Die­ci­nue­ve ca­rre­ras subie­ron sus no­tas de cor­te más de 2 pun­tos en cin­co años

Los do­bles gra­dos dis­pa­ran la de­man­da en las ca­rre­ras sen­ci­llas que las con­for­man

La Voz de Galicia (Lugo) - - GALICIA - SA­RA CA­RREI­RA

De las 164 ti­tu­la­cio­nes que ofre­ce el sis­te­ma uni­ver­si­ta­rio ga­lle­go, un 40% tie­nen hoy una no­ta de cor­te más al­ta que la del 2012 y un 25% se man­tie­nen en las mis­mas ci­fras. Hay que te­ner en cuen­ta que mu­chos de los gra­dos que exis­ten en la ac­tua­li­dad son de re­cien­te crea­ción y otros han des­apa­re­ci­do en es­tos cin­co años. Pe­ro, en ge­ne­ral, se pue­de de­cir que la ten­den­cia es al­cis­ta, ya que so­lo en 25 ca­rre­ras se pi­de hoy me­nos no­ta que ha­ce un lus­tro. En es­te pa­no­ra­ma, des­ta­can 19 ti­tu­la­cio­nes en las que la subida ha si­do sus­tan­cial, de al me­nos dos pun­tos; y hay dos que han vi­vi­do el pro­ce­so con­tra­rio, la re­ba­ja de al me­nos dos pun­tos en su no­ta de ac­ce­so.

Un re­pa­so a las ti­tu­la­cio­nes que más han subido las re­la­cio­na con las ca­rre­ras con más de­man­da: los do­bles gra­dos, los gra­dos sen­ci­llos vin­cu­la­dos a es­tos, las de cien­cias de la sa­lud y al­gu­nas in­ge­nie­rías, co­mo la in­for­má­ti­ca. La re­duc­ción de pla­zas no sir­ve co­mo ex­pli­ca­ción úni­ca, por­que ca­si to­da la ofer­ta se ha ido ajus­ta­do al me­nor vo­lu­men de es­tu­dian­tes, re­ba­ján­do­la pa­ra ade­cuar­la a la de­man­da. Por tan­to, aun­que en Ma­te­má­ti­cas se pa­só de 120 pla­zas a 100, eso por sí so­lo no ex­pli­ca que la no­ta de cor­te fue­se un 5 y aho­ra sea ca­si un 11; de he­cho, en el 2012 ni si­quie­ra se ocu­pa­ron to­dos los pu­pi­tres de pri­me­ro de ca­rre­ra.

La que más ha subido ha si­do Fí­si­ca, que pa­só de 5,064 a 11,261 (no co­mo se pu­bli­có ayer, 10,450, que co­rres­pon­día al cor­te del cur­so pa­sa­do), se­gui­da de Ma­te­má­ti­cas. La crea­ción del do­ble gra­do Ma­te­má­ti­cas-Fí­si­ca, de am­plia re­per­cu­sión en to­da Es­pa­ña (10 pla­zas y 13,466 de no­ta de cor­te), ha im­pul­sa­do ade­más a las dos ti­tu­la­cio­nes. Fí­si­ca coor­di­na otro do­ble gra­do, el de Fí­si­ca y Quí­mi­ca, que ha te­ni­do un 12,390 de no­ta de cor­te. Quí­mi­ca ha si­do, jun­to a Bio­lo­xía, otra ca­rre­ra be­ne­fi­cia­da por el do­ble gra­do. Des­de que ha­ce tres años la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña lo im­plan­tó (hoy con 11,950 de cor­te), las dos ti­tu­la­cio­nes sen­ci­llas han vis­to cre­cer su de­man­da de ma­ne­ra lla­ma­ti­va. En es­tos ca­sos, co­mo en to­dos los de do­bles gra­dos, las pla­zas de las ti­tu­la­cio­nes ge­ne­ra­les se re­du­cen li­ge­ra­men­te pa­ra in­cluir a es­tos alum­nos. De­bi­do a su in­ne­ga­ble éxi­to, las uni­ver­si­da­des es­tán avan­zan­do en ese te­rreno, ha­cien­do com­bi­na­cio­nes que atien­dan las ex­pec­ta­ti­vas de los alum­nos.

Pe­ro lo nor­mal es que las ti­tu­la­cio­nes suban li­ge­ra­men­te sus no­tas de ac­ce­so, aun­que sin lle­gar a es­tos ex­tre­mos. El ob­je­ti­vo de ca­da de­ca­na­to es que no ha­ya pla­zas de más ni de me­nos, que se ajus­ten ofer­ta y de­man­da, y eso se con­si­gue ade­cuan­do los pues­tos dis­po­ni­bles. Por eso, la gran ma­yo­ría de las ti­tu­la­cio­nes os­ci­lan en no­tas si­mi­la­res o de un pun­to o pun­to y me­dio más.

Bajar, al­go ra­ro

Mu­cho más ex­tra­ño es que ba­jen las ca­li­fi­ca­cio­nes mí­ni­mas del ac­ce­so. So­lo ha ocu­rri­do en un 15 % de las oca­sio­nes, en 25 ti­tu­la­cio­nes, vin­cu­la­das a la cons­truc­ción (in­ge­nie­rías ci­vi­les o Ar­qui­tec­tu­ra, por ejem­plo) o al­gu­nas ais­la­das del gru­po de hu­ma­ni­da­des o de cien­cias so­cia­les.

De cual­quier mo­do, la no­ta de cor­te de una ti­tu­la­ción no es más que un in­di­ca­dor, una pis­ta, por­que se tra­ta de la no­ta que tie­ne el úl­ti­mo alumno que se ma­tri­cu­ló el año an­te­rior, pe­ro su­fren li­ge­ras fluc­tua­cio­nes con los años, al mar­gen de ca­sos co­mo Me­di­ci­na, don­de pa­re­ce que no es po­si­ble una ba­ja­da. Las tres uni­ver­si­da­des ga­lle­gas tie­nen pro­gra­mas es­pe­cí­fi­cos pa­ra dar a co­no­cer a los alum­nos de se­cun­da­ria su ofer­ta for­ma­ti­va. Son el pro­gra­ma A Pon­te de la USC, y los pro­yec­tos es­pe­cí­fi­cos de la UDC a tra­vés del ser­vi­cio SAPE (Vi­si­ta o Teu Cam­pus, O Teu Fu­tu­ro en Boas Mans, en­tre otros) o de UVi­go con Sio­pe. Es una apues­ta ca­da vez ma­yor por­que hay una cla­rí­si­ma re­la­ción en­tre la vi­si­ta a ins­ti­tu­tos y la ma­tri­cu­la­ción. Hay tres op­cio­nes, y cual­quier cen­tro ga­lle­go pue­de par­ti­ci­par:

Char­la so­bre la se­lec­ti­vi­dad

Se ex­pli­ca có­mo se desa­rro­lla la ABAU, qué pue­den es­pe­rar y cuál es el pro­ce­so de ma­tri­cu­la­ción.

Ex­per­to en el ins­ti­tu­to

Un pro­fe­sor acu­de al cen­tro de en­se­ñan­zas me­dias y les ex­pli­ca a los alum­nos qué se van a en­con­trar en su ca­rre­ra: qué asig­na­tu­ras, el ti­po de prác­ti­cas, qué van a apren­der y qué sa­li­das la­bo­ra­les pue­den vis­lum­brar.

Vi­si­ta al cam­pus

Los pro­gra­mas puen­te con las en­se­ñan­zas me­dias, vi­ta­les pa­ra in­for­mar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.