Irre­pro­cha­ble re­crea­ción de un dra­ma

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura - MI­GUEL AN­XO FER­NÁN­DEZ

Si eres de los que afi­las col­mi­llo an­te un fil­me por el sim­ple he­cho de ser un ma­de in Holly­wood, o porque se ajus­ta al ca­non de lo que allí en­tien­den por es­pec­tácu­lo, un tí­tu­lo co­mo Día

de pa­trio­tas es lo que es­ta­bas es­pe­ran­do pa­ra dis­pa­rar a to­do lo que se mue­va. Pe­ro si op­tas por la sen­sa­tez des­pre­jui­cia­da, re­co­no­ce­rás que es un fil­me de fac­tu­ra irre­pro­cha­ble y un guion mo­dé­li­co aun­que chi­rríen los mi­nu­tos fi­na­les, cla­ra con­ce­sión a la ciu­dad de Bos­ton, do­lo­ri­da por el aten­ta­do del 15 de abril del 2013, con tres fa­lle­ci­dos y cen­te­na­res de he­ri­dos por sen­das bom­bas co­lo­ca­das muy cer­ca de la me­ta de su fa­mo­sa ma­ra­tón por dos her­ma­nos mu­sul­ma­nes de ori­gen che­cheno. Y en un con­tex­to am­bien­tal, con la sen­si­bi­li­dad a flor de piel por lo su­ce­di­do con el 11-S. Ro­da­da en los mis­mos es­ce­na­rios y con un es­pí­ri­tu pró­xi­mo al do­cu­dra­ma —in­clu­so in­ter­ca­la en al­gu­nos mo­men­tos imá­ge­nes de ar­chi­vo—, es sin du­da la obra me­jor re­don­dea­da del ac­tor, guio­nis­ta, di­rec­tor y pro­duc­tor Pe­ter Berg (New York, 1964), de ecléc­ti­ca aun­que irre­gu­lar fil­mo­gra­fía, en la que des­ta­ca­rían La som­bra del reino (2007) y El úni­co su­per­vi­vien­te (2013), en don­de ya de­mos­tra­ba su sol­ven­cia for­mal y un ati­na­do ma­ne­jo del rit­mo, al tiem­po que de­mues­tra po­de­río en el ma­ne­jo de la cá­ma­ra.

Di­ga­mos que 45 mi­llo­nes de dó­la­res y un re­par­to po­ten­te ga­ran­ti­zan lo que es prio­ri­ta­rio, un buen es­pec­tácu­lo. Por su­pues­to, pe­ro añá­da­se el guion —el pro­pio Berg jun­to a otros dos— es una in­te­li­gen­te amal­ga­ma de in­ci­den­cias, en don­de ade­más del hé­roe or­di­na­rio que re­pre­sen­ta el de­tec­ti­ve Mark Wahl­berg se en­tre­mez­clan va­rias his­to­rias has­ta te­jer una tra­ma cu­yo de- sen­la­ce es bien co­no­ci­do aun­que man­tie­ne in­te­rés, en par­te tam­bién al per­fec­to en­sam­bla­je de to­das sus pie­zas. Ocu­rre ya des­de los mi­nu­tos ini­cia­les, cuan­do nos van pre­sen­tan­do a va­rios de los per­so­na­jes que ten­drán pro­ta­go­nis­mo, bien co­mo víc­ti­mas del aten­ta­do, bien co­mo eje­cu­to­res o bien co­mo la amal­ga­ma en­fren­ta­da a la re­so­lu­ción del ca­so, que fue en ape­nas unas ho­ras. Se tra­ta­ba de ho­me­na­jear a unos hé­roes, pues va­le. De pa­so les sa­lió un buen pro­duc­to, pues va­le tam­bién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.