Ras­treo in­fruc­tuo­so en Ri­bei­ra en bus­ca de Dia­na Quer

Los animales, pre­pa­ra­dos pa­ra en­con­trar se­res hu­ma­nos, no ha­lla­ron nin­gún in­di­cio

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - ÁL­VA­RO SE­VI­LLA

La Po­li­cía Na­cio­nal ins­pec­cio­nó, du­ran­te los dos úl­ti­mos días, una fin­ca co­lin­dan­te a la pla­ya ri­bei­ren­se de Co­ro­so y que un tes­ti­go re­la­cio­nó con la des­apa­ri­ción de Dia­na Quer.

Los tra­ba­jos arran­ca­ron des­pués de que di­cha per­so­na ase­gu­ra­se a los agen­tes, a fi­na­les de la pa­sa­da se­ma­na, que en las mis­mas fe­chas en las que des­apa­re­ció la jo­ven ma­dri­le­ña ha­bía vis­to có­mo un in­di­vi­duo en­te­rra­ba al­go en un te­rreno cer­cano a la es­cue­la náu­ti­co-pes­que­ra de la lo­ca­li­dad.

En la tar­de de ayer, la Po­li­cía Na­cio­nal uti­li­zó dos pe­rros adies­tra­dos pa­ra la bús­que­da de se­res hu­ma­nos pa­ra ins­pec­cio­nar el pun­to que ha­bía se­ña­la­do el ci­ta­do tes­ti­go. La ex­plo­ra­ción se cen­tró en una zo­na, pre­via­men­te acor­do­na­da por los pro­pios agen­tes, de tie­rra y ma­le­za. Los animales, que fue­ron en­via­dos des­de Ma­drid pa­ra la bús­que- da, es­tu­vie­ron ol­fa­tean­do el lu­gar du­ran­te me­dia ho­ra, aun­que no en­con­tra­ron nin­gún res­to de ser hu­mano.

Mien­tras los pe­rros bus­ca­ban, me­dia do­ce­na de agen­tes de pai­sano es­pe­ra­ban a po­cos me­tros, don­de te­nían pa­las y ras­tri­llos por si era ne­ce­sa­rio ex­ca­var. Las he­rra­mien­tas fue­ron uti­li­za­das du­ran­te la ma­ña­na pa­ra re­vi­sar el so­lar.

Tra­ba­jo pre­vio

La Po­li­cía Na­cio­nal ya ha­bía es­ta­do tra­ba­jan­do en ese te­rreno du­ran­te la tar­de del do­min­go, lo que sor­pren­dió a los ba­ñis­tas que se en­con­tra­ban en el arenal de Co­ro­so, que se to­pa­ron con va­rios co­ches pa­tru­lla apar­ca­dos de­ba­jo de una ar­bo­le­da cer­ca­na.

En ese mo­men­to los profesionales de la Po­li­cía Cien­tí­fi­ca exa­mi­na­ron por primera vez la zo­na, pa­ra aco­tar el área don­de de­be­rían ins­pec­cio­nar con ma­yor pre­ci­sión.

Sin em­bar­go, du­ran­te la ma­ña­na de ayer, cuan­do ya se ha­bía ca­va­do sin éxi­to en va­rios pun­tos, los agen­tes co­men­za­ron a en­ten­der que era com­pli­ca­do que exis­tie­sen res­tos hu­ma­nos en el lu­gar, ya que no di­vi­sa­ron nin­gu­na zo­na en la que se per­ci­bie­se que la tie­rra hu­bie­se si­do mo­vi­da.

Tras la ins­pec­ción rea­li­za­da con los pe­rros, las sos­pe­chas de los profesionales se con­fir­ma­ron, por lo que al­re­de­dor de las 17.30 ho­ras con­clu­ye­ron la bús­que­da. Fue en ese mo­men­to cuan­do re­ti­ra­ron el cor­dón po­li­cial que ha­bía si­do ins­ta­la­do a úl­ti­ma ho­ra de la tar­de del do­min­go.

Tar­dan­za

Los agen­tes que in­te­rro­ga­ron al tes­ti­go le pre­gun­ta­ron por qué ha­bía tar­da­do ca­si un año en acu­dir a co­mi­sa­ría pa­ra ha­cer es­tas de­cla­ra­cio­nes. Res­pon­dió que no le ha­bía da­do im­por­tan­cia has­ta el mo­men­to, pe­ro que la se­ma­na pa­sa­da, al ver las no­ti­cias que in­for­ma­ban del des­blo­queo del te­lé­fono mó­vil de la ma­dri­le­ña, pen­só que lo que ha­bía vis­to qui­zás po­dría te­ner re­la­ción con la jo­ven.

La Uni­dad Cen­tral Ope­ra­ti­va (UCO) de la Guar­dia Ci­vil si­gue tra­ba­jan­do con el te­lé­fono pa­ra en­con­trar in­di­cios so­bre la des­apa­ri­ción de la ma­dri­le­ña. Por el mo­men­to no ha tras­cen­di­do si han te­ni­do éxi­to en es­te tra­ba­jo, que pue­de ser cla­ve pa­ra avan­zar en la in­ves­ti­ga­ción.

C. Q.

Po­li­cías na­cio­na­les pei­na­ron con pe­rros una fin­ca de Co­ro­so.

CAR­ME­LA QUEIJEIRO

La ins­pec­ción del te­rreno empezó el do­min­go por la tar­de, y ayer se re­for­zó con la uti­li­za­ción de los pe­rros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.