Una pa­re­ja de car­te­ris­tas tie­ne en vi­lo a los clien­tes de su­per­mer­ca­dos de la Ave­ni­da da Co­ru­ña

La fru­te­ría es una de las sec­cio­nes ele­gi­das por es­tos dos ve­te­ra­nos del hur­to

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - L. LO­PEZ, T. TA­BOA­DA

La pre­sen­cia de una pa­re­ja de car­te­ris­tas en el en­torno de la Ave­ni­da da Co­ru­ña, en Lu­go, ha ge­ne­ra­do in­se­gu­ri­dad y te­mor en­tre los ve­ci­nos y los co­mer­cian­tes de la zo­na.

Han si­do va­rias las per­so­nas que afir­man ha­ber si­do víc­ti­mas de es­tos hur­tos. Ade­más, des­de uno de los su­per­mer­ca­dos de es­ta ca­lle ex­pli­ca­ron que in­clu­so tie­nen iden­ti­fi­ca­dos a los su­pues­tos la­dro­nes, pe­ro que, la­men­ta­ble­men­te, la gen­te no sue­le pre­sen­tar de­nun­cias.

Se­gún los tes­ti­mo­nios de di­ver­sos ve­ci­nos de la zo­na, la pa­re­ja de car­te­ris­tas —un hom­bre y una mujer de me­dia­na edad—, llevan va­rias se­ma­nas ac­tuan­do en di­fe­ren­tes su­per­mer­ca­dos de la Ave­ni­da da Co­ru­ña.

Una de las víc­ti­mas, una lu­cen­se de 81 años de edad, ex­pli­có que la pa­sa­da se­ma­na le ro­ba­ron cin­cuen­ta eu­ros de su pro­pio bol­so, de cre­ma­lle­ra, sin que se per­ca­ta­ra de ello. Le ocu­rrió cuan­do es­ta­ba ha­cien­do la com­pra en un su­per­mer­ca­do del ba­rrio.

Ro­bos a per­so­nas ma­yo­res

Al pa­re­cer, se­gún in­for­man des­de uno de los ne­go­cios don­de es­tos la­dro­nes ac­tua­ron ya en va­rias oca­sio­nes, sus blan­cos sue­len ser pre­ci­sa­men­te las per­so­nas ma­yo­res. Acos­tum­bran a ro­bar en las jor­na­das y en los mo­men­tos del día con ma­yor afluen­cia de gen­te, y en sec­cio­nes de la tien­da don­de la gen­te sue­le es­tar me­nos aler­ta co­mo, por ejem­plo, la sec­ción de fru­te­ría, ya que los clien­tes es­tán más des­pis­ta­dos se­lec­cio­nan­do los pro­duc­tos pa­ra la com­pra.

Si­guien­do el re­la­to de las mis­mas fuen­tes, el mo­dus ope­ran­di de es­tos car­te­ris­tas es muy dis­cre­to, tan­to que na­die se in­mu­tan cuan­do le sus­traen la car­te­ra. Es al pa­sar por la ca­ja re­gis­tra­do­ra y cuan­do me­ten la mano en la bol­so pa­ra sa­car la car­te­ra y pagar la com­pra, cuan­do se dan cuen­ta de que es­ta no se en­cuen­tra. Ahí son cons­cien­tes de que fue­ron víc­ti­mas de un robo.

An­dar con mu­cho ojo y no des­cui­dar ni un mi­nu­to las per­te­nen­cias es al­go a te­ner muy en cuen­ta al en­trar en los su­per­mer­ca­dos o tien­das de la Ave­ni­da de A Co­ru­ña. Y aque­llos que acu­den a la sec­ción de fru­te­ría, más cui­da­do to­da­vía. Uno de los mo­men­tos más apro­ve­cha­dos por los car­te­ris­tas es aquel en que el clien­te es­tá se­lec­cio­nan­do las pie­zas pa­ra su ces­ta.

ÓSCAR CELA

Una pa­re­ja tras ha­cer va­rias com­pras en es­ta­ble­ci­mien­tos de la Ave­ni­da de A Co­ru­ña ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.