Bot­tas sa­ca el es­cu­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - DA­VID SÁN­CHEZ DE CAS­TRO

Cuan­do a Le­wis Ha­mil­ton le in­for­ma­ron el vier­nes de que le iban a co­lo­car una caja de cam­bios nue­va, es­bo­zó una son­ri­sa sar­dó­ni­ca. No le gus­ta te­ner una des­ven­ta­ja de ini­cio, co­mo a na­die, pe­ro sí le atrae la idea de pe­lear por una re­mon­ta­da con un co­che ne­ta­men­te su­pe­rior al del res­to. El pi­lo­to bri­tá­ni­co so­lo se ha­bía plan­tea­do una me­ta pa­ra ayer: con­se­guir el me­jor tiem­po, aun­que esa po­le fue­se fic­ti­cia, pa­ra sa­lir es­ta tar­de (14 ho­ras, Mo­vis­tar F1) co­mo muy atrás el quin­to. No pu­do ser: lo ha­rá oc­ta­vo.

Y es que a Ha­mil­ton le to­có una cla­si­fi­ca­ción más com­pli­ca­da de la que es­pe­ra­ba. El pi­lo­to bri­tá­ni­co de­mos­tró du­ran­te las dos pri­me­ras par­tes de la se­sión cla­si­fi­ca­to­ria que po­día es­tar en con­di­cio­nes de ser el más rá­pi­do. El bri­tá­ni­co apun­ta­ba a lo más al­to, e in­clu­so se pen­sa­ba en re­ba­jar la po­le a un im­pen­sa­ble 1:03, una ci­fra que nun­ca se ha­bía al­can­za- do en la fór­mu­la 1 en nin­gún tra­za­do. Pe­ro no fue él, sino Valt­te­ri Bot­tas quien to­mó las rien­das del cro­nó­me­tro. El fin­lan­dés, sa­be­dor de que caía en sus hom­bros la res­pon­sa­bi­li­dad de con­te­ner a las hues­tes de Fe­rra­ri, sa­có el es­ti­le­te y con una vuel­ta fi­na y sin error se lle­vó una po­le que, a fal­ta de lo que ha­ga hoy, le sa­be a néc­tar de los dio­ses.

Pú­bli­ca­men­te, des­de Mer­ce­des ase­gu­ran que Bot­tas no va a tra­ba­jar pa­ra es­tor­bar a Vet­tel y ayu­dar a su com­pa­ñe­ro a que le ca­ce y, si pue­de, le ade­lan­te. No es fá­cil en un cir­cui­to co­mo el de Spielberg, con sus pro­nun­cia­dos cam­bios de ra­san­te y sus al­tos pia­nos, que tan­tos pro­ble­mas han da­do es­te fin de se­ma­na. Po­si­ble­men­te, aun­que Bot­tas qui­sie­ra, se­ría muy com­pli­ca­do dispu­tar una ca­rre­ra con una es­tra­te­gia de con­ten­ción ha­cia un Vet­tel al que tam­bién le su­po a po­co el se­gun­do pues­to.

Pa­ra el mor­bo que­dó ese apre­tón de ma­nos que in­ten­tó for­zar Da­vi­de Val­sec­chi, hoy co­men­ta­ris­ta te­le­vi­si­vo y otro­ra cam­peón de la GP2. El ita­liano pi­dió a Ha­mil­ton y Vet­tel que fir­ma­sen la paz pú­bli­ca­men­te, al­go que le­van­tó las iras del bri­tá­ni­co, que di­rec­ta­men­te se fue. No le fal­ta­ba ra­zón, des­de cier­to pun­to de vista: ya ha­bía da­do la mano a Vet­tel mi­nu­tos an­tes.

En cuan­to a los es­pa­ño­les, Car­los Sainz sal­drá dé­ci­mo y Fer­nan­do Alon­so duo­dé­ci­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.