El pri­mer lai­co y no ita­liano que ocu­pó la por­ta­vo­cía del Va­ti­cano

Joaquín Na­va­rro-Valls (Car­ta­ge­na, 1936)

La Voz de Galicia (Lugo) - - Política -

Hi­zo his­to­ria. Fue el pri­mer lai­co y, pa­ra más in­ri, no ita­liano, que ocu­pó la por­ta­vo­cía del Va­ti­cano. Y unos de los res­pon­sa­bles de la mo­der­ni­za­ción de la San­ta Se­de. El mur­ciano Joaquín Na­va­rro-Valls, fa­lle­ció a los 80 años tras pa­sar 22 de ellos al la­do del pa­pa Juan Pa­blo II.

El di­rec­tor de la ofi­ci­na de pren­sa va­ti­ca­na, Greg Bur­ke, da­ba ayer la no­ti­cia a tra­vés de su cuen­ta de Twit­ter, acom­pa­ñan­do la in­for­ma­ción con una ima­gen en la que se ve a un sa­tis­fe­cho Na­va­rro-Valls acom­pa­ñan­do a Juan Pa­blo II y en la que se pue­de leer: «Si­gue son­rien­do». El de Car­ta­ge­na fue un hom­bre cla­ve du­ran­te prác­ti­ca­men­te to­do el Pon­ti­fi­ca­do de Ka­rol Wojty­la (1984-2005). Ade­más, tam­bién for­mó par­te du­ran­te quin­ce me­ses del equi­po de Be­ne­dic­to XVI.

Mé­di­co y pe­rio­dis­ta

Joaquín Na­va­rro-Valls era doc­tor y pe­rio­dis­ta. Se es­pe­cia­li­zó en Psi­quia­tría, pe­ro, pa­ra no aban­do­nar sus in­quie­tu­des li­te­ra­rias, de­ci­dió ini­ciar tam­bién los es­tu­dios de Pe­rio­dis­mo, que lo­gró com­ple­tar en 1968. Al­gu­nos años más tar­de su ac­ti­vi­dad en es­te te­rreno le da­ría ac­ce­so al tra­ba­jo por el que lle­ga­ría a ser co­no­ci­do en to­do el mun­do.

Tras va­rios años en Ro­ma, en 1984, Juan Pa­blo II le nom­bró di­rec­tor de la ofi­ci­na de pren­sa del Va­ti­cano. Su re­la­ción con es­te pon­tí­fi­ce fue tre­men­da­men­te es­tre­cha; de he­cho, el pa­pa le en­car­gó mi­sio­nes de­li­ca­das, co­mo ten­der puen­tes con fi­gu­ras co­mo Mi­jaíl Gor­ba­chov y Fi­del Cas­tro. De Juan Pa­blo II lle­gó a de­cir: «Ten­dré que ren­dir cuen­tas a Dios por la in­men­sa suer­te de ha­ber po­di­do tra­ba­jar cer­ca de un hom­bre, en cu­yo en­torno se pal­pa la exis­ten­cia de la gra­cia».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.