La de­ter­mi­na­ción de Mu­gu­ru­za

La es­pa­ño­la lle­ga a la se­mi­fi­nal del tor­neo bri­tá­ni­co des­pués de su­pe­rar con una enor­me au­to­ri­dad a la ru­sa Svetla­na Kuz­net­so­va

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - MA­NUEL SÁN­CHEZ

La de­ter­mi­na­ción con la que Gar­bi­ñe Mu­gu­ru­za se sien­ta en su ban­qui­llo, se se­ca la ca­ra, mi­ra a la pis­ta, a su opo­nen­te y a la gra­da ya no es la mis­ma. La es­pa­ño­la se le­van­ta, co­ge su ra­que­ta y se des­li­za por la pis­ta, jue­ga tran­qui­la y so­se­ga­da, y su mi­ra­da, a ca­da pun­to que pa­sa, in­fun­de más te­mor a sus ri­va­les y más cal­ma a los su­yos.

Gar­bi­ñe Mu­gu­ru­za, con la pre­sión des­car­ta­da ya co­mo com­pa­ñe­ra de via­je, de­rro­tó a Svetla­na Kuz­net­so­va (6-3 y 6-4) pa­ra ac­ce­der a su se­gun­da se­mi­fi­nal en Wim­ble­don. La ru­sa siem­pre trae bue­nos re­cuer­dos a Mu­gu­ru­za, ya que, ade­más de te­ner un ba­lan­ce fa­vo­ra­ble (4-1), la úni­ca vez que se cru­za­ron en un Grand Slam (Ro­land Ga­rros 2016), la es­pa­ño­la aca­bó por ga­nar el tor­neo. No ha ha­bi­do otro ob­je­ti­vo en Mu­gu­ru­za des­de que ca­yó es­te año en Pa­rís y no lo ha­brá has­ta que el sá­ba­do el tor­neo co­ro­ne a la nue­va cam­peo­na.

La ru­sa, pe­se a sus 32 pri­ma­ve­ras, no con­ta­ba con la ex­pe­rien­cia que sí ate­so­ra en Wim­ble­don la es­pa­ño­la. Mien­tras que Kuz­net­so­va nun­ca pa­só de cuar­tos, Mu­gu­ru­za ya ju­gó una fi­nal. Con esa mí­ni­ma ven­ta­ja de po­der mi­rar a la ve­te­ra­na ga­na­do­ra de dos gran­des por en­ci­ma del hom­bro, pe­leó la es­pa­ño­la sin com­ple­jo al­guno. El par­ti­do re­cla­ma­ba ofi­cio y más fuer­za men­tal y tra­ba­jo que con­tra Ker­ber. El pri­mer es­co­llo y gol­pe men­tal lle­gó en el ter­cer jue­go. Kuz­net­so­va man­tu­vo su sa­que (1-1) y tu­vo dos bo­las de ro­tu­ra (15-40) pa­ra to­mar ven­ta­ja. Mu­gu­ru­za, esa maes­tra del te­nis, ca­paz de enamo­rar­te una tar­de y rom­per­te el co­ra­zón por la ma­ña­na, no lo per­mi­tió. Man­tu­vo su sa­que y ma­nia­tó a Kuz- net­so­va en su te­rreno. Am­bas pe­ga­ron fuer­te y du­ro des­de el fon­do, ya no era un par­ti­do pa­ra ju­gar en la red (10/15 pun­tos ahí) co­mo con­tra Ker­ber. To­ca­ba cam­biar, ti­rar de tác­ti­ca, y, so­bre to­do, aguan­tar. Los man­do­bles iban de un la­do pa­ra otro y am­bas ju­ga­do­ras co­rrían des­gas­tan­do, aún más si ca­be, la lí­nea de fon­do de la pis­ta 1.

Cuan­do pa­re­cía que la ru­sa en­con­tra­ría un gol­pe ga­na­dor, Gar­bi­ñe po­nía una bo­la más en pis­ta, has­ta mi­nar la con­fian­za de Kuz­net­so­va y en­ca­de­nar tres jue­gos con­se­cu­ti­vos (4-1). Sin ce­der una bo­la de ro­tu­ra más ce­rró el pri­mer set (6-3) y pu­so en mar­cha su es­ta­dís­ti­ca. Si ga­na el pri­mer set, ga­na el par­ti­do. Eso le ha ocu­rri­do en 42 de 44 oca­sio­nes po­si­bles en un Grand Slam. En el se­gun­do set, vol­vió a lu­char y co­rrer más que su ri­val (4,9 ki­ló­me­tros por 4,6 de la ru­sa). Kuz­net­so­va se re­sig­nó y , pe­se a co­lo­car más gol­pes ga­na­do­res que la es­pa­ño­la —21 por 14— y me­nos erro­res no for­za­dos —12 por 15—, aca­bó per­dien­do.

La ro­tu­ra de­fi­ni­ti­va no se con­su­mó has­ta el quin­to jue­go, cuan­do Gar­bi­ñe Mu­gu­ru­za co­nec­tó un ga­na­dor pa­ra­le­lo de de­re­cha pa­ra ya no su­frir más. Con su sa­que y sin pro­ble­mas, cer­ti­fi­có su pa­se a se­mi­fi­na­les con una enor­me au­to­ri­dad.

Ry­ba­ri­ko­va, su ri­val

La es­lo­va­ca Mag­da­le­na Ry­ba­ri­ko­va, nú­me­ro 87 del rán­king de la WTA, se­rá la ri­val de la es­pa­ño­la en las se­mi­fi­na­les. Ry­ba­ri­ko­va, de 28 años, de­rro­tó hoy a la es­ta­dou­ni­den­se Co­co Van­de­weg­he por 6-3 y 6-3 en un due­lo de cuar­tos de fi­nal que fue in­te­rrum­pi­do va­rias ho­ras por la llu­via. Kon­ta se en­fren­ta­rá ma­ña­na en la otra se­mi­fi­nal a la es­ta­dou­ni­den­se Ve­nus Wi­lliams.

W. OLI­VER

Gar­bi­ñe se en­fren­ta­rá ma­ña­na a Ry­ba­ri­ko­va en la se­mi­fi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.