Pe­rra­das

La Voz de Galicia (Lugo) - - Alta Definición - Ta­ma­ra Mon­te­ro

Ya es bas­tan­te du­ro. Ya es bas­tan­te du­ro es­tar siem­pre con­tra las cuer­das. Lu­char siem­pre des­de el úl­ti­mo alien­to. Con las ma­nos des­nu­das. Sin ape­nas re­cur­sos. Ya es bas­tan­te du­ro ver has­ta dón­de pue­de lle­gar la cruel­dad hu­ma­na en el fon­do de sus ojos. En el re­lie­ve de sus ci­ca­tri­ces. Ya es bas­tan­te du­ro ver­los mar­char. Un día. Y al otro. Y al otro. Có­mo te mi­ran des­de el fon­do de su jau­la. Un día. Y al otro. Y al otro. Sí. Ya es bas­tan­te du­ro. Oír­los ge­mir des­de den­tro de un con­te­ne­dor. In­ten­tar cu­rar­les la in­fec­ción que, mal­di­ta sea, vuel­ve a de­jar a otro sin un ojo. Ya es bas­tan­te du­ro to­par­se con co­mi­da ade­re­za­da con al­fi­le­res por al­guien que aun­que se pin­che, no san­gra. No le co­rre san­gre por las ve­nas, sino ve­neno. O ver­lo res­pi­rar di­fi­cul­to­sa­men­te en una cu­ne­ta por­que quien le pa­só por en­ci­ma con el co­che con­si­de­ró que no me­re­cía la pe­na pa­rar­se. Ya es bas­tan­te du­ro. La fal­ta de hu­ma­ni­dad de la ra­za hu­ma­na que los aban­do­na, que in­ten­ta aho­gar­los en el río. Que los re­ga­la en Na­vi­dad y se des­ha­ce de ellos con la mis­ma ra­pi­dez con la que se lle­nan de pa­pel de re­ga­lo los con­te­ne­do­res. Ya es bas­tan­te du­ro. Ya es bas­tan­te du­ro co­mo pa­ra ade­más to­par­se con que un pro­gra­ma, a ca­ra de pe­rro, cam­bie un pe­rro por otro y aho­rre al te­le­vi­den­te esas pe­rra­das que ocu­rren to­dos los días: que aun­que los hé­roes se es­fuer­cen, no siem­pre pue­den sal­var­los. Es du­ro. De he­cho, ya es bas­tan­te du­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.