Na­dal ya es­tá en oc­ta­vos

Te­nis Re­du­ce al ru­so Kha­cha­nov pa­ra avan­zar en Wim­ble­don; al igual que Ro­ber­to Bau­tis­ta, verdugo del ja­po­nés Nis­hi­ko­ri

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - MA­NUEL SÁN­CHEZ

A Kha­cha­nov, la ju­ven­tud (21 años) se le no­ta en las cos­tu­ras. Ha­ce dos se­ma­nas pro­bó por pri­me­ra vez lo que es me­dir­se a la éli­te de este de­por­te. Se en­fren­tó a Ro­ger Fe­de­rer en las se­mi­fi­na­les de Ha­lle (Ale­ma­nia) y ca­yó en dos sets, tras dar mu­cha gue­rra al sui­zo. Es­ta vez, el cua­dro le en­fren­ta­ba en ter­ce­ra ron­da tam­bién por pri­me­ra vez a Ra­fa Na­dal. Se es­pe­ra­ba una cruen­ta ba­ta­lla, pe­ro Na­dal no lo per­mi­tió. El ba­lear le dio una cla­se avan­za­da de có­mo ju­gar so­bre hier­ba, y en ge­ne­ral, de có­mo com­pe­tir en una pis­ta cen­tral de grand slam, y eli­mi­nó al ru­so por 6-1, 6-4 y 7-6 (3) en dos ho­ras y cuar­to de en­cuen­tro.

Na­dal sa­lió, co­mo lle­va ha­cien­do to­do el tor­neo, al cien por cien. Tras tres ron­das, el es­pa­ñol ha ro­to el pri­mer jue­go al ser­vi­cio de su ri­val en to­dos los par­ti­dos. Un arran­que serio, sin com­ple­jos y sin ner­vios, que le per­mi­te ju­gar re­la­ja­do y con mar­gen el res­to del set. Y ade­más crear una bal­do­sa en su ri­val, que ya que­da mar­ca­do des­de el prin­ci­pio a te­ner que dar­lo to­do pa­ra dis­po­ner de al­gu­na opor­tu­ni­dad. No pa­re­cía dis­pues­to a ello Kha­cha­nov. El ru­so, per­di­do y sin tác­ti­ca a la que aga­rrar­se, se con­for­mó con ju­gar man­so, sin fuer­za y sin ca­rác­ter. Y eso an­te Na­dal es im­per­do­na­ble. El es­pa­ñol le ata­có mu­cho a la de­re­cha y lo su­fi­cien­te al re­vés, pa­ra que no se acos­tum­bra­ra y no co­men­za­ra a pa­sar bo­las por cos­tum­bre. Con mu­chí­si­ma agre­si­vi­dad, no tar­dó en apun­tar­se el pri­mer set ani­qui­lan­do a su ri­val. 6-1, tras rom­per to­dos los sa­ques de Kha­cha­nov y con el úni­co lu­nar de ce­der su ser­vi­cio en blan­co en el quin­to jue­go. Na­dal es­tá rá­pi­do de pier­nas y ágil. Eso le per­mi­te no so­lo mo­ver­se me­jor, sino tam­bién gol­pear mu­cho me­jor tan­to la de­re­cha, co­mo el re­vés, co­mo in­clu­so cal­cu­lar me­jor el mo­men­to pa­ra su­bir a la red. Per­fec­to en ca­si to­dos los sen­ti­dos, con un 70 % de pri­me­ros ser­vi­cios y más de cua­ren­ta gol­pes ga­na­do­res, Na­dal tam­bién do­mi­nó sin pro­ble­mas en el se­gun­do set (6-4), aun­que en el ter­ce­ro (7-6) tu­vo que sol­ven­tar tres bo­las de ro­tu­ra con 3-4 en con­tra y una pe­lo­ta de set con 5-6. En el tie break, el pri­me­ro que Na­dal dispu­ta este año en Wim­ble­don, le cas­ti­gó y ce­rró el par­ti­do.

En oc­ta­vos, Na­dal se me­di­rá a un vie­jo co­no­ci­do en la hier­ba de Lon­dres. El lu­xem­bur­gués Gi­lles Mu­ller, que se ha me­ti­do por pri­me­ra vez en es­ta ron­da de Wim­ble­don, ya de­rro­tó a Na­dal en es­tas pis­tas, aun­que fue en el 2005. Seis años des­pués, el ba­lear se tomó la re­van­cha y eli­mi­nó al sa­ca­dor del ter­cer grande de la tem­po­ra­da.

Por su par­te, Ro­ber­to Bau­tis­ta con­si­guió una de las vic­to­rias más im­por­tan­tes de su ca­rre­ra al de­rro­tar al ja­po­nés Kei Nis­hi­ko­ri en cua­tro man­gas (6-4, 7-6 (3), 3-6 y 6-3). El es­pa­ñol, pe­se a te­ner que re­ci­bir aten­ción mé­di­ca en el cuar­to set, su­peró por pri­me­ra vez al ni­pón en el que era el quin­to en­fren­ta­mien­to de sus vi­das. Bau­tis­ta com­ple­tó un par­ti­da­zo y se cue­la por se­gun­da vez en su ca­rre­ra, tras la del 2015, en oc­ta­vos de fi­nal de Wim­ble­don.

Por úl­ti­mo, ce­rran­do la jor­na­da, Mu­rray su­frió más de lo es­pe­ra­do pa­ra de­rro­tar al ita­liano Fog­ni­ni en cua­tro sets. Ga­nó por 6-2, 4-6, 6-1 y 7-5. El cuar­to set le­van­tó un 5-3, con 40-15 ad­ver­so.

GLYN KIRK

Na­dal se me­di­rá a Mü­ller en la si­guien­te ron­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.