Un con­ce­sio­na­rio con ser­vi­cio pa­ra ur­gen­cias de sus clien­tes

Las ven­tas son con­te­ni­das por­que los co­ches son más ca­ros y hay po­cos pun­tos de re­car­ga

La Voz de Galicia (Lugo) - - Lugo - D.C.

Al­gu­nas mar­cas, co­mo Au­di, den­tro de sus es­tán­da­res de ca­li­dad, han in­clui­do los pun­tos de re­car­ga pa­ra co­ches eléc­tri­cos. Su con­ce­sio­na­rio en Lu­go, Roysan Au­to, es­tá rea­li­zan­do los trá­mi­tes ne­ce­sa­rios pa­ra po­ner­lo en mar­cha. Se­gún su ge­ren­te, Mar­cos Vei­ga, no se­rá un pun­to de car­ga pa­ra su­mi­nis­tro co­mo tal. Cu­bri­rá las ne­ce­si­da­des in­ter­nas y lo uti­li­za­rán pa­ra las ur­gen­cias de los clien­tes.

Vei­ga apun­tó que la apues­ta en es­tos mo­men­tos es por los vehícu­los eléc­tri­cos y las mar­cas es­tán desa­rro­llan­do ti­pos muy di­fe­ren­tes. La so­lu­ción que es­tán dan­do los fa­bri­can­tes en es­tos mo­men­tos a quie­nes com­pran vehícu­los eléc­tri­cos, que son una mi­no­ría, por­que el mer­ca­do es­tá sin de­fi­nir, o hí­bri­dos, es fa­ci­li­tar al clien­te un trans­for­ma­dor que se pue­da co­nec­tar a la red. Es­te sis­te­ma es vá­li­do pa­ra quie­nes ten­gan un ga­ra­je in­di­vi­dual y muy po­co prác­ti­co pa­ra los ga­ra­jes co­mu­ni­ta­rios por­que la re­car­ga re­cae en la co­mu­ni­dad.

Los vehícu­los hí­bri­dos, se­gún ex­pli­có, so­la­men­te em­plean el con­su­mo de elec­tri­ci­dad en ciu­dad o pa­ra ca­rre­te­ras con ve­lo­ci­da­des in­fe­rio­res a los 60 ki­ló­me­tros por ho­ra. En ve­lo­ci­da­des su­pe­rio­res usan com­bus­ti­ble fó­sil.

La implantación de los vehícu­los eléc­tri­cos, se­gún Vei­ga, «es cues­tión de tiem­po». «Lo que es­tá plan­tean­do el sec­tor —se­ña­ló— es si las re­des eléc­tri­cas es­tán pre­pa­ra­das pa­ra asu­mir el con­su­mo de un 30% de vehícu­los eléc­tri­co por­que pa­ra las car­gas hay que ir a vol­ta­jes muy al­tos y de ahí vie­nen las du­das».

Vei­ga ex­pli­có las ra­zo­nes por las que los com­pra­do­res de co­ches si­guen sin de­can­tar­se mayoritariamente por los vehícu­los eléc­tri­cos. «Son más ca­ros —apun­tó— en­tre un 10% y un 20% más; no hay mu­chos pun­tos de car­ga y el cos­te de las ba­te­rías en ca­so de ave­ría su­po­ne en­tre 2.000 o 3.000 eu­ros».

Por es­ta ra­zón, se­gún el ge­ren­te de Roysan, mu­chos fa­bri­can­tes es­tán dan­do co­ber­tu­ra a las ba­te­rías por un pe­río­do muy su­pe­rior al res­to. No son los dos años del vehícu­lo, sino en­tre cin­co y diez años, con la fi­na­li­dad de im­pul­sar las ven­tas de es­te ti­po de vehícu­los, más res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te.

La pre­sen­cia de Tes­la en Eu­ro­pa po­si­ble­men­te va a dar un impulso a los co­ches eléc­tri­cos por­que irrum­pi­rá no so­lo con uti­li­ta­rios, sino con co­ches gran­des.

Mar­cos Vei­ga, ge­ren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.