¿Pa­ga us­ted po­cos im­pues­tos?

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - FER­NAN­DO SALGADO

El se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Ha­cien­da, Jo­sé En­ri­que Fer­nán­dez de Mo­ya, ha sa­li­do a la pa­les­tra a de­fen­der a su mi­nis­tro, el ré­pro­bo Cris­tó­bal Mon­to­ro. Y des­li­za en su ale­ga­to una fra­se, na­da nue­va ni ori­gi­nal, pe­ro que si­gue pro­du­cién­do­me ur­ti­ca­ria ca­da vez que la oi­go: «La pre­sión fis­cal en Es­pa­ña es­tá en un ni­vel me­dio­ba­jo res­pec­to a Eu­ro­pa». Es de­cir, pa­ga­mos me­nos im­pues­tos que nues­tros ve­ci­nos. Afir­ma­ción irri­tan­te por­que uti­li­za con áni­mo de en­ga­ñar —ani­mus de­ci­pien­di— el con­cep­to de pre­sión fis­cal: el por­cen­ta­je de in­gre­sos pú­bli­cos con res­pec­to al PIB. Es­te ba­re­mo so­lo nos di­ce que Es­pa­ña pa­ga me­nos im­pues­tos que Fran­cia o Ale­ma­nia, pe­ro ocul­ta que la fac­tu­ra fis­cal de la ma­yo­ría de es­pa­ño­les —los asa­la­ria­dos, des­de lue­go— es tan abul­ta­da co­mo la de fran­ce­ses y ale­ma­nes. Ya lo es­cri­bí al­gu­na vez: los tra­ba­ja­do­res pa­gan co­mo los que más y el Es­ta­do re­cau­da co­mo los que me­nos. Te­ne­mos im­pues­tos de pri­me­ra e in­gre­sos de se­gun­da.

La de­mos­tra­ción es fá­cil. El con­tri­bu­yen­te en Es­pa­ña apor­ta a la Ha­cien­da pú­bli­ca el 37,9 % de la ri­que­za que ge­ne­ra ca­da año (PIB), se­gún da­tos de Eu­ros­tat re­fe­ri­dos al año pa­sa­do. Esa es la pre­sión fis­cal de ma­rras, in­fe­rior en más de ocho pun­tos a la me­dia de la eu­ro­zo­na. Cual­quier tra­ba­ja­dor es­pa­ñol por cuen­ta aje­na re­ba­sa esa con­tri­bu­ción an­tes in­clu­so de que co­bre su nó­mi­na en el ban­co: los im­pues­tos al tra­ba­jo se apre­su­ran a sus­traer­le el 40 % de su re­mu­ne­ra­ción bru­ta. Ha­ga­mos las cuen­tas pa­ra un asa­la­ria­do me­dio que lla­ma­re­mos Juan Es­pa­ñol.

Juan Es­pa­ñol ga­na 23.106,30 eu­ros al año, se­gún la en­cues­ta anual de es­truc­tu­ra sa­la­rial. Re­don­dean­do al al­za, do­ce pa­gas de 2.000 eu­ros al mes. Pe­ro 800 de esos dos mil eu­ros nun­ca lle­ga­rán a su bol­si­llo: 240 se los re­ten­drá Mon­to­ro en con­cep­to de IRPF y los otros 560 via­jan di­rec­ta­men­te des­de la em­pre­sa a las ar­cas de la Se­gu­ri­dad So­cial, que bue­na fal­ta le ha­cen. Así pues, Juan Es­pa­ñol per­ci­be 1.200 eu­ros al mes en tér­mi­nos ne­tos. Ob­sér­ve­se que si Es­pa­ña to­da hi­cie­se un es­fuer­zo si­mi­lar al su­yo, la pre­sión fis­cal ya se en­con­tra­ría dos pun­tos por en­ci­ma del «ni­vel me­dio-ba­jo» al que se re­fie­re Fer­nán­dez de Mo­ya.

Pe­ro aún hay más. Juan Es­pa­ñol se­gui­rá pa­gan­do im­pues­tos con sus ma­gros 1.200 eu­ros. Es­ta vez se lla­man IVA, im­pues­tos es­pe­cia­les so­bre la ga­so­li­na, al­cohol o ta­ba­co, tri­bu­tos mu­ni­ci­pa­les co­mo el IBI... ¿A cuán­to as­cien­de el pe­lliz­co? Pues­to que la im­po­si­ción in­di­rec­ta re­pre­sen­ta so­bre un 20 % del con­su­mo, al gas­tar el suel­do de­ja­rá en las ar­cas pú­bli­cas otros 240 eu­ros. En to­tal, más de la mi­tad de su sa­la­rio bru­to —52 %— se le va a Juan Es­pa­ñol en im­pues­tos. ¿Ni­vel me­dio-ba­jo con res­pec­to a Jean Fra­nçais o Johan­nes Deutsch? No se lo cree ni Fer­nán­dez de Mo­ya.

Que Juan Es­pa­ñol con­tri­bu­ya con un 52 % y Es­pa­ña en su con­jun­to con so­lo un 37,9 % prue­ba la ra­di­cal in­jus­ti­cia del sis­te­ma fis­cal. Im­pues­tos de ta­lla eu­ro­pea pa­ra los asa­la­ria­dos, im­pues­tos li­li­pu­tien­ses pa­ra las ren­tas de ca­pi­tal, im­pues­tos fle­xi­bles pa­ra pro­fe­sio­na­les es­pa­bi­la­dos e im­pues­tos ce­ro pa­ra una le­gión de de­frau­da­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.