Le­ti­zia im­pre­sio­na con su ele­gan­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - | | | 20 España - M. L.

La rei­na Le­ti­zia ha im­pre­sio­na­do gra­ta­men­te du­ran­te su vi­si­ta al Reino Uni­do. La pren­sa bri­tá­ni­ca coin­ci­de en que ha apor­ta­do gla­mur y re­sal­ta el es­ti­lo y la so­fis­ti­ca­ción de la es­po­sa del rey Fe­li­pe VI. Y aun­que, al me­nos de mo­men­to, el es­pe­ra­do gran due­lo es­ti­lís­ti­co en­tre ella y la es­po­sa del prín­ci­pe Gui­ller­mo, Catalina, no se ha pro­du­ci­do pú­bli­ca­men­te, sí lo hu­bo en­tre lám­pa­ras y mo­que­tas de Buc­king­ham, don­de am­bas com­par­tie­ron la ce­na de ga­la. La du­que­sa de Cam­brid­ge (en la ima­gen su­pe­rior, de­trás de Le­ti­zia) lle­vó un ves­ti­do ro­sa con man­gas de vo­lan­tes y pro­nun­cia­do es­co­te de

la es­ta­dou­ni­den­se Mar­che­sa, y una tia­ra de 1914 que le re­ga­ló Isa­bel II por su bo­da, y un co­llar que le pres­tó de dia­man­tes y ru­bíes, cu­yo tono chi­rria­ba con el tra­je.

Sin em­bar­go, Le­ti­zia, se­gún al­gu­nos me­dios, im­pe­ca­ble, su­peró a Catalina en pei­na­do y ma­qui­lla­je. La rei­na lle­vó un fa­vo­re­ce­dor ves­ti­do ro­jo de tul y se­da bor­da­do en pe­dre­ría con es­co­te pa­la­bra de ho­nor y bre­ves man­gas de Fe­li­pe Va­re­la, la tia­ra Flor de Lis — la pie­za más im­por­tan­te del jo­ye­ro de los Bor­bo­nes y que es­tre­nó en un sim­bó­li­co ges­to en la vi­si­ta a Ma­drid del pre­si­den­te de Ar­gen­ti­na, Mau­ri­cio Ma­cri—, pen­dien­tes de bri­llan­tes y una de las dos pul­se­ras ge­me­las de Car­tier. Ano­che se pu­so las dos. Por la ma­ña­na, ha­bía es­co­gi­do otro con­jun­to de Fe­li­pe Va­re­la en to­nos ama­ri­llos, pro­ba­ble­men­te un gui­ño a los co­lo­res de la ban­de­ra es­pa­ño­la. Ayer, por el día, Le­ti­zia op­tó por re­pe­tir un con­jun­to de fal­da y ca­mi­sa de Ca­ro­li­na Herrera (3.000 eu­ros) que es­tre­nó ha­ce dos años en una au­dien­cia en la Zar­zue­la al pre­si­den­te de Ita­lia, y que re­pi­tió en sus vi­si­tas a Pa­rís, Hon­du­ras y Es­ta­dos Uni­dos.

El de­ta­lle que se­gu­ro gus­tó a Isa­bel II fue­ron sus uñas, de ma­nos y pies, en to­nos na­tu­ra­les. No arries­gó con el ro­jo. Qui­zás re­cor­dó lo que de­cían las abue­las: «Con esas uñas ro­jas, nun­ca lle­ga­rás a rei­na».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.