Ga­li­cia se blin­da pa­ra ga­ran­ti­zar un ve­rano se­gu­ro en ple­na aler­ta te­rro­ris­ta

Po­li­cías fuer­te­men­te ar­ma­dos pa­tru­llan las ciu­da­des, que blo­quean las áreas pea­to­na­les

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - JO­SÉ MA­NUEL PAN

«La se­gu­ri­dad al cien por cien no se pue­de ga­ran­ti­zar, pe­ro sí po­de­mos po­ner to­dos los me­dios dis­po­ni­bles pa­ra bus­car el me­jor re­sul­ta­do». Son pa­la­bras del de­le­ga­do del Go­bierno, San­tia­go Vi­lla­nue­va, cuan­do pre­sen­tó el plan Tu­ris­mo Se­gu­ro pa­ra es­te ve­rano, en el que se es­pe­ra una ci­fra récord de tu­ris­tas en Ga­li­cia y en el que se man­tie­nen ac­ti­vas to­das las aler­tas po­li­cia­les pa­ra evi­tar ro­bos y de­li­tos con­tra las per­so­nas, in­cen­dios fo­res­ta­les y, so­bre to­do, la po­si­bi­li­dad de que se co­me­tan aten­ta­dos te­rro­ris­tas.

El Ministerio del In­te­rior ha re­for­za­do la pre­sen­cia po­li­cial en Ga­li­cia es­te ve­rano con la in­cor­po­ra­ción de 252 agen­tes, 170 pa­ra ele­var la plan­ti­lla de la Guar­dia Ci­vil y 82 pa­ra la Po­li­cía Na­cio­nal, que se su­ma­rán tam­bién a los equi­pos es­pe­cia­les de des­ac­ti­va­ción de ex­plo­si­vos, de la Po­li­cía Ju­di­cial, de ca­ba­lle­ría, an­ti­dis­tur­bios y ser­vi­cios de he­li­cóp­te­ros. Se tra­ta de in­cre­men­tar la se­gu­ri­dad en ge­ne­ral. Pe­ro lo cier­to es que el con­trol po­li­cial es mu­cho más es­tric­to de­bi­do al ele­va­do gra­do de aler­ta antiterrorista vi­gen­te en Es­pa­ña. El ni­vel 4 es el pa­so an­te­rior a la aler­ta má­xi­ma, que im­pli­ca­ría la pre­sen­cia de mi­li­ta­res en las ca­lles. Mien­tras, po­li­cías na­cio­na­les y guar­dias ci­vi­les rea­li­zan vi­gi­lan­cias es­pe­cí­fi­cas des­ti­na­das a man­te­ner ba­jo con­trol ins­ta­la­cio­nes y ser­vi­cios de fun­cio­na­mien­to esen­cial. Agen­tes uni­for­ma­dos y de los ser­vi­cios de in­for­ma­ción, que tra­ba­jan de pai­sano, pa­tru­llan de ma­ne­ra in­ten­sa Ga­li­cia es­te ve­rano.

Po­li­cías ar­ma­dos. Las ca­lles de las prin­ci­pa­les ciu­da­des de Ga­li­cia es­tán sien­do vi­gi­la­das per­ma­nen­te­men­te por de­ce­nas de po­li­cías fuer­te­men­te uni­for­ma­dos ar­ma­dos y pro­te­gi­dos con cha­le­cos an­ti­ba­las. Es la vi­gi­lan­cia que más per­ci­be el ciu­da­dano, en la ma­yo­ría de los ca­sos con pa­tru­llas de tres agen­tes que es­cru­tan a ca­da per­so­na con la que se cru­zan. Son dis­po­si­ti­vos en lu­ga­res de es­pe­cial sim­bo­lis­mo cul­tu­ral o re­li­gio­so y en los que se es­pe­ran gran­des con­cen­tra­cio­nes ciu­da­da­nas du­ran­te el ve­rano, tan­to en las zo­nas de ele­va­do po­ten­cial tu­rís­ti­co co­mo en acon­te­ci­mien­tos cul­tu­ra­les y con­cier­tos. En Ga­li­cia, el ejem­plo más cla­ro es la ciu­dad de San­tia­go, uno de los ico­nos de la re­li­gión ca­tó­li­ca y po­ten­cial ob­je­ti­vo yiha­dis- ta. Tam­bién tie­ne es­pe­cial aten­ción por par­te de los cuer­pos de se­gu­ri­dad del Estado to­do el re­co­rri­do del Ca­mino de San­tia­go. Blin­da­je en vías pea­to­na­les. Ciu­da­des y pue­blos blin­dan con ba­rre­ras de hor­mi­gón y de are­na sus zo­nas pea­to­na­les y los pa­seos ma­rí­ti­mos pa­ra tra­tar de im­pe­dir po­si­bles aten­ta­dos te­rro­ris­tas con vehícu­los, co­mo los ocu­rri­dos en el Reino Uni­do y Ale­ma­nia. El Go­bierno de­ja en ma­nos de las jun­tas lo­ca­les de se­gu­ri­dad de ca­da mu­ni­ci­pio el ni­vel de pro­tec­ción que se apli­ca­rá en ca­da ca­so te­nien­do en cuen­ta la afluen­cia de vi­si­tan­tes y otras va­ria­bles.

IN­FRA­ES­TRUC­TU­RAS CRÍ­TI­CAS

Con­trol per­ma­nen­te. En el apar­ta­do de las in­fra­es­truc­tu­ras crí­ti­cas se en­cuen­tran los sis­te­mas de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y el con­jun­to de re­des de in­for­ma­ción y tec­no­ló­gi­cas, en­tre las que se cuen­tan las que ha­cen po­si­ble la co­ber­tu­ra di­gi­tal y te­le­fó­ni­ca. El ob­je­ti­vo es evi­tar ata­ques ci­ber­né­ti­cos co­mo el su­fri­do hace se­ma­nas en Es­pa­ña y que pa­ra­li­zó las co­mu­ni­ca­cio­nes por In­ter­net. Tam­bién son ob­je­to de vi­gi­lan­cia per­ma­nen­te de­ter­mi­na­dos de­par­ta­men­tos de la Ad­mi­nis­tra­ción, tan­to cen­tral co­mo au­to­nó­mi­ca, las in­dus­trias quí­mi­cas y las de pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de ener­gía eléc­tri­ca, los em­bal­ses y las de­pu­ra­do­ras, los cen­tros de al­ma­ce­na­mien­to y los ser­vi­cios de trans­por­te de las mer­can­cías con­si­de­ra­das pe­li­gro­sas, así co­mo las ins­ta­la­cio­nes sa­ni­ta­rias más im­por­tan­tes de la co­mu­ni­dad. Ae­ro­puer­tos y es­ta­cio­nes. Tam­bién la vi­gi­lan­cia uni­for­ma­da se es­tá de­jan­do ver des­de hace me­ses en los tres ae­ro­puer­tos ga­lle­gos y en las es­ta­cio­nes de tre­nes y au­to­bu­ses y en los puer­tos. Sin em­bar­go, en las pró­xi­mas se­ma­nas se in­cre­men­ta­rá la pre­sen­cia po­li­cial an­te el au­men­to de mo­vi­mien­tos que se es­pe­ra en las ter­mi­na­les aé­reas y te­rres­tres. Esa vi­gi­lan­cia tam­bién se ex­tien­de a la cir­cu­la­ción de vehícu­los en ge­ne­ral, don­de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de la Guar­dia Ci­vil ten­drá una par­ti­ci­pa­ción ac­ti­va en la iden­ti­fi­ca­ción de vehícu­los y per­so­nas. La vi­gi­lan­cia se ex­tien­de tam­bién a em­pre­sas de trans­por­te y a cen­tros lo­gís­ti­cos in­ter­mo­da­les. Es­te ti­po de vi­gi­lan­cia in­clu­ye el sec­tor fi­nan­cie­ro, con el con­trol de en­ti­da­des ban­ca­rias.

In­te­rior re­fuer­za el dis­po­si­ti­vo con 252 agen­tes más de la Guar­dia Ci­vil y de la Po­li­cía Na­cio­nal Ciu­da­des, ae­ro­puer­tos y ser­vi­cios bá­si­cos son ob­je­to de es­pe­cial vi­gi­lan­cia

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ, PE­PA LO­SA­DA

De tres en tres. En la ima­gen, to­ma­da ayer en San­tia­go, pa­tru­llas de tres po­li­cías na­cio­na­les vi­gi­lan las ca­lles pa­ra tra­tar de iden­ti­fi­car cual­quier pe­li­gro. En la otra foto, ba­rre­ras de pro­tec­ción ins­ta­la­das en Vi­vei­ro con oca­sión del Re­su­rrec­tion Fest.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.