Anthrax ele­vó el ni­vel de de­ci­be­lios de un Re­su­rrec­tion que abrió con Se­pul­tu­ra

La ci­ta «hard­co­re» de Vi­vei­ro si­gue su bru­tal «in cres­cen­do» y hoy es­pe­ra a Ramms­tein

La Voz de Galicia (Lugo) - - CULTURA - I. DÍAZ ROLLE

El Re­su­rrec­tion Fest si­gue pro­por­cio­nan­do con­cier­tos úni­cos. En­tre las cien ac­tua­cio­nes de es­tos cua­tro días en Vi­vei­ro, el más es­pe­ra­do es el de los ale­ma­nes Ramms­tein, que rea­li­za­rán su show pa­sa­da la me­dia­no­che de hoy en su úni­ca ci­ta del año en la pe­nín­su­la Ibé­ri­ca. Su «ar­dien­te» es­pec­tácu­lo, con­si­de­ra­do por los aman­tes del gé­ne­ro co­mo el más arro­lla­dor del mun­do, ha­rá vi­brar a ca­si 30.000 fans des­de su in­men­so es­ce­na­rio de sie­te pi­sos de al­tu­ra. Jun­to a ellos, que­dan otros mu­chos con­cier­tos ape­te­ci­bles. Hoy, por ejem­plo, Ani­mals As Lea­ders, Ar­chi­tects, Lost So­ciety, Te­rror o En­ter Shi­ka­ri; y ma­ña­na Ran­cid, Mas­to­don, Sa­ba­ton, Arch Enemy, Tal­co o May­hem.

El «bru­tal» con­cier­to de Se­pul­tu­ra pu­so el bro­che de oro, o más bien de me­tal, a la jor­na­da de pre­sen­ta­ción del 12.º Re­su­rrec­tion Fest. Los más de 10.000 in­con­di­cio­na­les que se reunie­ron ya en la aper­tu­ra del re­cin­to vi­vei­ren­se le qui­ta­ron el óxi­do a sus cuer­pos mo­vién­do­se en la ma­dru­ga­da del miér­co­les al jue­ves al rit­mo de las gui­ta­rras de una ve­te­ra­na ban­da bra­si­le­ña que de­mos­tró que con­ti­núa en ple­na for­ma pe­se a es­tar bien en­tra­da en su ter­cer de­ce­nio de vi­da y a los im­por­tan­tes cam­bios que ha su­fri­do la for­ma­ción.

Pe­ro Pau­lo Jr., An­drea Kis­ser, De­rrick Green y Eloy Ca­sa­gran­de no fue­ron el úni­co atrac­ti­vo de una warm-up party en la que tam­bién so­na­ron bien fuer­te las me­lo­días del in­cen­dia­rio gru­po de th­rash vas­co So­zie­dad Al­koho­li­ka y de otras cin­co ban­das. Fue una fiesta gi­gan­te a la que se acer­ca­ron no so­lo los re­sus ya des­pla­za­dos sino tam­bién mu­chos ma­ri­ña­nos que apro­ve­cha­ron las en­tra­das a so­lo ocho eu­ros pa­ra vi­vir en pri­me­ra per­so­na el am­bien­te del fes­ti­val. Con eso, so­lo se po­día aguar­dar que los tres días prin­ci­pa­les del fes­ti­val las co­sas fue­sen aún a más, con un sold out de ca­si 90.000 ti­ques ven­di­dos. Y así se con­fir­mó ayer, con 31 ban­das, y el re­cin­to a re­ven­tar des­de bien tem­prano pa­ra dis­fru­tar de 13 ho­ras inin­te­rrum­pi­das de so­no­ri­da­des hard­co­re, punk y me­tal. Por los cua­tro es­ce­na­rios fle­ta­dos en La­van­dei­ras (Ce­lei­ro) pa­sa­ron Air­bour­ne, Sui­cidal Ten­den­cies, Snap­ca­se o Co­me­back Kid.

Pe­ro, so­bre to­do, los es­ta­dou­ni­den­ses Anthrax, que, co­mo no po­día ser de otra for­ma, ca­si de­ja­ron pe­que­ño el afo­ro de 26.000 per­so­nas. Los Joey Be­lla­don­na, Scott Ian y com­pa­ñía, que vol­vie­ron lo­cos a los re­sus, se con­vir­tie­ron ayer en el ter­ce­ro de los Big Four del th­rash me­tal que pa­sa por Vi­vei­ro. An­tes fue­ron Sla­yer y Me­ga­deth, aho­ra le to­có a Anthrax, y en el fu­tu­ro, qui­zás se­rá Me­ta­lli­ca. Des­de el pro­pio Re­su­rrec­tion Fest afir­ma­ban ha­ce ape­nas unos días —en una ba­te­ría de res­pues­tas a pre­gun­tas de los fans— que Me­ta­lli­ca lle­ga­rá a la ci­ta de Vi­vei­ro «cuan­do se den las con­di­cio­nes pre­ci­sas».

Mien­tras es­pe­ra, la vi­lla lu­cen­se se­gui­rá dis­fru­tan­do co­mo ca­pi­tal eu­ro­pea de los rit­mos más ex­tre­mos con ban­das de enor­me pres­ti­gio que ha­cen go­zar a mi­les de fans pro­ce­den­tes de cua­ren­ta paí­ses de to­do el pla­ne­ta.

Arri­ba, lle­na­zo en el Re­su­rrec­tion con la ban­da neo­yor­qui­na Anthrax, que de­mos­tró ano­che por qué si­gue en la ci­ma del uni­ver­so «th­rash me­tal». A la de­re­cha, Joey Be­lla­don­na y Scott Ian, en ple­na ac­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.