Pa­tro­nal y CIG aprie­tan los ex­tre­mos de la pin­za

El avan­ce de las ne­go­cia­cio­nes se com­pli­ca por las di­vi­sio­nes in­ter­nas que ya han aflo­ra­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - J. C.

El con­flic­to del trans­por­te ya era de re­so­lu­ción com­ple­ja por la par­ti­ci­pa­ción de tres ac­to­res —Xun­ta, pa­tro­nal y sin­di­ca­tos—, pe­ro las di­vi­sio­nes in­ter­nas en­tre es­tos úl­ti­mos han da­do una vuel­ta de tuer­ca. Y han com­pli­ca­do la sa­li­da.

EL FREN­TE SIN­DI­CAL

La CIG se des­mar­ca. La asam­blea de tra­ba­ja­do­res ce­le­bra­da ayer en A Co­ru­ña, con in­sul­tos y em­pu­jo­nes, es un buen re­fle­jo de la di­vi­sión sin­di­cal. CC. OO. y UGT han se­lla­do uno de los pi­la­res pa­ra des­blo­quear el con­flic­to, pe­ro la CIG se ha ne­ga­do ale­gan­do dos fle­cos me­no­res que le per­mi­ten sal­var la ca­ra an­te una po­si­bi­li­dad real, y es que ese acuer­do se que­de en na­da si los em­pre­sa­rios se en­ro­can.

EL FREN­TE EM­PRE­SA­RIAL

Dos ve­lo­ci­da­des. Los em­pre­sa­rios sa­can par­ti­do así al des­en­cuen­tro sin­di­cal y a la pos­tu­ra de la CIG, ya que to­da­vía creen que la pre­sión de la huel­ga be­ne­fi­cia a su in­ten­ción de re­ci­bir más re­cur­sos pú­bli­cos pa­ra sus con­tra­tos. Tam­po­co es­tá cla­ro si la pa­tro­nal mos­tra­rá uni­dad de acción cuan­do re­ci­ba las lla­ma­das de la Xun­ta in­vi­tán­do­los a as­pi­rar a los con­cur­sos. En teo­ría, los con­tra­tos bus­can la va­rie­dad em­pre­sa­rial y pro­te­gen los in­tere­ses de las pe­que­ñas y me­dia­nas fir­mas, pe­ro en la me­sa de ne­go­cia­ción hay gi­gan­tes que ya han mos­tra­do su dis­po­si­ción a co­mer­se al me­nos la mi­tad de la tar­ta.

EL FREN­TE PO­LÍ­TI­CO

El li­bri­llo de la opo­si­ción. Ade­más de las ne­go­cia­cio­nes en­tre la pa­tro­nal y los sin­di­ca­tos, la ac­tua­li­dad del con­flic­to pa­só ayer por el Par­la­men­to de Ga­li­cia, don­de la con­se­llei­ra Et­hel Váz­quez de­fen­dió en el es­tra­do los be­ne­fi­cios del plan de trans­por­te di­se­ña­do. La ti­tu­lar de In­fraes­tru­tu­ras in­sis­tió con los ar­gu­men­tos que di­vul­ga pú­bli­ca­men­te en las úl­ti­mas se­ma­nas, y la opo­si­ción cen­tró sus dis­cur­sos en la in­ca­pa­ci­dad ne­go­cia­do­ra del Go­bierno, al que acu­só de em­pu­jar al lí­mi­te del ca­len­da­rio un con­flic­to que vie­ne de muy atrás. Sin em­bar­go, la in­ter­ven­ción que más re­mo­vió a los dipu­tados en sus es­ca­ños fue la del po­pu­lar Mar­tín Fer­nán­dez Pra­do, que acu­só a to­da la opo­si­ción «de es­quer­das» de ar­mar to­do su «guion» acu­sa­dor te­nien­do co­mo re­fe­ren­cia las de­man­das de las gran­des com­pa­ñías del sec­tor, aban­do­nan­do a los tra­ba­ja­do­res. «Pó­ñan­se do la­do dos ga­le­gos», les re­co­men­dó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.