Vuel­ve la fie­bre por la Su­per Nin­ten­do

La mí­ti­ca con­so­la re­vi­ve 25 años des­pués de su sa­li­da a la ven­ta con una edi­ción mi­ni que ha mo­vi­li­za­do cien­tos de mi­les de re­ser­vas de to­do el mun­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Alta Definición - MI­CHAEL MCLOUGHLIN

Es­ta se­ma­na la con­so­la más desea­da no ha si­do la Xbox One X, la más po­ten­te ja­más crea­da y pre­sen­ta­da re­cien­te­men­te en el E3 de Los Án­ge­les. Tam­po­co la PS4 y su vi­sor de reali­dad vir­tual. Se tra­ta de una má­qui­na de Nin­ten­do, pe­ro que po­co tie­ne que ver con la nue­va y exi­to­sa Switch. La lo­cu­ra de mi­les de per­so­nas la ha desata­do una con­so­la lan­za­da al mer­ca­do ha­ce más de 25 años: la Su­per NES, co­no­ci­da en el ar­got po­pu­lar tam­bién co­mo la Sú­per Nin­ten­do.

De es­ta ma­ne­ra, la con­so­la vuel­ve al mer­ca­do con una edi­ción mi­ni, que ya pue­de re­ser­var­se y que ha ge­ne­ra­do una es­pon­tá­nea fie­bre de la nos­tal­gia. No es la pri­me­ra que los ja­po­ne­ses ex­pe­ri­men­tan con los re­cuer­dos. El pa­sa­do oto­ño hi­cie­ron lo pro­pio con la NES Clas­sic, de la que han lle­ga­do a ven­der ca­si tres mi­llo­nes de uni­da­des. Un au­tén­ti­co bom­ba­zo te­nien­do en cuen­ta que so­lo pre­ten­dían ven­der unos cien­tos de mi­les de ellas en to­do el mun­do. Es­ta ré­pli­ca en mi­nia­tu­ra de la con­so­la de 8 bits de ha­ce tres dé­ca­das traía 30 jue­gos pre­car­ga­dos, sin po­si­bi­li­dad de am­pliar­los. In­cluía un ca­ble HDMI pa­ra adap­tar­se a los nue­vos tiem­pos, pe­ro los de­ta­lles te trans­por­ta­ban al pa­sa­do: des­de el man­do has­ta el ca­ble que lo unía a la con­so­la, que era lo su­fi­cien­te­men­te cor­to co­mo pa­ra que te tu­vie­ses que sen­tar cer­ca de la pan­ta­lla.

Aho­ra su su­ce­so­ra lle­ga­rá al mis­mo pre­cio, 80 euros, y con 21 jue­gos pre­car­ga­dos. No tie­ne pin­ta de que va­ya a con­ver­tir­se en un fi­jo en el ca­tá­lo­go de la com­pa­ñía, que en abril des­car­tó se­guir crean­do NES Clas­sic. Es­to la con­vir­tió en un ob­je­to de cul­to: en Ama­zon y otras pla­ta­for­mas la re­ven­ta ha mul­ti­pli­ca­do por cua­tro o cin­co el pre­cio ori­gi­nal. Los más crí­ti­cos di­cen que con una Ras­pe­berry, un or­de­na­dor en una pla­ca di­mi­nu­ta, pue­des ha­cer lo mis­mo y emu­lar los jue­gos de la NES Clas­sic. Sin em­bar­go, el hac­ker que con­si­guió pi­ra­tear­la des­cu­brió que la po­ten­cia era ca­si la mis­ma que la de la Wii, una con­so­la del 2006, lo que sor­pren­dió a pro­pios y ex­tra­ños. Un de­ba­te que po­co o na­da pa­re­cer im­por­tar a los más fie­les a es­te icono.

Nos­tal­gia. Eso es lo que ven­de Nin­ten­do y eso es lo que han in­ten­ta­do ven­der otras mar­cas co­mo No­kia. Tras años des­apa­re­ci­da, vol­vió por la puer­ta gran­de y con un ór­da­go digno de quien fue­se lí­der mun­dial del mer­ca­do de te­lé­fo­nos mó­vi­les con el lan­za­mien­to del 3310, uno de los ter­mi­na­les que en­cum­bró a la mar­ca.

Es lo que cues­ta la ré­pli­ca en mi­nia­tu­ra de la Su­per NES, que ade­más tie­ne 21 jue­gos pre­car­ga­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.