Jó­ve­nes, pe­ro con­ten­tos

La Voz de Galicia (Lugo) - - OPINIÓN - PEDRO AR­MAS Pro­fe­sor de Hu­ma­ni­da­des de la UDC

Si los es­pa­ño­les son op­ti­mis­tas, los jó­ve­nes es­pa­ño­les lo son más. Se­gún en­cues­tas al uso, ocho de ca­da diez jó­ve­nes se de­cla­ran op­ti­mis­tas. Los jó­ve­nes es­pa­ño­les son op­ti­mis­tas por na­tu­ra­le­za. Tal vez lo sean por la na­tu­ra­le­za es­pa­ño­la (el sol, el mar, la pla­ya, la mon­ta­ña). La mi­tad de los jó­ve­nes es­pa­ño­les, esos que es­tán en edad de tra­ba­jar pe­ro en­gro­san la ta­sa de pa­ro ju­ve­nil, no es­tán pa­ra en­cues­tas. Qui­zás no ha­yan si­do en­cues­ta­dos tam­po­co los mi­les de jó­ve­nes es­pa­ño­les que han emi­gra­do por fal­ta de pues­tos de tra­ba­jo y fal­ta de ex­pec­ta­ti­vas la­bo­ra­les en el país. Cuan­do el CIS pre­gun­ta a los jó­ve­nes es­pa­ño­les por la ac­tual si­tua­ción eco­nó­mi­ca, cua­tro de ca­da diez res­pon­de nque es ma­la y dos que es muy ma­la. Cuan­do les pre­gun­ta por la ac­tual si­tua­ción eco­nó­mi­ca en re­la­ción a la del año an­te­rior, seis de ca­da diez res­pon­den que es­tá igual y dos que es­tá peor. ¿A qué ti­po de jó­ve­nes con­sul­tan los en­cues­ta­do­res? ¿Hay tan­tos jó­ve­nes con­ten­tos o con­ten­ta­dos? ¿Se ha­brán con­ta­gia­do los jó­ve­nes es­pa­ño­les de ese vi­rus que los ex­per­tos en de­mos­co­pia de­no­mi­nan ses­go de op­ti­mis­mo in­fun­da­do?

La bre­cha ge­ne­ra­cio­nal es evi­den­te. Se­gún el ba­ró­me­tro del CIS, pa­ra el 80 % de los es­pa­ño­les el prin­ci­pal pro­ble­ma del país es el pa­ro y pa­ra el 25 % la si­tua­ción eco­nó­mi­ca en ge­ne­ral. Sin em­bar­go, so­lo pa­ra un 2 % el prin­ci­pal pro­ble­ma del país es la di­fi­cul­tad de los jó­ve­nes pa­ra ac­ce­der al mer­ca­do de tra­ba­jo y pa­ra desa­rro­llar sus pro­yec­tos vi­ta­les. ¿Có­mo se iban a en­te­rar los adul­tos pe­si­mis­tas de lo po­co fe­li­ces que son, si los jó­ve­nes no fue­sen tan op­ti­mis­tas? ¿Se­rá que los adul­tos es­pa­ño­les no son pe­si­mis­tas, sino op­ti­mis­tas con ex­pe­rien­cia? ¿Se ha­brán con­ta­gia­do los adul­tos es­pa­ño­les de ese vi­rus que los ex­per­tos en de­mos­co­pia de­no­mi­nan ses­go de pe­si­mis­mo com­pa­ra­do?

Los adul­tos tam­bién pa­de­cen el sín­dro­me de op­ti­mis­mo in­fun­da­do, pues sie­te de ca­da diez con­si­de­ran que la si­tua­ción eco­nó­mi­ca ge­ne­ral es ma­la, pe­ro seis de ca­da diez opi­nan que su si­tua­ción eco­nó­mi­ca fa­mi­liar es bue­na. Pa­ra ellos una co­sa es la ma­cro­eco­no­mía del país y otra dis­tin­ta la mi­cro­eco­no­mía de su ca­sa. Por otra par­te, es­tos mis­mos adul­tos tam­bién se ven afec­ta­dos por el sín­dro­me de op­ti­mis­mo com­pa­ra­do, cuan­do, por ejem­plo, nue­ve de ca­da diez asu­men que, aun­que ha au­men­ta­do la de­sigual­dad eco­nó­mi­ca, ellos es­tán me­jor que la ma­yo­ría, por­que la po­bre­za ya for­ma par­te de su en­torno co­ti­diano. ¿Se ha­brán con­ta­gia­do los adul­tos es­pa­ño­les de ese vi­rus que los ex­per­tos en de­mos­co­pia de­no­mi­nan ses­go de bie­nes­tar sub­je­ti­vo?

Di­cen los po­li­tó­lo­gos que el vo­to tie­ne edad. Di­cen los po­lí­ti­cos op­ti­mis­tas de de­re­chas que una pi­rá­mi­de de­mo­grá­fi­ca ca­da vez más en­ve­je­ci­da les be­ne­fi­cia; di­cen los po­lí­ti­cos op­ti­mis­tas de iz­quier­das que el vo­to joven les be­ne­fi­cia­rá más en un fu­tu­ro in­me­dia­to. Pe­ro… ¿Tie­ne ideo­lo­gía el op­ti­mis­mo? Se­gún una re­cien­te en­cues­ta de Me­tros­co­pia, en­tre los vo­tan­tes de de­re­chas (PP, Ciu­da­da­nos), ocho son op­ti­mis­tas y dos pe­si­mis­tas, mien­tras que, en­tre los vo­tan­tes de iz­quier­das (PSOE, Po­de­mos), seis son op­ti­mis­tas y cua­tro pe­si­mis­tas. Di­cen unos que los jó­ve­nes vo­tan a la iz­quier­da; di­cen otros que los adul­tos vo­tan a la de­re­cha. Di­cen unos que los jó­ve­nes se lo creen to­do y los adul­tos des­con­fían de to­do; di­cen otros que los jó­ve­nes des­con­fían de to­do y los adul­tos se lo creen to­do. A un joven op­ti­mis­ta no le im­por­ta lo que di­gan unos y otros. A un joven pe­si­mis­ta le con­fun­de lo que di­gan unos y otros; pe­ro no es lo peor que le pue­de pa­sar; a un joven pe­si­mis­ta lo peor que le pue­de pa­sar es que aca­be te­nien­do ra­zón. Ya de­cía Zo­la: «No soy op­ti­mis­ta, quie­ro ser op­ti­mis­ta».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.