Un avión mi­li­tar que vue­la ba­jo alar­ma a los nu­dis­tas de las pla­yas de Can­gas

Un ae­ro­plano an­ti­in­cen­dios del Ejér­ci­to pa­só muy cer­ca de los ba­ñis­tas de Ba­rra y Vi­ñó pa­ra lle­nar sus cis­ter­nas

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - C. PON­CE, J. LAMAS CAN­GAS / LA VOZ

El pi­lo­to bus­ca­ba pun­tos de re­co­gi­da de agua por si hay que ac­tuar en al­gún in­cen­dio en ve­rano

Los usua­rios de las pla­yas nu­dis­tas de Ba­rra y Vi­ñó, en Can­gas, se en­con­tra­ron ayer por la ma­ña­na con una sor­pre­sa no muy agra­da­ble que cau­só alar­ma en­tre al­gu­nos de ellos. Un avión Ca­na­dair an­ti­in­cen­dios de las Fuer­zas Ar­ma­das es­pa­ño­las se en­con­tra­ba ha­cien­do ma­nio­bras en los are­na­les can­gue­ses y, de re­pen­te, ba­jó a to­da ve­lo­ci­dad a re­co­ger agua mien­tras los ba­ñis­tas mi­ra­ban es­tu­pe­fac­tos. Va­rios de ellos ase­gu­ran que pa­só muy cer­ca de sus ca­be­zas.

La pre­sen­cia de un avión des­ti­na­do es­pe­cí­fi­ca­men­te a la lu­cha con­tra el fuego hi­zo sal­tar las alar­mas. Pe­ro no se re­gis­tró nin­gún fuego en Can­gas. Los bom­be­ros de O Mo­rra­zo ni si­quie­ra ha­bían si­do in­for­ma­dos de que el Ca­na­dair es­tu­vie­se so­bre­vo­lan­do su zo­na.

El pi­lo­to pro­ce­día del ae­ró­dro­mo mi­li­tar del Ejér­ci­to del Ai­re si­tua­do en San­tia­go de Com­pos­te­la. Se en­con­tra­ba ha­cien­do prue­bas y bus­can­do pun­tos de re­co­gi­da de agua efi­ca­ces por si en al­gún mo­men­to de es­te ve­rano hu­bie­se que ac­tuar en la zo­na de O Mo­rra­zo.

El Ca­na­dair ve­nía de lle­nar sus cis­ter­nas en el mar cuan­do se di- ri­gió ha­cia la pla­ya de Vi­ñó, cau­san­do asom­bro en­tre los ba­ñis­tas. Más preo­cu­pan­te fue la ca­ra de las per­so­nas que es­ta­ban en Ba­rra, por­que el avión ba­jó to­da­vía más. Fi­nal­men­te, sa­lió por el no­roes­te ha­cien­do una ma­nio­bra de ele­va­ción. No fue­ron po­cos los ba­ñis­tas que mos­tra­ron su ma­les­tar por la ma­nio­bra.

Un por­ta­voz del Ejér­ci­to ase­gu­ra que el avión an­ti­in­cen­dios se en­con­tra­ba ha­cien­do ta­reas ru­ti­na­rias y re­cuer­da que «se jue­gan la vi­da en ca­da in­cen­dio y ma­nio­bra».

El mis­mo avión se en­con­tra­ba ha­cien­do prue­bas unos mi­nu­tos an­tes en la pla­ya de La­dei­ra de Baio­na y ha­ce unos días en Al­dán con el mis­mo mo­ti­vo. El Ejér­ci­to no quie­re que un in­cen­dio en la zo­na le co­ja por sor­pre­sa.

O Bai­xo Mi­ño

No es la pri­me­ra vez que un ae­ro­plano cau­sa con­fu­sión en las pla­yas del área de Vi­go. Los ser­vi­cios de emer­gen­cia de O Al­to y O Bai­xo Mi­ño re­ci­bie­ron en un ca­lu­ro­so día de agos­to del año pa­sa­do nu­me­ro­sas lla­ma­das de aler­ta de ve­ci­nos que avi­sa­ban, alar­ma­dos, de que un avión ru­so de pa­sa­je­ros se ha­bía es­tre­lla­do en el río en la zo­na de To­mi­ño y O Ro­sal.

Va­rias am­bu­lan­cias y va­rias do­ta­cio­nes de ser­vi­cios de emer­gen­cia, in­clu­yen­do a la Guar­dia Na­cio­nal Re­pu­bli­ca­na y a la Guar­dia Ci­vil, fue­ron mo­vi­li­za­das. Y lle­gó a ser cor­ta­do un ca­rril del puen­te in­ter­na­cio­nal que une Ga­li­cia y Por­tu­gal.

El mo­nu­men­tal des­plie­gue fue cau­sa­do por una fal­sa alar­ma. Nin­gún avión se ha­bía es­tre­lla­do. De he­cho, lo que ha­bía con­fun­di­do a la gen­te era un hi­dro­avión ru­so (de apa­rien­cia bas­tan­te di­fe­ren­te a los ha­bi­tua­les en Ga­li­cia y Por­tu­gal) que car­ga­ba agua en el río que separa y une a ga­lle­gos y por­tu­gue­ses.

¿Y qué ha­cía una ae­ro­na­ve de esa na­cio­na­li­dad en es­tas la­ti­tu­des? Pues co­la­bo­rar en la lu­cha con­tra los in­cen­dios. Lis­boa pi­dió ayu­da in­ter­na­cio­nal pa­ra com­ba­tir el fuego.

Ayer el avión vis­to por los usua­rios fue muy real. Pe­ro la alar­ma sus­ci­ta­da re­cor­dó a lo su­ce­di­do el año pa­sa­do en To­mi­ño y O Ro­sal.

JOR­GE LAMAS

El avión fue vis­to po­co an­tes del me­dio­día de ayer en los are­na­les de Ba­rra y Vi­ñó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.