Bus­can­do la fo­to de su vi­da a los se­sen­ta

Ju­bi­la­dos ga­lle­gos pa­san lar­gas ho­ras a la in­tem­pe­rie prac­ti­can­do una afi­ción ca­si ex­tin­ta: la fo­to­gra­fía na­val

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - LAURA G. DEL VA­LLE

Los miem­bros del co­man­do Pa­ta Ne­gra po­cas ve­ces pa­san por ca­sa, so­bre to­do en días os­cu­ros y de tem­po­ral. Cuan­do lo ha­cen, en oca­sio­nes ca­la­dos has­ta los hue­sos —y eso que lle­van años sin pi­llar un res­fria­do—, sue­len de­di­car par­te del tiem­po a me­nes­te­res de edición de fo­to­gra­fía, a ac­tua­li­zar la pá­gi­na de Fa­ce­book en la que com­par­ten su pa­sión o in­clu­so al­guno ejer­ce su pa­pel de

you­tu­ber. No se tra­ta de vein­tea­ñe­ros que arries­gan su vi­da por el me­jor sel­fie, aun­que la ima­gen de un jo­ven ju­gán­do­se el cue­llo por en­con­trar un buen án­gu­lo es una cons­tan­te en sus días. Son ju­bi­la­dos que reivin­di­can no so­lo su pa­pel en la so­cie­dad, sino tam­bién la sa­bi­du­ría y el co­no­ci­mien­to que apor­ta su gran pa­sión: la fo­to­gra­fía na­val. «Po­dría­mos es­tar vien­do las obras en la ca­lle, pe­ro pre­fe­ri­mos le­van­tar­nos a las cin­co de la ma­ña­na y re­co­rrer la cos­ta ga­lle­ga pa­ra con­se­guir la me­jor fo­to».

To­do co­men­zó, ex­pli­ca Jo­se­ma Ojén, «ha­ce va­rios años, cuan­do em­pe­za­mos a coin­ci­dir en dis­tin­tos si­tios ha­cien­do fo­tos, así que nos hi­ci­mos ami­gos y crea­mos el gru­po de Fa­ce­book de Fo­tó­gra­fos Na­va­les del Gol­fo Ár­ta­bro, nues­tra zo­na de ac­ción, don­de subimos to­das nues­tras imá­ge­nes». Es­te guar­dia ci­vil en la re­ser­va lo cuen­ta acom­pa­ña­do de sus co­le­gas de ba­ta­lla, Jo­sé Daniel Díaz y Jo­sé Ra­món Mon­te­ro, en uno de sus pun­tos ha­bi­tua­les de reunión, el Pa­rro­te co­ru­ñés, don­de con fre­cuen­cia es­pe­ran la lle­ga­da de tras­atlán­ti­cos que ha­cen pa­ra­da en la ciu­dad. En es­te ca­so era el Bri­tan­nia el que atra­ca­ba. «Es­tos bar­cos ti­po ho­tel no son nues­tros fa­vo­ri­tos, no­so­tros pre­fe­ri­mos los de lí­neas clá­si­cas; y no por una cues- tión de que sea­mos vie­jos, sino por cri­te­rio es­té­ti­co», co­men­ta Ojén en­tre ri­sas.

Me­jor un día de tem­po­ral

Tam­po­co es­tán de­ma­sia­do con­ten­tos con el so­lea­do día con el que ama­ne­ció la ciu­dad her­cu­li­na, co­mo man­tu­vie­ron du­ran­te to­da la con­ver­sa­ción es­tos ca­ma­ra­das. Díaz y Mon­te­ro, ma­ri­nes mer­can­tes re­ti­ra­dos, no cum­plen ese ma­ni­do di­cho de que en ca­sa de he­rre­ro, cu­chi­llo de pa­lo, y es an­te un día de pe­rros cuan­do real­men­te dis­fru­tan de­trás de la cá­ma­ra. «Tú vas un día de tem­po­ral a Pun­ta Her­mi­nia y con esas olas de cua­tro o cin­co me­tros te que­da una fo­to es­pec­ta­cu­lar. Es que no nos in­tere­sa tan­to una es­ce­na ar­tís­ti­ca sino bus­car lo no­ve­do­so, la no­ti­cia». Y pa­ra eso hay que echar mu­chas, mu­chas ho­ras.

«Me da ra­bia cuan­do la gen­te di­ce: ‘‘¡Qué suer­te tu­vis­te!’’ No se dan cuen­ta de que pa­ra ha­cer la fo­to de la que guar­do un me­jor re­cuer­do, una sa­ca­da en el Sei­xo Bran­co en la que una ola rom­pía y de­ja­ba jus­to en me­dio una ima­gen es­pec­ta­cu­lar de la To­rre de Hér­cu­les, tu­ve que dis­pa­rar an­tes un mi­llón de ve­ces. Pe­ro es nor­mal, so­lo se con­si­gue una bue­na fo­to es­tan­do en el si­tio», afir­ma Ojén. Pa­ra ello, re­la­ta Mon­te­ro, a dia­rio con­sul­tan apps co­mo Ma­ri­ne Traf­fic, en las que pue­den ver «las si­lue­tas de los bar­cos de la zo­na con dis­tin­tos co­lo­res y se­gún el color sa­bes el ti­po de bar- co que es. Tam­bién te in­di­can el des­tino, la ve­lo­ci­dad...».

En una de las vein­te ho­ras se­ma­na­les que, cal­cu­lan, es­tán bus­can­do la ima­gen de sus vi­das, Mon­te­ro, el you­tu­ber de es­tos «pa­ta ne­gra» —aun­que sus ami­gos, más analó­gi­cos, pre­fie­ren lla­mar­le Spiel­berg— cap­tó la sa­li­da de A Co­ru­ña del cru­ce­ro Ms Bal­mo­ral an­te un olea­je que po­día al­can­zar los ocho me­tros. Las imá­ge­nes cap­tan­do el mo­men­to de la par­ti­da fue­ron so­li­ci­ta­das por el dia­rio bri­tá­ni­co Daily Mail al día si­guien­te, una vez las vie­ron col­ga­das en el Fa­ce­book de es­tos ca­za­do­res de bar­cos del Gol­fo Ár­ta­bro.

Ama­rra­dos a sus equi­pos fo­to­grá­fi­cos, al­guno de ellos va­lo­ra­do en al­re­de­dor de 2.000 eu­ros, re­co­rren la cos­ta ga­lle­ga a dia­rio. Sin em­bar­go, «las pen­sio­nes no dan» pa­ra que es­tos ju­bi­la­dos cum­plan su sue­ño: vi­si­tar la ré­pli­ca del Ti­ta­nic que se es­tá cons­tru­yen­do en Chi­na. Mien­tras tan­to, la ima­gi­na­ción vue­la ra­so pe­ro no con me­nos am­bi­ción. «Va­mos a po­ner­nos en con­tac­to con APAs de co­le­gios pa­ra con­tar­les a los ni­ños lo que ha­ce­mos, mu­chos no si­guen la tra­di­ción de la fo­to­gra­fía na­val por des­co­no­ci­mien­to». Mien­tras lo ex­pli­ca­ban, un vian­dan­te se acer­có pa­ra in­for­mar­les de que el cru­ce­ro que te­nían de­lan­te, el Bri­tan­nia, es el más gran­de del mun­do. Ellos no con­fe­sa­ron su afi­ción y, dis­cre­tos, so­lo rie­ron.

«Aun­que pa­rez­ca ra­ro, des­de que nos de­di­ca­mos a es­to no sa­be­mos lo que es un res­fria­do» «Pre­fe­ri­mos días de tem­po­ral y fuer­te olea­je que una es­tam­pa con sol y tran­qui­la»

En la ima­gen su­pe­rior, el «Queen Mary 2» lle­gan­do al puer­to de Vi­go. A la de­re­cha, el bu­que «Ds Wa­rrior», en Fe­rrol.

EDUAR­DO PÉ­REZ

En el «Daily Mail». El dia­rio bri­tá­ni­co pu­bli­có en su edición di­gi­tal una de las fo­tos que ha­cen Ojén, Díaz y Mon­te­ro (a la iz­quier­da).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.