Los oku­pas y la ley

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - IG­NA­CIO BER­MÚ­DEZ DE CAS­TRO

La alar­ma so­cial que es­tá crean­do el mo­vi­mien­to oku­pa es más que im­por­tan­te, y no re­sul­ta de re­ci­bo que nues­tro Có­di­go Pe­nal, en el apar­ta­do se­gun­do de su ar­tícu­lo 245, cas­ti­gue con una ri­dí­cu­la mul­ta de tres a seis me­ses la ma­yo­ría de las si­tua­cio­nes de ocu­pa­ción ile­gal que pro­ta­go­ni­zan es­tos ami­gos de vi­vir ba­jo te­cho ajeno. Bien es cier­to que, si de­ter­mi­na­dos lí­de­res po­lí­ti­cos no los apo­ya­ran, no se atre­ve­rían a tan­to, pe­ro si que­re­mos so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, y que una fa­mi­lia se pue­da ir de va­ca­cio­nes sin te­mor a un com­pli­ca­do re­gre­so, que el le­gis­la­dor se pon­ga de in­me­dia­to a mo­di­fi­car el ci­ta­do ar­tícu­lo en­du­re­cien­do las pe­nas, y dán­do­le ca­rác­ter de ur­gen­cia a un hi­po­té­ti­co pro­ce­di­mien­to ju­di­cial de des­alo­jo del bien in­mue­ble en cues­tión. Que to­do sea di­cho de pa­so, no aca­bo de en­ten­der la ne­ce­si­dad de tal jui­cio, pues de la mis­ma ma­ne­ra que si al­guien atra­ca un ban­co la po­li­cía en­tra en la de­pen­den­cia ban­ca­ria y se lle­va a los ca­cos an­te el juez, lo mis­mo de­bie­ra ocu­rrir si una per­so­na ocu­pa ile­gal­men­te una vi­vien­da de la que no es pro­pie­ta­rio. Ese bien usur­pa­do es fru­to de los aho­rros de unas per­so­nas que se han pa­sa­do la vi­da tra­ba­jan­do pa­ra, una vez lle­ga­dos a su ve­jez, te­ner un pe­que­ño pa­tri­mo­nio con el que ir ti­ran­do. Cual­quier de­cla­ra­ción al res­pec­to de los po­lí­ti­cos pro oku­pas no es más que pu­ra de­ma­go­gia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.