Ma­cron quie­re re­fun­dar la UE en los paí­ses con con­ven­cio­nes de­mo­crá­ti­cas

Su pro­pues­ta in­clu­ye re­du­cir un ter­cio los dipu­tados y una re­for­ma elec­to­ral en Fran­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - FER­NAN­DO ITURRIBARRÍA

Em­ma­nuel Ma­cron pro­pu­so ayer lan­zar an­tes de fin de año «con­ven­cio­nes de­mo­crá­ti­cas» pa­ra re­fun­dar la Unión Eu­ro­pea en to­dos los paí­ses miem­bros, una idea que fi­gu­ra­ba en su pro­gra­ma elec­to­ral y que pre­ten­de in­cluir en la ho­ja de ruta re­for­mis­ta con­sen­sua­da con An­ge­la Mer­kel. En un dis­cur­so pro­gra­má­ti­co pro­nun­cia­do an­te el Par­la­men­to reuni­do en Ver­sa­lles, el nue­vo in­qui­lino del Elí­seo anun­ció su in­ten­ción de re­cu­rrir al re­fe­ren­do si no se acep­tan sus re­for­mas ins­ti­tu­cio­na­les, co­mo la re­duc­ción del nú­me­ro de es­ca­ños, la revisión de la ley elec­to­ral o la su­pre­sión del tri­bu­nal pa­ra afo­ra­dos, y con­fir­mó el fin en no­viem­bre del es­ta­do de emer­gen­cia ins­tau­ra­do por la ame­na­za yihadista.

Un mes des­pués de ha­ber re­ci­bi­do allí a Vla­di­mir Pu­tin, el pre­si­den­te fran­cés re­gre­só al pa­la­cio de Ver­sa­lles en un desafío a los de­trac­to­res que le acu­san de en­car­nar una mo­nar­quía re­pu­bli­ca­na de tin­tes fa­raó­ni­cos dig­na de Luis XIV, el rey Sol. Ma­cron con­vo­có en se­sión ex­tra­or­di­na­ria a los dipu­tados y se­na­do­res pa­ra di­ri­gir­les un dis­cur­so so­bre el es­ta­do del país a la ma­ne­ra del que pro­nun­cian ca­da año los pre­si­den­tes de EE.UU. an­te el Con­gre­so, una no­ve­dad con vocación de con­ver­tir­se en ci­ta anual pa­ra ren­dir cuen­tas de su ges­tión.

El ca­pí­tu­lo eu­ro­peo en­con­tró es­pe­cial én­fa­sis en la alo­cu­ción de un pre­si­den­te de mar­ca­do per­fil eu­ro­peís­ta que con­quis­tó el po­der tras de­rro­tar el po­pu­lis­mo eu­ró­fo­bo de Ma­ri­ne Le Pen. Tras re­co­no­cer que la cons­truc­ción eu­ro­pea se ha vis­to fra­gi­li­za­da du­ran­te el úl­ti­mo «de­ce­nio cruel» por la «pro­li­fe­ra­ción bu­ro­crá­ti­ca» y un «es­cep­ti­cis­mo que no me pa­re­ce in­jus­ti­fi­ca­do», in­vi­tó a «ha­cer re­vi­vir el de­seo de Eu­ro­pa» y re­cu­pe­rar la idea ori­gi­nal de los pa­dres fun­da­do­res de la UE.

En sin­to­nía con Mer­kel

«Co­rres­pon­de a Fran­cia to­mar la ini­cia­ti­va y de­seo ha­cer­lo en los pró­xi­mos me­ses gra­cias al tra­ba­jo es­tre­cho con la can­ci­ller de Alemania», di­jo en alu­sión a la ho­ja de ruta que re­dac­ta con Mer­kel pa­ra re­for­mar la UE y la zo­na eu­ro. «An­tes de fin de año, so­bre esas ba­ses, lan­za­re­mos por to­das par­tes en Eu­ro­pa con­ven­cio­nes de­mo­crá­ti­cas pa­ra re­fun­dar Eu­ro­pa so­bre esa am­bi­ción prin­ci­pal que une a los hom­bres», anun­ció sin dar más de­ta­lles acer­ca de una ini­cia­ti­va que de­be­ría ser asu­mi­da por los de­más paí­ses pa­ra ser una reali­dad.

En un dis­cur­so de ho­ra y me­dia, que ape­nas arran­có aplau­sos pe­se a sus arre­ba­tos lí­ri­cos y re­fle­xio­nes fi­lo­só­fi­cas, Ma­cron des­gra­nó las re­for­mas ins­ti­tu­cio­na­les de su pro­gra­ma pre­si­den­cial y de­jó la co­ci­na do­més­ti­ca pa­ra la in­ves­ti­du­ra hoy en la Asam­blea Na­cio­nal de su primer mi­nis­tro, Edouard Phi­lip­pe, eclip­sa­do por la som­bra alar­ga­da del pre­si­den­te Sol. En un año pre­ten­de re­du­cir en un ter­cio los 577 dipu­tados y 348 se­na­do­res, in­tro­du­cir la pro­por­cio­na­li­dad en las elec­cio­nes pa­ra me­jo­rar la re­pre­sen­ta­ción de to­das las sen­si­bi­li­da­des po­lí­ti­cas, li­mi­tar el nú­me­ro de man­da­tos y so­me­ter las le­yes im­por­tan­tes a una eva­lua­ción pos­te­rior. Si el Par­la­men­to no se amol­da, «re­cu­rri­ré al vo­to de nues­tros con­ciu­da­da­nos por vía de re­fe­ren­do», avi­só.

ETIENNE LAURENT AFP

Ma­cron se di­ri­ge por la Ga­le­ría de los Bus­tos al he­mi­ci­clo don­de se reunió el Par­la­men­to en el pa­la­cio del Ver­sa­lles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.