­la­cio­nes.

Al­gu­nos miem­bros de la plan­ti­lla que en­con­tra­ron tra­ba­jo no es­pe­ra­ron. Con las pri­me­ras nó­mi­nas pen­dien­tes se mar­cha­ron y fue­ron des­pe­di­dos.

FO­TO SU­SO

El ex­te­rior de las ins­ta­la­cio­nes es­tá des­cui­da­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.