¿Un pa­so en el «Ti­ta­nic» de la de­mo­cra­cia en Ve­ne­zue­la?

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - CÉ­SAR CA­SAL

Ve­ne­zue­la si­gue pa­re­cien­do un Ti­ta­nic. Un Ti­ta­nic que due­le. Un Ti­ta­nic tan cer­cano que es co­mo si le es­tu­vie­se su­ce­dien­do a un her­mano. Ayer hu­bo un pa­so, pe­ro es un pa­so en­tre dos ice­bergs. Hay quie­nes ya di­cen que lo úni­co que evi­ta una gue­rra ci­vil en el país es que no hay dos ejér­ci­tos. Hay dos blo­ques, un país par­ti­do, ro­to, des­he­cho, pe­ro no hay ar­mas en­tre los dos con­ten­dien­tes. Ma­du­ro es el que tie­ne las ar­mas y ha sido peor que Chá­vez. Es­ta­ba can­ta­do por ese pá­ja­ro de Chá­vez que Ma­du­ro di­jo que se le apa­re­cía. Los con­ti­nua­do­res de una ce­gue­ra nun­ca apor­tan luz. La opo­si­ción so­lo es­tá uni­da en que es opo­si­ción. De­ma­sia­dos pe­da­zos en ese otro ice­berg que es Ve­ne­zue­la. Es bueno que uno de los pre­sos po­lí­ti­cos más fa­mo­sos (¿un pre­so po­lí­ti­co en pleno si­glo XXI?) ha­ya sa­li­do de la cár­cel en la que es­ta­ba des­de fe­bre­ro del 2014, aun­que no se ha li­bra­do to­da­vía de la con­de­na ni del en­cie­rro. Si­gue pre­so, aun­que en su do­mi­ci­lio. Esa foto con sus hi­jos lo di­ce to­do. Esa foto es un re­man­so fal­so, un oa­sis de de­ma­sia­da po­ca es­pe­ran­za, pa­ra to­do lo que es­tá su­ce­dien­do de Ma­ra­cai­bo a Caracas. De­ma­sia­dos in­tere­ses crea­dos. Es po­si­ti­vo que lo ha­yan me­dio sol­ta­do. Pe­ro la de­mo­cra­cia allá es­tá ra­ja­da, es ese Ti­ta­nic que avan­za ha­cia dos ice­bergs, no uno, dos ice­bergs que ya so­lo se odian. Lo que hace un tiem­po pa­re­cía po­si­ble: unas elec­cio­nes de ver­dad li­bres y de­fi­ni­ti­vas, aho­ra se­me­ja una pe­sa­di­lla im­po­si­ble. De­ma­sia­do di­ne­ro sub­te­rrá­neo en Ve­ne­zue­la to­da­vía por re­par­tir en­tre unos po­cos, co­mo su­ce­dió siem­pre. El Ti­ta­nic de la de­mo­cra­cia ve­ne­zo­la­na na­ve­ga, a pe­sar de Leo­pol­do Ló­pez, ha­cia dos paí­ses que se nie­gan. Y Ma­du­ro si­gue to­can­do, co­mo en la or­ques­ta del Ti­ta­nic, una mú­si­ca de re­pre­sión, mien­tras Ve­ne­zue­la y los ve­ne­zo­la­nos se aho­gan sin futuro. ¿Es po­si­ble una re­con­ci­lia­ción na­cio­nal cuan­do una ma­yo­ría de ve­ne­zo­la­nos so­lo quie­re huir?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.