Puig­de­mont re­or­ga­ni­za­rá su Go­bierno an­te la fractura que ge­ne­ra el 1-O

Oriol Jun­que­ras, res­pon­sa­ble del ope­ra­ti­vo, di­ce que no quie­re «ser sant pro­cés»

La Voz de Galicia (Lugo) - - ESPAÑA - CRISTIAN REINO

El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat anun­ció ayer cam­bios en su Go­bierno pa­ra in­ten­tar ga­nar cohe­sión in­ter­na y for­mar un equi­po más com­pro­me­ti­do con el re­fe­ren­do del 1-O an­te la gra­ve cri­sis in­ter­na que es­tá vi­vien­do su Eje­cu­ti­vo. Car­les Puig­de­mont pre­vé aco­me­ter an­tes de agos­to una re­or­ga­ni­za­ción de fun­cio­nes en­tre sus con­se­je­ros y, en con­cre­to, po­dría con­cen­trar en un so­lo miem­bro del Go­bierno las com­pe­ten­cias re­la­ti­vas a la con­sul­ta. Es­ta ta­rea po­dría re­caer en Oriol Jun­que­ras, que ya tie­ne asig­na­da es­ta la­bor des­de sep­tiem­bre, pe­ro que re­cla­ma que las res­pon­sa­bi­li­da­des sean co­le­gia­das en­tre los miem­bros del Ga­bi­ne­te. Él, des­de lue­go, ya avi­só de que no tie­ne vo­ca­ción de már­tir ni de «ser sant pro­cés».

El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat ejer­ció por pri­me­ra vez su fa­cul­tad pa­ra nom­brar y des­ti­tuir con­se­je­ros des­pués de que el ti­tu­lar de Em­pre­sa, Jor­di Bai­get, mos­tra­ra sus du­das so­bre la via­bi­li­dad de la con­sul­ta y ex­pre­sa­ra en pú­bli­co su te­mor a per­der su pa­tri­mo­nio por cul­pa del pro­ce­so so­be­ra­nis­ta en ca­so de te­ner res­pon­sa­bi­li­da­des pe­na­les. Bai­get, ve­te­rano di­ri­gen­te del PDECat pró­xi­mo a Ar­tur Mas, no iba por li­bre. Ex­pre­só en voz al­ta lo que unos cuan­tos con­se­je­ros y di­ri­gen­tes re­co­no­cen en pri­va­do en el sen­ti­do de que el pro­ce­so pue­de aca­bar en un ca­lle­jón sin sa­li­da. Te­sis a la que se su­mó la pre­si­den­ta de la Dipu­tación de Bar­ce­lo­na y pre­si­den­ta del con­se­jo na­cio­nal del PDECat, Mer­cè Co- ne­sa. Puig­de­mont cor­tó la ca­be­za a Bai­get por­que el pro­ce­so, ya de por sí com­pli­ca­do, no pue­de, a su jui­cio, per­mi­tir­se dis­cre­pan­cias. Por ello, el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat avi­só ayer a sus con­se­je­ros que has­ta el 1-O pue­de ha­ber más des­ti­tu­cio­nes. «Ejer­ce­ré mi res­pon­sa­bi­li­dad con to­das las con­se­cuen­cias», ad­vir­tió ayer.

Di­vi­sión

Ade­más de las du­das ex­pre­sa­das por Bai­get, Puig­de­mont tie­ne un Go­bierno di­vi­di­do. No so­lo por­que ha­ya un sec­tor que ni pin­cha ni cor­ta en lo que al pro­ce­so se re­fie­re, sino por­que el pre­si­den­te ca­ta­lán ha crea­do un Go­bierno pa­ra­le­lo pa­ra to­do lo que tie­ne que ver con el 1-O. Lue­go es­tán las lu­chas en­tre el PDECat y ERC. Unos y otros se mi­ran de reojo y con re­ce­lo. De mo­men­to, na­die en el Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán ha fir­ma­do do­cu­men­to al­guno que le pue­da per­ju­di­car ju­di­cial­men­te. El re­fe­ren­do es­tá anun­cia­do, pe­ro no con­vo­ca­do, igual que la ley de la con­sul­ta, pre­sen­ta­da en un tea­tro y no en se­de par­la­men­ta­ria.

En el fon­do de la pug­na es­tá la ba­ta­lla elec­to­ral. El pro­ce­so so­be­ra­nis­ta po­dría ha­ber sal­ta­do ya por los ai­res si no fue­ra por­que na­die quie­re car­gar con el sam­be­ni­to de trai­dor. En­tre unos y otros se cru­zan acu­sa­cio­nes de fal­ta de com­pro­mi­so con la rup­tu­ra, pe­ro quien es­tá lle­ván­do­se el ga­to al agua, al me­nos eso di­cen las en­cues­tas, es Jun­que­ras. Puig­de­mont le ofre­ció to­do el po­der so­bre el re­fe­ren­do, pe­ro el lí­der de Es­que­rra lo re­cha­zó, pues a cam­bio pe­día la sa­li­da de dos con­se­je­ras y el del se­cre­ta­rio del Go­bierno, cer­cano a Bai­get.

Puig­de­mont de­vol­vió ayer la pa­ta­ta ca­lien­te al re­pu­bli­cano, al afir­mar que tie­ne el en­car­go de ha­cer el re­fe­ren­do des­de sep­tiem­bre. Pú­bli­ca­men­te lo es­ta­ba se­ña­lan­do co­mo res­pon­sa­ble y ade­más le es­ta­ba car­gan­do la mo­chi­la de no es­tar ha­cien­do to­dos los de­be­res, ya que la con­sul­ta ca­re­ce aún de cen­so, ur­nas, pa­pe­le­tas, lo­ca­les, in­ter­ven­to­res, jun­ta elec­to­ral y fun­cio­na­rios. La reac­ción fue rá­pi­da. Jun­que­ras y Raül Ro­me­va pe­di­rán al Go­bierno ca­ta­lán el pró­xi­mo mar­tes que asu­ma la com­pra de ur­nas pa­ra el re­fe­ren­do. Co­mo las com­pe­ten­cias de com­prar ur­nas co­rres­pon­den a la Con­se­je­ría de Go­ber­na­ción, di­ri­gi­da por Me­rit­xell Bo­rràs, tie­nen que re­cla­mar en la reunión que se les ce­da la com­pe­ten­cia a ellos, a tra­vés de un acuer­do de Go­bierno.

QUI­QUE GAR­CÍA EFE

Puig­de­mont com­pa­re­ció en la Cá­ma­ra ca­ta­la­na pa­ra ex­pli­car el ce­se de Jor­di Bai­get.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.