El fis­cal no con­clu­yó su in­for­me, em­bar­ga­do por la emo­ción y re­pri­mien­do las lá­gri­mas

La Voz de Galicia (Lugo) - - GALICIA -

El mo­men­to en el que el fis­cal, Ale­jan­dro Pa­zos, em­bar­ga­do por la emo­ción, no pu­do con­cluir su in­for­me tras es­cu­char el ve­re­dic­to del ju­ra­do fue uno de los más co­men­ta­dos de la jor­na­da. Pa­zos ya ha­bía ex­pre­sa­do que de­bía im­po­ner­se a Ou­bel el pa­go de 245.000 eu­ros co­mo res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil e iba a con­fir­mar la pe­ti­ción de pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble por los dos ase­si­na­tos cuan­do su voz se en­tre­cor­tó. Se hi­zo el si­len­cio, se lle­vó las ma­nos al ros­tro y, re­pri­mien­do las lá­gri­mas que ya pa­re­cían aso­mar a sus ojos, dio a en­ten­der con ges­tos a la pre­si­den­ta del tri­bu­nal que no po­día con­ti­nuar.

El abogado Va­len­tín Va­lle­jo, que re­pre­sen­ta a la acu­sa­ción par­ti­cu­lar, to­mó en­ton­ces la pa­la­bra pa­ra dar cuen­ta de sus pe­ti­cio­nes de pe­nas. Se dio la cir­cuns­tan­cia de que la emo­ción tam­bién se ex­te­rio­ri­zó en la voz y ros­tro de es­te le­tra­do cuan­do, ya a las puer­tas de la Au­dien­cia de Pon­te­ve­dra, aten­día a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Fue en el ins­tan­te en el que se le pre­gun­tó por có­mo se re­ci­bía la sen­ten­cia por par­te de la fa­mi­lia: «Es­pe­ro que, con to­da la emo­ción, sea un re­ga­lo pa­ra, al me­nos, cu­brir la au­sen­cia de las ni­ñas».

Con un «no es pa­ra me­nos» con­fe­só la emo­ción que sen­tía. «El fis­cal tam­bién se emo­cio­nó y la ma­gis­tra­da se com­por­tó muy bien en es­te mo­men­to [...], que no es agra­da­ble pa­ra nin­guno».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.