Tur­quía en­tre­ga a la viu­da del yiha­dis­ta que po­sa­ba con sus víc­ti­mas de­go­lla­das

Asia Ah­med fue en­via­da a Barajas con otra es­pa­ño­la ca­sa­da tam­bién con un mu­yahi­dín

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - MELCHOR SAIZ-PARDO

Las au­to­ri­da­des tur­cas en­tre­ga­ron ayer a Es­pa­ña a Asia Ah­med Moha­med, de 27 años, la viu­da de Moha­med Ham­duch, alias Abu Tas­min el Ma­gre­bí y Ko­ki­to, más co­no­ci­do co­mo el ma­ta­ri­fe de Cas­ti­lle­jos por su afi­ción a po­sar con las ca­be­zas de­ca­pi­ta­das de los mi­li­ta­res si­rios. Ah­med Moha­med y la tam­bién es­pa­ño­la Fá­ti­ma Akil Lagh­mich (de 22 años y viu­da de otro mu­yahi­dín ma­rro­quí, Mou­rad Ka­di) fue­ron de­te­ni­das el pa­sa­do di­ciem­bre en la fron­te­ra tur­co-si­ria cuan­do aca­ba­ban de aban­do­nar el te­rri­to­rio con­tro­la­do por el Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI) pa­ra in­ten­tar lle­gar a Eu­ro­pa. Ayer, las dos fue­ron cap­tu­ra­das en el ae­ro­puer­to de Barajas al pi­sar te­rri­to­rio es­pa­ñol en es­ta en­tre­ga ex­tra­ju­di­cial pac­ta­da con las au­to­ri­da­des de An­ka­ra. Am­bas via­ja­ban el pa­sa­do di­ciem­bre con sus hi­jos de dos años, Ab­dul­rah­man (vás­ta­go de Ko­ki­to) y Yu­nes (hi­jo de Ka­di). Ade­más, Asia Ah­med ha da­do a luz a otro be­bé du­ran­te su cau­ti­ve­rio en Tur­quía a la es­pe­ra de su en­tre­ga a Es­pa­ña, hi­jo de su se­gun­do ma­tri­mo­nio con otro te­rro­ris­ta, muer­to en el 2016, con el que se ca­só tras la muer­te de Ko­ki­to en el 2015, du­ran­te los bom­bar­deos de Ale­po. Los tres me­no­res —ex­pli­có el Mi­nis­te­rio del In­te­rior— han si­do en­tre­ga­dos a los fa­mi­lia­res en Es­pa­ña.

Asia Ah­med y Fá­ti­ma Akil pa­sa­rán a dis­po­si­ción del juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal San­tia­go Pe­draz. La Guar­dia Ci­vil ase­gu­ra que am­bas, y en par­ti­cu­lar la viu­da de Ko­ki­to, su­po­nen una «ame­na­za po­ten­cial pa­ra la Se­gu­ri­dad Na­cio­nal», ya que han vi­vi­do du­ran­te dos años y «de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria ba­jo las con­di­cio­nes del gru­po te­rro­ris­ta EI» en un «con­tex­to de bru­ta­li­dad ex­tre­ma». Ade­más, es­tu­vie­ron ca­sa­das con dos yiha­dis­tas que han par­ti­ci­pa­do en «ase­si­na­tos en ma­sa».

Cin­tu­rón de ex­plo­si­vos

Ah­med Moha­med, que en Ceu­ta lle­gó a cur­sar ba­chi­lle­ra­to, hu­yó en el 2014 pa­ra via­jar a Si­ria y unir­se a Ko­ki­to, de 30 años, un ex­ven­de­dor am­bu­lan­te de ro­pa que tra­ba­jó de me­cá­ni­co en la ve­ci­na ciu­dad ma­rro­quí de Fni­deq (la an­ti­gua Cas­ti­lle­jos). Ko­ki­to, muy po­pu­lar en­tre los ra­di­ca­les del ba­rrio ceu­tí de El Prín­ci­pe, se in­te­gró en el 2013 en las fi­las del na­cien­te Es­ta­do Is­lá­mi­co, con­vir­tién­do­se en po­co tiem­po en un icono de los yiha­dis­tas por su sa­dis­mo con los enemi­gos, a los que so­lía de­ca­pi­tar. Con­si- guió no­to­rie­dad me­diá­ti­ca tras apa­re­cer en una fo­to­gra­fía ex­hi­bien­do cin­co ca­be­zas cor­ta­das de su­pues­tos sol­da­dos si­rios y un cu­chi­llo en­san­gren­ta­do, y lle­gó a en­ca­be­zar una uni­dad com­pues­ta por al me­nos 200 com­ba­tien­tes.

La jo­ven se ca­só por po­de­res con el yiha­dis­ta. En aque­lla ce­re­mo­nia, el te­rro­ris­ta, a pe­ti­ción de su pro­me­ti­da, le re­ga­ló un cin­tu­rón de ex­plo­si­vos co­mo do­te. Tras en­con­trar­se con su ma­ri­do en el cam­pa­men­to de Al Ata­rib se que­dó em­ba­ra­za­da. El alum­bra­mien­to del pe­que­ño fue ce­le­bra­do por los yiha­dis­tas en las re­des so­cia­les co­mo el pri­mer ni­ño es­pa­ñol na­ci­do en el ca­li­fa­to. Asia Ah­med, a su vez, co­men­zó su ra­di­ca­li­za­ción tras la muer­te de su her­mano, You­nes, el Es­pon­ja. Tan­to ella co­mo Fá­ti­ma Akil Lagh­mich es­tán acu­sa­das de per­te­ne­cer a or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta. Su vin­cu­la­ción con miem­bros muy ac­ti­vos del EI las con­vier­te en ele­men­tos cla­ve pa­ra ser uti­li­za­das co­mo «fa­ci­li­ta­do­ras» pa­ra el gru­po en Es­pa­ña.

Asia Ah­med. Es­ta ceu­tí tu­vo con el de­ca­pi­ta­dor de Cas­ti­lle­jos el pri­mer ni­ño es­pa­ñol na­ci­do en te­rri­to­rio con­tro­la­do por el EI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.